“He visto pocos inviernos así, sobre todo con nieve”, dijo el meteorólogo Aldo Sánchez

Desde el Servicio Meteorológico Nacional, el pronosticador Aldo Sánchez realizó un exhaustivo análisis sobre el temporal de nieve que afecta al departamento de Cushamen.

Al igual que otras voces que opinaron sobre el tema en el transcurso de estos días, Sánchez resaltó que desde hace tiempo no se veía una nevada de estas características.

Además, puso el foco en lo que será la primavera y el verano y los beneficios que traerá la nieve para la provincia. “En Chubut sufrimos mucho la falta de agua. El deshielo va a provocar que los ríos y lagos tengan un caudal más grande dentro de unos meses”, afirmó en diálogo con Crónica.

Aldo Sánchez trabaja hace treinta años en el Servicio Meteorológico Nacional, y según dijo, desde hace tiempo que en la región no se veía una nevada de estas características. “En principio, hay que decir que este ha sido uno de los años en donde más nevó en la región patagónica. Hace muchos años que trabajo en el Servicio Meteorológico Nacional y he visto pocos inviernos así, sobre todo con nieve.

Ahora estamos a la espera de un informe oficial que seguramente van a emitir sobre las nevadas en la Patagonia y otros eventos como las heladas fuertes que hubo en el sur de la región. En forma preliminar, podemos decir que este es un invierno muy frío, especialmente en el sur y centro de la Patagonia”, resaltó el pronosticador en primer término.

En esta línea de análisis, Sánchez destacó que, hubo zonas puntuales como el noroeste de Chubut, suroeste de Neuquén y oeste de Mendoza, en donde se registraron acumulados de nieve bastante importantes, superándose el metro de nieve, niveles bastante importantes.

El porqué del temporal tiene que ver con que, en la zona sur de la Patagonia, incluso en el Pasaje de Drake, que está más al sur, entre la confluencia del Océano Pacífico y Atlántico, se instalaron anticiclones, es decir, altas presiones. “Esas altas presiones no permitían el paso de las bajas presiones más al norte, o sea, la zona al oeste de la Patagonia, sobre todo el centro y norte.

Te puede interesar
Presentarán en la Legislatura 200 pedidos de juicio político para Arcioni, Sastre, Massoni y Puratich

Estos dos sistemas de altas y bajas presiones se vieron bloqueados, entonces permanecieron en la región. Eso permitió el ingreso de humedad desde el mar. A esto hay que sumar las condiciones de aire frío en niveles más altos. Esto ocasionó lluvias en la costa y nevadas en el centro de la región”.

“Pudieron haber existido otros factores que hayan influido en estas situaciones. Esas condiciones tienen que ver con las condiciones del mar, es decir, de los océanos circundantes. Esto que nosotros estamos viendo, esta ola de frío, es incluso hasta paradójica, porque se habla de que en el mundo está aumentando la temperatura. Y en realidad es así, la atmósfera está siendo monitoreada y lo que se observa es que la temperatura está aumentando en lugar de disminuir. Pero lo que pasa acá es un hecho aislado, algo regional, esto no es algo que influya en la temperatura global. Vuelvo a repetir, hace años que trabajo en el Servicio Meteorológico y desde hace mucho que no se veía algo así. Igualmente, hoy tenemos mucha más tecnología que antes, ahora podemos observar con imágenes satelitales la cobertura de nieve que hay en la región. Lo que observamos ahora es que hay una gran superficie cubierta de nieve y hielo”, explicó el pronosticador del Servicio Meteorológico Nacional.

“El deshielo va a generar un aumento de caudal en ríos y lagos”

Por otra parte, Aldo Sánchez se refirió a los beneficios que traerá a posteriori la gran nevada que afecta a la zona de Cushamen por estos días. El pronosticador resaltó el hecho de que, una vez llegado el verano, esto significará algo positivo para la provincia y la región, zonas en donde el agua es un recurso muy escaso, teniendo en cuenta además que se trata de zonas áridas.

Te puede interesar
130 km/h: las ráfagas de viento alcanzaron ayer la intensidad de huracán “categoría 1”

“Cuando se dan este tipo de situaciones, una vez que comienza a subir la temperatura empieza a haber un derretimiento o deshielo de la nieve. Esto a su vez va a generar un aumento de caudal en ríos y lagos. También van a haber algunos problemas en las zonas que son demasiado arcillosas, se pueden generar empantanamientos, tanto de autos como de animales que anden por la zona. La nieve, si bien trae complicaciones, en una zona como la Patagonia esto también representa beneficios. En verano vamos a tener más disponibilidad de agua. Por lo general el verano acá suele ser muy seco y nosotros solemos padecer esto cuando hay cortes de agua, justamente porque los niveles de los ríos y lagos bajan”, señaló el pronosticador del Servicio Meteorológico Nacional.

En este sentido, y sin perder de vista la cuestión del deshielo, Aldo Sánchez recalcó que, no toda la región sufrirá complicaciones una vez que comience a derretirse la nieve. “No hablamos de un derretimiento que vaya a suceder de golpe, es algo gradual, y que por supuesto va a pasar en las zonas en donde haya más espesor de nieve. La nieve va a permanecer durante unos días más, posiblemente para el viernes o el fin de semana aumente un poco la temperatura y el deshielo se produzca más rápido”.

Por último, el entrevistado volvió a referirse al cambio climático que se registra a nivel mundial y resaltó algunos problemas puntuales que se observan en algunos lugares del planeta. Por ejemplo, en Siberia, un lugar en donde tuvieron un verano extraordinario, con temperaturas muy altas.

“Están habiendo incendios en bosques, lo que se espera en una zona como Siberia es que haya más frío, pero está haciendo mucho calor, incluso hay sequías. En el Polo Norte, hubo zonas que tuvieron hasta treinta grados de máxima, algo inédito. A largo plazo, esto es algo que debería preocupar mucho”, concluyó.

Comentar
- Publicidad -