Encontraron en un boliche a mujer condenada por robo y con arresto domiciliario por problemas de salud

Encontraron en un boliche a mujer condenada por robo y con arresto domiciliario por problemas de salud

Una mujer que se encuentra condenada por la Justicia pero cumple la misma con arresto domiciliario por problemas de salud, fue detectada en el interior de un boliche nocturno lejos de su domicilio, y por tal motivo, fue arrestada.

Lo curioso del caso es que estuvo detenida menos de una hora por la desobediencia judicial, ya que el juez penal de garantías Miguel Angel Caviglia, el mismo que había ordenado detenerla hasta una audiencia de detención, dispuso que la misma sea trasladada por la propia policía a su domicilio aduciendo “razones de salud”. Y así fue.

Jennifer, la condenada, en el boliche nocturno

Según informaron fuentes policiales de la Comisaría Segunda a eso de las 23:30 del sábado 8 de agosto efectivos que realizaban controles operacionales de locales nocturnos, llegaron a realizar su trabajo al local nocturno “Contramano” que se encuentra sobre la calle San Martín 1.935 del barrio Jorge Newbery.

Para sorpresa de los mismos, en el interior del boliche nocturno se encontraron con una mujer, a quien identificaron como Jennifer Leguizamón, la misma que se encuentra condenada por la Justicia pero beneficiada bajo arresto domiciliario que debe cumplir en su domicilio de la calle Los Pinos al 800 del barrio Ceferino Namuncurá.

Ante tales circunstancias se informó del acontecimiento al dr. Daniel Gómez de la oficina judicial y al dr. Miguel Caviglia, juez de turno, quienes dispusieron la inmediata detención de Leguizamón que a eso de las 23:45 ingresó en ese carácter a la dependencia policial situada en Rivadavia y Viamonte y que quede a la espera de la audiencia de control de detención con hora y fecha a consignar.

Que la lleven a su casa

Llamó poderosamente la atención a los sabuesos policiales una contraorden que llegaría apenas 40 minutos después -0.35 ya del domingo- del mismo juez Miguel Caviglia: dispuso que Jennifer Leguizamón fuera trasladada por un móvil policial hacia su domicilio en calle Los Pinos al 800 hasta hoy lunes 10 de agosto donde evaluará y resolverá la situación de la detenida.

Te puede interesar
Puratich: “Si seguimos exponiéndonos la situación va ser más grave de lo que es hoy”

“Está enferma para cumplir la condena impuesta por la Ley y tiene que estar en su casa, pero no está enferma para ir a un local nocturno, así de simple”, confidenciaba un alto oficial policial refiriéndose a la situación particular sucedida durante los últimos minutos del sábado y primeros minutos del domingo.

La mujer encontrada en un local nocturno tiene una condena de 6 años de prisión por dos robos agravados

Se trata de Jennifer Leguizamón, la mujer detenida en la madrugada de ayer en un local nocturno del barrio Jorge Newbery cuando debía estar cumpliendo la condena bajo arresto domiciliario en su domicilio de calles Los Pinos al 800 del barrio Ceferino Namuncurá.

Su detención fue más que efímera ya que estuvo menos de una hora en la Seccional Segunda por haberlo así dispuesto el juez penal de garantías Miguel Angel Caviglia.
En febrero de 2019 fue condenada a cumplir la pena de 6 años de prisión bajo juicio abreviado entre la fiscalía y su defensora.

La mujer debió confesar haber participado en dos hechos de robos agravados ocurridos entre el 11 de septiembre y 15 de octubre de 2018.

El primero de los hechos fue cometido por lo que se denominó en aquel entonces “La banda de la playa 99”. Según se desprende de la acusación fiscal, a eso de la 1:40 del 11 de septiembre de ese año 2018, la víctima fue citada mediante mensajes de texto por Jennifer Leguizamón a acudir a un domicilio situado en la zona de asentamientos ilegales del barrio Stella Maris, zona denominada “playa 99”.

Te puede interesar
Hoy se completa el pago de haberes del primer rango y el viernes se deposita al sector de salud

Una vez que la víctima llegó al lugar, aparecieron 3 encapuchados que le propinaron una feroz golpiza para despojarlo luego de todas sus pertenencias. Como pudo y en un descuido de los asaltantes, la víctima corrió hasta la estación de servicio situada en Yrigoyen y calle Juan B. Justo donde pidió ayuda. La policía lograría llegar para detener a dos de los cuatro integrantes de la banda.

Todos fueron condenados a penas mayores de 5 años de prisión, Celso Castro Flores, Luis Alberto Urra y Juan Carlos García, incluyendo a Leguizamón.

El segundo caso por el cual fue condenada, ocurrió a eso de las 19:30 horas del 15 de octubre del mismo año cuando Jennifer Leguizamón descendió de un automóvil Renault Megane que circulaba por la avenida Alsina, para extraer un arma blanca de grandes dimensiones y amenazar a una mujer que caminaba con su pequeño hijo por Alsina, entre Ameghino y Rawson y robarle el teléfono celular.

Una vez que se quedó con el celular, corrió nuevamente hasta el vehículo Renault Logan y se dieron a la fuga. En este caso el cómplice que conducía el vehículo nunca pudo ser identificado, pero sí Leguizamón a través de cámaras de seguridad.

Solo por estos dos hechos reconocidos por la condenada, recibió la pena de 6 años de cárcel hace poco más de un año. Ahora sigue cumpliendo la condena en su domicilio de Los Pinos al 800, pese a que fue descubierta en un local nocturno en clara violación a lo dispuesto por los jueces que la condenaron y al artículo 205 por la Ley de emergencia sanitaria por el Covid-19 que le tramitará la Justicia federal.

Comentar
- Publicidad -