Fútbol: Se percibe la tendencia a no jugar

Se percibe la tendencia a no jugar
La CAI manifestó su deseo de volver a entrenar cuando se pueda.

El miércoles pasado hubo una reunión entre representantes del Ente Comodoro Deportes y la Liga de fútbol para tratar el tema puntual del regreso a los entrenamientos. Además de tratar el tema de los tres equipos que juegan el Torneo Federal, hubo un espacio para charlar sobre las chances de regreso de la competencia interna. El panorama no es alentador.

El tratamiento de los temas de reunión entre los funcionarios de Comodoro Deportes y la Liga de fútbol rondó especialmente, entre los equipos que disputan el Torneo Regional Federal, Huracán, Jorge Newbery y Comisión de Actividades Infantiles y el deseo de volver a entrenar para encarar lo que se confirmó como la continuidad del certamen nacional a partir de septiembre o en su defecto, en octubre.

Ordenado el panorama en ese aspecto, también hubo tiempo para intercambiar conceptos sobre lo nuestro, los torneos de entrecasa. Y allí, el horizonte no se observó tan despejado como se pretendía.

Sucede que existe una tendencia que se había interpretado leve en las reuniones de junio pasado y que con el avance de la cuarentena por esta pandemia desequilibrante, mostró una profundidad más marcada.

En la “A”, además del deseo de C.A.I., Jorge Newbery y Huracán para estar cancha, existiría otros tres o cuatro equipos con la misma intención. Mientras algo más del tercio de los 10 componentes de la División, estarían encolumnados en la idea bien firme que expuso Florentino Ameghino, que enunció la preferencia de no jugar por el resto del año y fortalecerse para comenzar el 2021 con otros bríos.

Te puede interesar
Linares: "Lo que está pasando en Huracán, no es lo que necesita el club"

Salvo la posición del CAFA, no se agregaron opiniones oficiales, apenas algunas versiones que indicarían posturas a inclinarse hacia la inactividad por el resto del año. Un fundamento que sostienen algunos dirigentes se enfoca en la imposibilidad de jugar con asistencia de público. Si bien no se trata de recaudaciones muy amplias, ayudaban a sostener el costo de los gastos habituales que demanda la competencia.

En la “B”, el punto de negatividad se potencia un poco más y está directamente relacionado a lo que puede exigirse en protocolos que se exijan para una bioseguridad más certera.

Sucede que para implementar un ordenamiento sanitario, todo depende también de la infraestructura y en ese sentido, los requerimientos podrían no ser contemplados por las instalaciones con las que cuentan algunas entidades.

Desde la Liga de fútbol también ya se confirmó que se extenderá la apertura de secretaría. En junio pasado se había fijado como fecha el 3 de agosto, pero la realidad imperante en el aspecto sanitario de la ciudad, encaminó al Comité Ejecutivo a trasladar esa apertura para el jueves 3 de septiembre.

Así se exhibe la realidad del fútbol doméstico. Adormecido y sin un faro determinado que oriente hacia un potencial retorno a una nueva normalidad.

Comentar
- Publicidad -