Un policía, el hermano y el padrastro terminaron en el hospital tras feroz refriega familiar

Un policía, el hermano y el padrastro terminaron en el hospital tras feroz refriega familiar

Fue ayer a la madrugada en una casa del barrio Médanos 7, en la zona sur de Trelew.

Trelew (Agencia) Un policía, el hermano y el padrastro protagonizaron ayer una feroz pelea después de comer un asado y terminaron todos lastimados en el hospital. El confuso hecho sucedió en el inicio de la madrugada en el barrio Médanos 7, en la zona sur de Trelew.

Según trascendió desde la policía, el agente –que trabaja en la comisaría Cuarta de esta ciudad— va a ser sumariado y momentáneamente estaría suspendido, hasta que se clarifique que fue lo que ocurrió entre él y los otros participantes de la refriega.

A su arma reglamentaria la encontraron tirada en el suelo, fuera de la riñonera en la que la andaba trayendo. Se presume que se la habrían querido sacar.

El violento suceso se registró minutos después de la medianoche del domingo (ya en la madrugada de ayer) en un domicilio de la calle Juan Díaz de Solís al 1.500, al que llegó la policía respondiendo el requerimiento de varios vecinos.

Dicen que cuando las autoridades arribaron al lugar los protagonistas de la refriega estaban encerrados en la vivienda y no los dejaban entrar; tuvieron que convencerlos para que desistieran de esa actitud y pudieran acceder para que recibieran asistencia médica.

Te puede interesar
Apareció en Córdoba camión robado cerca de Trelew con millonario cargamento de televisores

El más lastimado fue el empleado policial, el primero en ser evacuado al hospital. Dicen que el padrastro le rompió una botella en la cabeza y que habría sido él quien intentó apoderarse de su arma reglamentaria.

“El hecho fue muy confuso al principio pero posteriormente se pudo saber que en una cena familiar se desencadenó una discusión y la pelea”, declaró el jefe de la comisaría interviniente.

“Por la intoxicación alcohólica que tenían los tres participantes no se pudo corroborar los motivos por los que discutieron y terminaron peleando”, agregó el comisario Fabio Montesinos, quien aclaró: “La pelea en primera instancia fue entre el padre y el hijo; el hijastro que es el empleado policial intervino en primera instancia para tratar de separarlos y fue agredido físicamente por su padrastro con una botella que le provocó lesiones en la cabeza, y ahí se desencadenó entonces otra pelea”, añadió.

-¿Ahí le quisieron sacar el arma? Se le preguntó. “Y en el forcejeo se le cae al empleado policial en un patio interno del domicilio, motivo por el cual el oficial al encontrarla la secuestra rápidamente, a los fines de iniciarse la actuación administrativa correspondiente”, explicó.

Finalmente, cuando se le consultó sobre el estado de salud de las tres personas indicó: “Fueron demoradas y luego de ser revisadas por el médico policial, constatándose que había sufrido lesiones de carácter leve recuperaron la libertad alrededor de las tres y media de la madrugada (de ayer)”, informó, acotando que más tarde “en horas de la mañana se acercó una de las partes (el policía) a denunciar las lesiones producidas por sus familiares, por parte del padrastro y el hermano”, indicó Montesinos.

Te puede interesar
Juan Sea: “Hay que donar plasma, toda la gente que pueda”

Un policía, el hermano y el padrastro terminaron en el hospital tras feroz refriega familiar

Comentar
- Publicidad -