Cierra de manera definitiva “Los Años Dorados”

Cierra de manera definitiva “Los Años Dorados”

Al cierre de distintos comercios históricos en la ciudad, ahora se suma el local bailable “Los Años Dorados”, cuyo propietario tomó la decisión al sumarse cada vez más deudas sin poder retomar la actividad que permanecía sin posibilidad de apertura desde el inicio de la pandemia.

La cuarentena obligatoria en todo el país trajo aparejada una serie de inconvenientes económicos que terminaron afectando al sector comercial principalmente, así como el gastronómico y hotelero, entre otros, pero también a los boliches.

Ya son casi cinco meses sin poder retomar la actividad en el caso de estos últimos y mientras algunos decidieron colocar cartelería y campañas en redes pidiendo por la reapertura con medidas preventivas y bajo los protocolos que se dispongan, otros decidieron bajar la persiana definitivamente.

Tal es el caso del conocido local bailable ubicado en calle Viamonte 951, “Los Años Dorados” que hace más de 20 años se encontraba en funcionamiento pero la pandemia hizo que el propietario determinara el cierre definitivo.

En diálogo con Crónica, Alberto Sosa, dueño, explicó “no se aguantó mas esto, desde marzo estamos sin actividad y siguen corriendo gastos de luz, gas, impuestos municipales, nacionales, entonces decidí dar la baja. Hace unos quince días tomamos esta decisión y ahora entregué el local. Debo agradecerle mucho a él porque durante todos estos meses no me cobró alquiler” y añadió “ahora van a refaccionar todo y prepararlo porque lo alquila una iglesia”.

Hace unos 43 años Sosa se dedica al rubro espectáculos y hace 20 abrió el boliche destinado principalmente a personas mayores, “la actividad bailable está parada y no autorizan a retomar entonces no se aguanta más, por eso dijimos hasta acá llegamos. En el local trabajaban ocho personas y se le daba trabajo a la policía también ya que los fines de semana teníamos seis adicionales” detalló y agregó “este era un lugar tranquilo y muy bien catalogado por todos porque no había problemas ni incidentes, fueron veinte años sin quejas ni disturbios por eso nos llevamos la satisfacción de haber hecho las cosas bien”.

También el propietario del boliche dijo “antes de que siguieran corriendo los gastos y con toda la tristeza y el dolor tuvimos que cerrar, el nuestro era un boliche único en Comodoro, primero por la tranquilidad y después por el estilo de música que pasábamos que iba desde un paso doble, una ranchera, hasta chamamé y cumbia, temas latinos, íbamos cambiando el estilo por eso la gente venía. Tengo el honor de decir que las personas salían a bailar y dejaban la cerveza y vasos en las mesas y cuando volvían estaban en el, mismo lugar, por eso estoy muy agradecido con la gente. Eramos un clásico y ahora nos quedará un lindo recuerdo”.

Comentar
- Publicidad -