Blackrock y otros 13 fondos de acreedores confirmaron su apoyo al canje

Blackrock y otros 13 fondos de acreedores confirmaron su apoyo al canje

El grupo AD Hoc, considerado el más duro dentro de la negociación de la deuda, ratificó su apoyo al entendimiento que “proporcionará un alivio en pagos de deuda de alrededor de 37.000 millones de dólares en los próximos nueve años”.

Blackrock y otros trece fondos de inversión anunciaron hoy formalmente que aceptaron la oferta argentina de canje de deuda y señalaron que el entendimiento “proporcionará un alivio en pagos de deuda de alrededor de US$ 37.000 millones en los próximos nueve años”.

En un comunicado emitido hoy, el grupo AD Hoc, considerado el más duro dentro de la negociación de la deuda que comandó el ministro de Economía, Martín Guzmán, ratificó su apoyo al entendimiento y precisó que al menos otros 13 fondos ya tomaron la decisión de avalar la propuesta.

Dijo que el acuerdo “proporcionará un alivio en pagos de deuda de alrededor de 37.000 millones de dólares en los próximos nueve años”, entre 2020 y 2028, y que la oferta final contendrá “modificaciones en el marco legal que reflejan ciertas mejoras, que son lo último en la documentación de bonos soberanos”.

Este último párrafo da por sentado que en la nueva propuesta podría haber cambios legales que de algún modo sentarían precedente en materia de reestructuraciones soberanas,

En el comunicado, estos fondos manifestaron su apoyo y confianza en la Argentina, aún antes de que el país formalizara los cambios ante la SEC, la comisión de valores de Estados Unidos.
Esta presentación será el próximo paso formal del Gobierno argentino para avanzar con el proceso de reestructuración de deuda.

El ministro Guzmán especuló ayer -en una conferencia de prensa- con que el acuerdo tendrá una gran aceptación, y que si no alcanza el 100%, contará con las mayorías necesarias en las distintas series de bonos que integran el canje, con lo que Argentina podrá utilizar las cláusulas de acción colectiva para cerrar la operación y evitar que futuros holdouts litiguen contra el país en los tribunales de Nueva York.

Respecto a las modificaciones de cuestiones legales, que podrían tener impacto en otros reestructuraciones, el secretario de Finanzas, Diego Bastourre, dijo que buscarán redefinir la redacción en cuestión y que esto estará a cargo de una suerte de comisión redactora integrada por funcionarios nacionales y por representantes de los acreedores.

La expectativa oficial es que, una vez redefinidas estas cuestiones, ese nuevo estándar legal obtenga el respaldo de la comunidad internacional.

“No esperen ninguna novedad antes del 6 de agosto”, señaló ayer Bastourre en la rueda de prensa en la que acompañó al ministro.

En el nuevo contexto de acuerdo con los acreedores, el “período de invitación” al canje continuará abierto hasta las 17 horas de Nueva York (18 en la Argentina) del próximo 24 de agosto, a través de las entidades Bank of America y HSBC.

Si todo marcha en los plazos previstos y no hay más prórrogas, la fecha de anuncios de los resultados será el 28 de agosto, mientras que la liquidación no cambió respecto a la propuesta enviada a la SEC el pasado 6 de julio, prevista para el 4 de septiembre próximo.

Guzmán explicó que, entre las implicancias, el acuerdo permite que los 7 dólares promedio de intereses sobre 100 dólares endeudados en el capital ahora se reduzcan a 3 dólares, gracias a una baja de la tasa de interés de 7 a 3,7 por ciento y una merma en el capital del 1,9 por ciento.

Hasta 2030, esto implica un alivio total de 37 mil millones de dólares en el pago de deuda dijo Guzmán, número que hoy fue avalado por los acreedores.

Desde la Consutora PxQ, que dirige el ex viceministro de Economía Emannuel Alvarez Agis, proyectaron que “la carga de vencimientos anuales de títulos públicos en moneda extranjera (ley local + ley extranjera) no superaría el 1% del PBI hasta 2024, lo cual genera un gran alivio para las necesidades financieras externas”.

Al sumar ambos canjes -ayer Diputados convirtió en ley el procesos de reestructuración de la deuda en dólares emitida bajo legislación nacional- el alivio total financiero será de entre 52.000 y 55.000 millones de dólares, con lo que alcanzaría el rango mínimo estimado el FMI para alcanzar la sustentabilidad, según cálculos del mercado.

Ahora, la situación de alerta pasa a ser la deuda que entre 2021 y 2024 deberá abonar al FMI, con el vencimiento de los US$ 44.000 millones.

“El acuerdo con los acreedores es un gran paso. El siguiente desafío es negociar la extensión del acuerdo con el Fondo bajo condiciones que permitan que la economía argentina se recupere”, consideraron desde PxQ.

Ayer, Kristalina Gerogieva felicitó al gobierno argentino por el logro. “Felicitaciones al presidente Alberto Fernández, al ministro Martín Guzmán y al principal grupo acreedor de la Argentina por llegar a un acuerdo con la deuda del país. Es un paso muy importante. Deseo que haya una resolución exitosa para el interés de todos”, dijo Georgieva en su cuenta de Twitter.

Anoche, el presidente Alberto Fernández agradeció al intervención de Georgieva en contribuir a la solución del tema de la deuda argentina.

Ahora ambos deberán negociar un nuevo programa, que luego será debatido por el FMI, a través del cual la Argentina prevé reducir los pagos con el organismo multilateral de los próximos dos años, y efectuar un programa de políticas económicas que lleven a la recuperación y el crecimiento.

Comentar
- Publicidad -