Sebastián Aguirre prepara su regreso al ring

Para Achaval, Aguirre puede ser campeón mundial.

El Gym Fight Club, con Darío Achaval, está enfocado en tres peleadores de alto rendimiento: Gian Golovko y Adrián “El Diablillo” Cabrera en kick boxing, y el boxeador profesional Sebastián Ezequiel Aguirre. Bajo protocolo Covid-19 siguen entrenando porque la idea es que se encuentren preparados para volver a escena cuando la pandemia lo permita.
El regreso a la actividad de Sebastián Aguirre no fue bueno debido a que lo hizo con exceso de peso, pero de a poco se fue poniendo bien y, con mucha voluntad, ya está muy fuerte, sano y concentrado. “Cada vez entrena más, bajó alrededor de 15 kilos, está en una posición justa para poder entrenar con más intensidad y de aquí a dos meses tendrá unas condiciones óptimas para poder pelear. Hoy está en los 69/70 kg. Todavía está lejos de su categoría, pero también le falta la motivación de una pelea”, resalta Achaval.

“Hoy no tengo ninguna duda que Sebastián Aguirre puede ser campeón del mundo, miro mucho boxeo y conozco el potencial que tiene Aguirre. Donde lo puedan contener y hacerle una buena carrera, sumado a una cuota de suerte, puede ser campeón del mundo, tiene todas las condiciones.

Pega muy duro, tiene condiciones físicas increíbles y parece un Mike Tyson en miniatura, lo quiero mucho, soy un amigo y siempre le dije la verdad. No puede perder un día más de tiempo, si no, no llegará. En este deporte la suerte favorece a los valientes, lo que se mantienen bien y están ahí. Igual que los chicos de kick boxing y tienen que estar preparados”, expresa Achaval.

Apertura del gimnasio

El hecho de poder abrir los gimnasios vino a poner paños fríos a una situación que se estaba haciendo muy compleja, y aunque costará recuperarse, lo importante es que están nuevamente en actividad.

“La verdad que es muy importante poder volver a trabajar, a la rutina que teníamos antes que tanto necesitamos, más que nada como seres humanos, y estamos mejor con el gimnasio en actividad. Sacar un poco la cabeza debajo del agua, la verdad que esto es un alivio.

Creo que las cosas saldrán día a día, pero estar trabajando y estar viendo gente son pequeñas cosas a favor y es muy bueno para nosotros y para cualquier persona”, dice Achaval.

De 8.00 a 23.00 el Gym Fight Club trabaja de manera espaciada, con turnos acordados y bajo protocolo Covid-19. “Siempre respetando todas las medidas. Por el espacio del gimnasio podemos tener hasta 24 personas, incluido un profesor, pero estamos por suerte muy bien”, expresa el tercer dan de kick boxing.

Trabajando con un grupo de alto rendimiento

Ahora Darío Achaval está enfocado también en su grupo de alta competencia, entre ellos está Gian Golovko, “El Diablillo” Cabrera y ahora se sumó nuevamente el boxeador Sebastián Aguirre. “Los competidores de alto rendimiento están trabajando, en el caso de Gian Golovko, Adrian “El Diablillo” Cabrera y Sebastián Aguirre (17-3-0; 10KO) que se sumó nuevamente”.

“En el caso de Gian Golovko siempre tuvo una condición física notable, por ahí no es tan rico técnicamente pero tiene físico para kick boxing y es muy fuerte, tiene mucha potencia. Se ha cuidado y viene bien. Mientras que Adrián Cabrera está volviendo realmente, entrenó muchísimo para la pelea de marzo que no se pudo hacer. Él es un peleador profesional, cada vez que pelea puede hacerse de unos pesos para poder mantener su casa. No poder pelear lo dejó muy triste, lo golpeó mucho, psicológicamente está volviendo y lo estamos conteniendo, no es fácil cuando un peleador tiene un objetivo y se esfumó todo. Ahora está bien y enchufado, hemos logrado un lindo grupo que se apoyan y se alientan. Tienen sueños y uno lo debe escuchar, estoy en ese rol pero a la hora de entrenar soy duro”, asegura Darío Achaval.

“Cuando pase la pandemia voy por mi licencia de técnico de boxeo”

El entrenador de kick boxing está muy cerca de lograr la licencia como técnico de boxeo de la FAB. “La verdad que estaba muy cerca, me faltaba un viaje más en esa capacitación.

Ahora se frenó todo, pero ni bien se pueda intentaré obtener la licencia. Existen chicos que hacen kick y boxean muy prolijos. Me siento capacitado para estar ahí cara a cara con cualquier entrenador de boxeo, y no me siento en inferioridad de condiciones para dar clases de boxeo y prepararlos.

Estoy muy seguro en lo que se, en la parte física del entrenamiento. Hoy tenemos un Círculo de Expertos en Deportes de Combate, me siento muy apoyado, creo que tengo las condiciones para preparar chicos en boxeo a nivel provincial y patagónico, luego se verá”.

“Mi agradecimiento al equipo que me rodea, Leo Moreno, Juan Ramírez, Chintia Guichapani, Silvana Etcheverry, a todos los colegas, amigos, Luciano Gómez, Del Sur Construcciones, a Jorge Enríquez, Nelson Ríos, que nos apoyaron mucho, y los amigos de Deportes de Contacto en Facebook”, expresó por último.

Comentar
- Publicidad -