Brote patagónico y necesidad de “compromiso social” para evitar la proliferación del Covid-19

Brote patagónico y necesidad de “compromiso social” para evitar la proliferación del Covid-19

Con una situación “controlada” a pesar de los nuevos casos positivos que se han registrado en los últimos días, las autoridades enfatizan la necesidad de observar el total acatamiento a las prohibiciones del nuevo decreto respecto de las reuniones sociales y familiares, pese a la controversia desatada por lo que algunos consideran una supresión de derechos de la ciudadanía; aunque pareciera que si no se llega a este límite, el común de la gente no llega a entender la fácil propagación del Covid-19 y las graves consecuencias sociales y sanitarias que trae aparejado como consecuencia, argumentan las autoridades.

En las últimas horas además de los cuatro nuevos casos registrados en la ciudad hasta la noche del domingo -todos con nexo epidemiológico- y el caso de Río Mayo, se sumó un paciente de Sarmiento derivado a Comodoro Rivadavia, con graves problemas respiratorios, mientras que en Santa Cruz se contabilizan al menos cuatro positivos en Río Turbio y se esperan resultados de hisopados en otras localidades aunque la situación más grave se localiza en Río Gallegos con una veintena de nuevos resultados positivos, lo que ha colocado en crisis total al sistema sanitario de la capital santacruceña.

Todos estos nuevos registros positivos son observados como un “brote patagónico”, teniendo en cuenta otros casos confirmados en Río Negro y en Neuquén, lo que suma a las cifras oficiales nacionales que, al menos por su cantidad de confirmados y de fallecimientos por coronavirus, hacen deducir que Argentina se encontraría en el pico de contagio, lo que ha obligado a la gestión del presidente Alberto Fernández a sumar medidas preventivas para evitar una propagación del virus de manera descontrolada.

Crítica situación sanitaria en Río Gallegos

Cabe destacar que con los últimos registros en Río Gallegos, el hospital central de la capital santacruceña se encuentra en crisis sanitaria, quedando solo una cama en terapia intensiva -con respaldo de respirador mecánico- con posibilidad de uso, situación que extrema medidas de auxilio -en centros de salud alternativos- para contener eventuales nuevos casos de gravedad.

De esta manera se llega a las últimas disposiciones nacionales para evitar la posibilidad de contagios masivos, reiterándose los pedidos de responsabilidad social para evitar las reuniones sociales y familiares -que en este caso tendrán duras sanciones económicas y legales-, única manera de contener los contagios de coronavirus.

Comentar
- Publicidad -