México pasa las 40.000 muertes en medio de enfoques disímiles sobre el coronavirus

Se contabilizan en todo el país 82.866 casos sospechosos y la cifra de recuperados asciende a 227.165.

Con 356.255 casos, es el séptimo país en cantidad de contagios pero el cuarto en número de muertes, con 40.400. Actualmente, los estados más afectados son Nuevo León, Nayarit y Tabasco, tierra natal del presidente Andrés Manuel López Obrador.

México superó la barrera de las 40.000 muertes, con 356.000 casos confirmados de coronavirus, según datos oficiales, mientras que el Gobierno insistió hoy en que hay un descenso de la pandemia, un análisis que una experta de una prestigiosa universidad puso en duda.

Las autoridades sanitarias indicaron que los contagios están disminuyendo en todo el país, especialmente en la capital y sus alrededores, el “foco rojo” inicial de la pandemia.

Sin embargo Rosa María Wong, responsable del Laboratorio de Investigación en Enfermedades Infecciosas de la Universidad Autónoma de México (UNAM) aseguró hoy en una entrevista con la agencia de noticias EFE que las cifras muestran que el brote “sigue en la fase de transmisión activa” con “aumentos importantes”.

“Estamos llegando a una meseta, aunque todavía no es muy claro porque hay que recordar que en muchos países esta curva no es que suba a un pico y luego baje, sino que a veces es una meseta que puede durar un buen rato”, amplió.

Tras confirmar el primer muerto por coronavirus el 18 de marzo, México tardó 75 días en superar los 10.000 fallecidos justo el 1 de junio, cuando comenzó su plan de reactivación de la “nueva normalidad”, es decir, su reapertura.
Pero solo pasaron 51 días más para sumar otras 30.000 defunciones, lo que significa más de 4.000 muertes por semana.

Te puede interesar
Se agudiza el rebrote de casos en Rusia, con Moscú en los niveles más altos desde junio

Aunque la “nueva normalidad” implica un semáforo federal con cuatro niveles de riesgo para cada estado, Wong considera que se malinterpretó el fin de la Jornada Nacional de Sana Distancia, tal como el país azteca nombró al confinamiento, que no era voluntario para evitar perjudicar a millones de trabajadores informales que viven al día.

Además de contagios en reuniones sociales, la profesora apunta a la necesidad económica de la población, pues el perfil más afectado son hombres de 40 a 60 años, con comorbilidades -la interacción de dos o más enfermedades o trastornos- y un nivel de ingreso de medio a bajo, reportó la agencia de noticias ANSA.

“No hemos logrado dar un mensaje muy claro a la población y como también creo que es muy complicado balancear esta cuestión económica con la cuestión política y de salud, la mayoría de la gente creo que no ha recibido mensajes claros”, concluyó la experta.

El nuevo epicrentro

Ahora se desplazó a otras zonas del país como el próspero estado norteño de Nuevo León, el occidental de Nayarit y el sureño de Tabasco, tierra natal del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Por el momento, se contabilizan en todo el país 82.866 casos sospechosos y la cifra de recuperados asciende a 227.165.

El número de enfermos activos, capaces de transmitir el virus y que adquirieron la enfermedad en las últimas dos semanas, es de 48.446 (12% del total), según el director general de Epidemiología del Ministerio de Salud, José Luis Alomía.

Te puede interesar
Alemania registra la mayor cantidad diaria de casos desde abril

México es uno de los países con una de las cuarentenas más largas en el mundo, iniciada el 23 de marzo, pero desde hace un mes y medio comenzó lentamente la desescalada.
Hasta ahora menos de la mitad de los estados reanudó sus actividades en forma limitada y nueve tuvieron que volver a ordenar el confinamiento esta semana.

Alomía señaló que la capital está en “un descenso inicial, pero no en un descenso franco” pues en los dos últimos días aumentaron ligeramente las hospitalizaciones.

Por lo tanto, renovó su llamado a los habitantes de la metrópoli de 21 millones de personas a seguir manteniendo medidas de distanciamiento social, uso de tapabocas y lavado de manos.

Comentar
- Publicidad -