Exploradores veteranos de Don Bosco conmemoraron al santo patrono de la Patagonia

Manteniendo un trabajo social y solidario permanente, un grupo de Exploradores veteranos se reunieron ayer para conmemorar el 105 aniversario de la creación de los Exploradores Argentinos de Don Bosco y el natalicio del patrono de la Patagonia, Santo de la juventud y de los obreros, ocurrido un 16 de agosto de 1815.

Si bien la creación de los Exploradores Argentinos fue el viernes pasado, 14 de agosto, debido a las inclemencias del tiempo se decidió unificar la conmemoración, logrando colocar una placa recordatoria en el boulevard ubicado en Portugal e Hipólito Yrigoyen, espacio en el que el Municipio, en el año 1983, erigió los monumentos de Ceferino Namuncurá, Domingo Savio y precisamente, de Juan Bosco.

La actividad se enmarca dentro del esfuerzo de los Exploradores por reconocer y poner en valor la vida y obra de quien también se convirtió en patrono de la Universidad Nacional de la Patagonia o de la Policía del Chubut, y de quien pocos conocen su extensa obra salesiana y evangelizadora.

A los dos batallones existentes en Comodoro Rivadavia, el 29 -próximo a cumplir 70 años en la ciudad-, y el Batallón 71, se ha sumado el de Veteranos que, con una plena trayectoria de trabajo, se esfuerza por sostener una presencia social, tanto en la comunidad comodorense como en localidades del interior provincial, donde llegan con ayuda solidaria para determinadas fechas.

Si bien la posibilidad de nuevas tareas se ve reducida por el período de cuarentena que se transita dentro de la pandemia de Covid-19, la tarea no se ha detenido y han hecho presencia activa en Ricardo Rojas, donde inauguraron una salita de computación en la biblioteca del poblado, se ha trabajado por un asentamiento temporal para los hermanos Vargas, sobrevivientes de un trágico incendio en la ciudad que servirá hasta tanto se construya su vivienda permanente.

Cabe destacar que a pesar de la fría jornada de domingo, la presencia de los Exploradores Veteranos contó con el acompañamiento del viceintendente de la ciudad, Othar Macharasvilli, destacándose que aún con tiempos o espacios acotados por la situación de coronavirus, se trabaja también en la construcción de briquetas -ladrillos eco reciclados- para paliar situaciones de frío, las que se elaborarán en el taller del colegio Deán Funes.

Para esta tarea, Hernán Barrientos solicitó a la comunidad en general la colaboración con papel, cartón o aserrín, elementos que sirven para la construcción de las briquetas, las que luego se llevarán a lugares que no cuenten con gas natural y para ello pueden comunicarse al cel. 297-4117575.

Comentar
- Publicidad -