Continuaron ayer los reclamos salariales de trabajadores estatales y de la pesca

Mantuvieron ayer otra reunión con la Cámara Pesquera pero no lograron ningún acuerdo y continúan con retención de servicios en cuatro plantas de procesamiento de Comodoro.

El Sindicato de la Alimentación (STIA) continúa de paro y retención de servicios y ayer realizaron una marcha por las calles céntricas con bombos y banderas. Reclaman que cinco empresas de Comodoro firmen el mismo aumento salarial que el resto de las pesqueras de la provincia.

Se trata de un aumento salarial que fue acordado en paritarias en las empresas pesqueras de Rawson, Trelew y Puerto Madryn y al que adhirió solo una empresa de Comodoro, Badals Talens, la cual trabaja con normalidad.

Continuaron ayer los reclamos salariales de trabajadores estatales y de la pescaSin embargo las otras empresas locales Pesquera del Sud, Mar del Chubut, Ecoprom, Taex y Pesquera Puerto Comodoro, se negaron a firmar el acuerdo paritario y propusieron una oferta menor.

Este conflicto ha paralizado a la mayoría de las plantas de procesamiento de la ciudad, ya que desde el viernes el sindicato mantiene medidas de fuerza con paro, retención de servicio y concentración en el ingreso al puerto y en los accesos a las empresas.

Reunión con la Cámara

Tras la marcha se reunieron en la secretaría de Trabajo con representantes de la Cámara Pesquera del Golfo San Jorge, aunque tampoco lograron llegar a un acuerdo.

El gremio pide 10.000 pesos por quincena retroactivos a junio que es lo que acordaron el resto, en tanto la cámara pesquera ofreció 5.000 pesos no remunerativos por quincena a partir de agosto y hasta que termine la temporada de langostino en aguas nacionales.

Continuaron ayer los reclamos salariales de trabajadores estatales y de la pescaAl respecto el secretario del STIA, Oscar Lapalma señaló que “siguen en la misma postura, dar la suma de 10.000 pesos no remunerativo mientras dure la temporada de langostino. Siguen con la misma postura: no firmar lo mismo que el resto de las empresas del sector. Se lo trasladamos a los compañeros, rechazamos la postura y seguiremos con la retención de servicio hasta que las empresas de Comodoro Rivadavia reconozcan el ajuste salarial”, mientras que definirán en asamblea las próximas medidas.

Te puede interesar
Pesca deportiva: Chubut avanza con un protocolo para las tareas de control

Problemas con otros trabajadores

Por otro lado, también repudiaron lo sucedido el lunes a la tarde durante una manifestación, en donde otros trabajadores se hicieron presentes para impedir el corte en el ingreso al puerto.

Según denunciaron se trataría de integrantes del Sindicato Unidos Portuarios (SUPA) que nuclea a los estibadores que esperaban ingresar al puerto para realizar sus tareas.

Esta situación se tornó violenta y se produjeron cruces y agresiones entre ambos sectores, por lo que tuvieron que intervenir Prefectura y Policía para evitar que las agresiones pasen a mayores.

La Cámara Pesquera señala que “la economía no recupera su ritmo habitual

Manifestaron que se incrementaron los gastos durante la pandemia y que de continuar así podría haber reducción de personal y quiebra de empresas.

En el marco del conflicto entre el STIA y la Cámara empresaria de pesca del golfo San Jorge por no lograr un acuerdo paritario, los empresarios afirmaron que están en crisis económica y cargaron contra el representante sindical.

La oferta salarial que hicieron fue rechazada por el sindicato por ser menor a lo acordado en las empresas pesqueras del resto de la provincia. En este sentido, señalaron que esta propuesta se basa en la situación económica actual, de la cual expresaron “la economía no recupera su ritmo habitual, con precios deprimidos y un contexto de costos insostenibles”.

Te puede interesar
Pesca deportiva: Chubut avanza con un protocolo para las tareas de control

Entre otras cosas, mencionan que la merluza que se pesca y procesa en la localidad no se está vendiendo en el mercado y no se llega a cubrir los costos, y señalaron también que “los protocolos existentes y la nueva modalidad de trabajo con prevención y distanciamiento social nos llevan a que nuestra producción sea diferente y con costo que son ajenos a la actividad”.

Por esto afirmaron que necesitan “entablar un programa para evitar el colapso de la actividad y el caos generalizado. Con este sistema solo estamos en camino de la reducción de personal y la quiebra de varias empresas”.

Contra el sindicalista

Por otra parte, reclamaron a la secretaria de Trabajo que el STIA no acató la conciliación obligatoria continuando con las medidas de fuerza y apuntaron contra el secretario adjunto del sindicato Oscar Lapalma.

En este sentido los empresarios de la pesca expresaron que: “esta entidad no va a negociar con representantes que solo están para salvaguardar intereses personales y no del conjunto de los trabajadores”. En una nota enviada al mismo sindicato, consideraron que el sindicalista: “no está a la altura de las circunstancias de la crisis sanitaria y económica que nos aqueja con el Covid-19. Estamos cansados de que todo acuerdo y/o trabajo en comisión para poder sostener el empleo sea derribado por un capricho personal o intereses que no tienen que ver con el trabajo en sí, realizando afirmaciones falsas con la finalidad de romper la paz social”, y agregaron que “su etapa para esta cámara está agotada”.

Comentar
- Publicidad -