En medio de rebrotes, el gobierno alemán propone tapabocas para reabrir las escuelas

Las clases se reanudarán en el país de forma escalonada.

La titular de Educación considera que obligar a llevar tapabocas es “razonable” ya que en muchas instituciones escolares no se podrá imponer la norma de la distancia física. Para hacerlo, deberían “limitarse” las clases presenciales, lo que el Gobierno prefiere evitar.

La ministra de Educación de Alemania, Anja Karliczek, propuso el uso obligatorio de tapabocas como una medida “razonable” para abrir las escuelas en los próximos días y semanas, con el inicio del año lectivo, mientras el país registró hoy 240 nuevos casos de coronavirus y siete fallecidos por los múltiples rebrotes de esta segunda ola.

En una entrevista con el diario dominical Die Welt, Karliczek explicó que las clases se reanudarán en el país de forma escalonada, como es habitual.

Los primeros en regresar a clase serán los alumnos de Mecklenburgo Antepomerania (noreste del país), mañana; les seguirán los de Hamburgo (norte), el jueves, mientras que los de Berlín y Bradeburgo (este), Renania del Norte-Westfalia (oeste) y Schleswig-Holstein (norte) lo harán el lunes siguiente, día 10.

El resto de los 16 estados federados reanudan las clases a lo largo de agosto, mientras que en Baviera y Baden Württemberg, en el sur, se reinician el 8 y el 16 de septiembre, respectivamente, según la agencia de noticias EFE.

El Gobierno alemán ha reconocido que el país vive una segunda ola de contagios, como muchos de sus vecinos, con rebrotes en varias partes del territorio.

En total, Alemania ya registra más de 211.000 casos y de 9.100 muertes.

Ayer, registró casi 1.000 casos nuevos en un día, una cifra que no se veía en el país desde mayo, y se confirma el ascenso de la última semana, en la que los números diarios se habían instalado entre los 800 y los 850, frente a la media de 350 de un mes antes.

Hoy las cifras diarias cayeron mucho, pero analistas piden no considerarlo un logro ya que los números suelen disminuir en los fin de semanas, cuando se procesan menos pruebas de coronavirus y cuando la gente va menos a los hospitales.

Pero estas cifras no evitaron que decenas de miles de personas salieran ayer a las calles en Berlín, convocados por organizaciones de extrema derecha, para repudiar las medidas restrictivas impuestas por la pandemia.

La Policía informó hoy que un total de 18 policías resultaron heridos ayer, luego que dieran la orden de disolver la protesta y chocaran con varios de los manifestantes.

Las autoridades dieron la orden de terminar la protesta porque los manifestantes no cumplían ni con el uso obligatorio de tapabocas ni con el distanciamiento social impuesto para concentraciones como estas en espacios públicos.

Comentar
- Publicidad -