Relación entre DIU hormonal y cese natural de la menstruación

Relación entre DIU hormonal y cese natural de la menstruación

Hoy en día es muy común que las pacientes tengan colocado un DIU hormonal, fundamentalmente porque desde el año pasado ha sido integrado al PMO donde la cobertura por las obras sociales y prepagas debe ser al 100% por ley.

Este SIU (sistema intrauterino) difiere del DIU común porque no tiene superficie metálica de cobre y posee una cápsula minúscula que libera levonorgestrel, una hormona antiestrogénica que posee la capacidad de inhibir la menstruación en la mayoría de los casos, sin ninguna consecuencia para la salud.

Está especialmente indicado para aquellas pacientes que presentan hipermenorrea, o sea menstruaciones muy abundantes, sin ninguna patología que lo justifique.

Requiere una técnica especial para su colocación que todo ginecólogo ya está habituado y es un procedimiento indoloro, al igual que la colocación del DIU.

Puede retirarse cuando lo desee. En general dura más de 5 años, por lo que ha sido en este último tiempo el método de elección para mujeres mayores de 35 a 40 años con paridad cumplida. La ventaja que tiene sobre la ligadura tubaria es que es un método reversible. Luego de extraerse, la mujer vuelve a menstruar normalmente como antes de colocarlo. Por supuesto que si tenía hipermenorrea va a tener el mismo comportamiento.

Este SIU, no solo actúa como anticonceptivo sino que además es muy efectivo para el tratamiento de los síntomas premenstruales, endometriosis, prevención de pólipos e incluso prevención del cáncer de endometrio.

¿Pero cómo sabemos hasta qué edad dejarlo colocado?

Esta pregunta se la hacen todas las mujeres que llegan con el SIU intrauterino a los 50 años y no saben si ya están en menopausia o no. Es claro el interrogatorio porque aquella paciente que haya comenzado con sofocos, sequedad de la piel, caída del cabello, insomnio, etc., es muy probable que ya no lo necesite más.

Para ello hay una serie de análisis hormonales que determinan el estado de la mujer y nos permite a los ginecólogos tener una idea de si extraerlo o no.

En algunos casos su funcionamiento ha llegado incluso a más de 6 años, sin que la menstruación aparezca. En el caso en que se empiece a menstruar, marca el cese de la actividad que el dispositivo tiene, por tanto si todavía hay estrógenos circulantes es conveniente colocar uno nuevo.

Este dispositivo tiene un tamaño de aproximadamente 3 cm de longitud y queda completamente dentro de la cavidad uterina no pudiendo ser percibido en las relaciones sexuales, por tanto es conveniente su control anual bajo método ecográfico.

 

Dr. Jorge Araldi Tocoginecólogo MP 1463

 

Comentar
- Publicidad -