Alejandro Morán, aquella zurda distinta

Alejandro Morán, aquella zurda distinta
Con los recuerdos que lo instalan de vez en cuando en Comodoro.

Julio Alejandro Morán fue uno de los jugadores protagonista de la campaña de Petroquímica en el Torneo del Interior de la temporada 1991. “Comodoro marcó mi vida en lo deportivo y también en lo personal. Es una ciudad a la que le tengo mucho afecto, especialmente a Km 8, allí viví un año sensacional. Me quedaron enseñanzas de vida y lo mejor de todo, muchos amigos”, dijo el nacido en Capital Federal.

“Conozco un zurdo que te puede dar una mano. Lo tuve en Vélez, pero quedó libre y ahora está en Nueva Chicago. Tiene 21 años, pero no está jugando mucho, lo ponen más en Reserva. Por ahí le hace bien ir a Comodoro y te da soluciones. Se llama Alejandro Morán”, le dijo Hugo Tocalli a Víctor Doria, en julio de 1990.

El técnico comodorense le pidió a su compadre, referencias de jugadores para reforzar a Petroquímica que ya se había clasificado para el Torneo del Interior que arrancaba en enero de 1991. La idea de Doria era sumar tres o cuatro refuerzos con mucha antelación para que cuando se inicie el certamen ya estén adaptados a los sistemas de juego, pero especialmente a la vida diferente en esta región del país.

El otro recomendado por Tocalli fue Pablo Balbuena, un volante central que también había sido compañero de Morán en Vélez. Los dos, junto a Roberto Cándido Cardozo, llegaron en agosto de 1990 a Comodoro Rivadavia.

“Con Petroquímica aprendí a ser jugador profesional”.

“Le comenté a mi familia y la verdad que fue un tema muy charlado. Era un pibe y siempre muy pegote a mi familia, por eso también costó un poco el despegue. Pero sentí que era el momento y la verdad, fue una de las decisiones más acertadas y hermosas de mi vida. No tenía mucha idea de lo que podía pasar en un lugar tan lejano de mi mundo enfrascado en Capital Federal. Pero siempre me felicito por haber dicho que sí a la vida”, señaló Morán, hoy dedicado a la actividad comercial.

“Fue un viaje muy largo, me acuerdo. Hacía mucho frío y cuando llegué, me preguntaba qué podía pasar con mi vida. Pasó lo mejor porque encontré un club hermoso con una gente que jamás olvido, ni voy a olvidar. A tal punto que sigo en contacto con casi todos los muchachos. El año pasado estuve por Comodoro en el festejo de los 50 años de Chicho Cardozo y la pasamos muy bien, porque fuimos parte de un grupo humano tremendo”, recuerda Morán.

Jugando en la Reserva de Vélez, Morán estaba muy acostumbrado a las canchas de pastito bien cortado, como el Almafitani, los estadios de Racing, Boca, Independiente, River, Racing. “El primer partido nos toca en cancha de tierra y termino con un corte en la nariz por una patada de un rival. Me tuvieron que llevar al Hospital para que me hagan puntos. Todavía tengo la cicatriz”.

Te puede interesar
Linares: "Lo que está pasando en Huracán, no es lo que necesita el club"

Zurdo, habilidoso y enganche. Pelota atada al botín izquierdo, cabeza levantada y muchas apiladas. Así jugaba Alejandro Morán. “Todo muy lindo, pero me agarra Víctor (por Doria) y me dice, ‘Ale, para jugar al futbol y especialmente acá en Comodoro, además de jugar lindo, vas a tener que poner un poco más, sino, no alcanza’. Hasta el día de hoy agradezco esas palabras de Víctor, porque me cambiaron la manera de jugar. Le agregué temperamento a mi modo de jugar y eso me sirvió para ser profesional por más de 14 años”.

“Pero también, para ponerle garra a mi manera de jugar tenía que contar con el respaldo de mis compañeros y allí estaban, para ayudarme a mejorar. Por eso digo que ese Petroquímica fue muy importante para mí”, reconoció Morán.

La exigente pretemporada fue un aditamento a esa campaña. “Lo que nos exigió “Taso” Nicolau no lo había vivido nunca. Ni en las inferiores de Vélez, ni en los planteles profesionales del mismo Vélez y Nueva Chicago. Era tremendo, los muchachos volaban, todos juntos, bien agrupados. Corriendo cerros, playa… A unos excelentes jugadores, se les agregó una preparación excelente. Inolvidable”.

El vínculo con aquellos compañeros es al nivel de haber evaluado como padrino de casamiento a Edgardo Pérez. “Con el Mono tengo una relación espectacular. Lo que defendía metiendo adentro de la cancha, lo trasladaba afuera de la cancha.

Conocí a Chicho en un café, cuando arreglamos con Víctor para ser refuerzos de Petro. Desde ese momento nació una amistad tremenda. Digo ellos dos, pero todos, el “Pato” Macías, Ángel Samienta, Delio Carrizo, “Gato” Montesino, el “Cata” Silvera, tendría que nombrar a todos, porque me trataron de una manera formidable”.

Además de lo futbolístico, Morán considera que el trato recibido lo marcó en su vida. “Para un pibe recién llegado, el cariño de la gente fue fundamental por la contención que significó para mí. Hablo también de los hinchas, de los allegados al club”.

“Yo tengo que decir que mi vida en el futbol profesional arrancó en Comodoro y con Petroquímica. Por el cuerpo técnico que me enseñó muchísimo y por los compañeros que me marcaron la vida. Mi anhelo es que el año que viene, cuando se cumplan 30 años, podamos juntarnos todos otra vez”, cerró Alejandro Morán.

Una imagen que no se destiñe

Diciembre de 1990, llegan las fiestas de fin de año y la idea era no perder días de pretemporada para un torneo que empezaba la primera semana de enero.

_ “Me sentía tan cómodo en Comodoro, que me dijeron de quedarme y me gustó. El tema era la familia, por ese vínculo tan pegote con mis padres y hermanos”.

Te puede interesar
Linares: "Lo que está pasando en Huracán, no es lo que necesita el club"

_ “Pasó que hablé con los dirigentes y le consiguen en alquiler una casita a mis padres para que vengan a pasar las fiestas de Navidad y Año Nuevo. Así fue, vinieron mis padres y hermanos. Dos mellizos de 15 años -nena y varon- y una hermana mayor. Se quedaron dos meses!! Jajaja. Siguieron toda la campaña del equipo.

_ “Mis padres se sintieron muy bien en la ciudad. Mi papá vendía publicidad para empresas. Agarró el maletín y empezó a vender mercadería de Buenos Aires en Comodoro. Hicieron muchos amigos, tanto, que es el día de hoy que mi papá va a visitar clientes a Comodoro. Todo eso es Comodoro para mí. Me nombran la ciudad y se me pone la piel de gallina”.

_ “Hay una imagen que no voy a olvidar jamás. El primer partido del Torneo del Interior, en cancha de Petroquímica frente a Estrella del Sur. Sale el equipo y toda la gente gritando, papelitos, bombos, una fiesta. Es ahí que veo a mi hermano, el mellizo, vestido todo de verde. Una camiseta de Petro, con la cara pintada de verde y blanco. Colgado del alambrado. Más atrás veo a mis padres, también gritando y felices. Como yo adentro de la cancha”.

El crucial partido con Olimpo

Esa tarde, en el Carminatti, Petroquímica ganó 3 a 2, pero significó una bisagra en la vida de Alejandro Morán. En el Diario La Nueva Provincia de Bahía Blanca, Crónica de nuestra ciudad y la revista Sólo Futbol, lo eligieron como la figura del partido.

_ “Hice un gol a la salida de un tiro libre. Un zurdazo fuerte que dio en el travesaño, bajó y se metió. La verdad, me fue muy bien en ese partido”.

_ “El equipo jugó muy bien. Todos jugamos muy bien. Pero no hicimos la cantidad de goles que merecimos y eso no nos permitió seguir en el Octogonal Final. Era para meter dos o tres goles más. Después, en la revancha, Olimpo nos ganó bien. Pero si le hacíamos los goles en Bahía, los dejábamos afuera.

_ “Termina mi vínculo con Petroquímica que era un préstamo sin opción. Vuelvo a Chicago y por ese partido del 3-2, me empieza a buscar la gente de Olimpo. La dirigencia de Chicago no me cede y quedo jugando dos años más en el club. Luego si, Olimpo insistió y terminé jugando 5 años en Bahía, con el Torneo del Interior y luego en la “B” Nacional”.

_ “Después de 7 años volví a jugar en Comodoro con la camiseta de Olimpo. Un lindo recuerdo porque fue ante la C.A.I. en la que estaban, Angel Samienta, “Pato” Macías, “Mono” Pérez, un lindo recuerdo”.

_ “Jugué hasta los 35 años, pasé por Cipolletti y varios clubes del ascenso del área metropolitana como Laferrere, Deportivo Merlo, Deportivo Italiano y Liniers”.

Comentar
- Publicidad -