El club Próspero Palazzo celebra un aniversario particular

El Aguilucho celebra un aniversario particular Vuela, que el cielo es interminable
César Bambi Martínez, es uno de los símbolos del club.

Próspero Palazzo celebró ayer su 56º aniversario. La recordación del cumpleaños del Aguilucho se encuadra en un ámbito distinto, como sucede con todo lo que pasa en estos tiempos de Covid-19.

Aún así, la familia “rojinegra” inundó las redes sociales con saludos de jugadores actuales y anteriores, simpatizantes y dirigentes que apuntan a una proyección que acentúe aún más el crecimiento de los últimos dos años. “Ya nos estamos enfocando en el Palazzo 2030”, dijo , presidente de la entidad de zona norte.

El sonido de las voces ya es diferente. Se siente como un eco, como que las palabras también quieren mantenerse en un predio tan confortable. Los colores ofrecen vida, reposan con mucha vitalidad porque es una mezcla de rojo, negro y verde, con toda la intensidad que pueden exponer tres matices de los fuertes.

Si, es verdad que aún falta que pique la pelota, que se desplace con ese siseo tan particular mientras va rozando la alfombra. Faltan los redoblantes, el bombo, el grito de gol, el sonido del despeje que llega hasta la mitad de la cancha… Falta el juego, la competencia, el latido de una cancha de fútbol.

Pero se sabe que todo llega. Y mientras se espera ese día soñado de inauguración, Próspero Palazzo, el Aguilucho, el Rojinegro, se viste de gala. Se va probando la mejor pilcha para lucir en plenitud a la hora señalada.

Quien reniega de sus orígenes, pierde la identidad, deja roto y desparramado al viento el DNI que lo trasladó a diferentes sensaciones. Esos momentos en los que había que volar de palo a palo para terminar con alguna piedrita incrustada en la cadera. O cuando el lateral cerraba sobre la línea dejando parte de la piel de la rodilla en la cal blanca.

Te puede interesar
Ezequiel Llesona: de la cancha a pelear contra el Covid

Ni hablar del que se tiró de palomita en el segundo palo para marcar el gol sobre la hora. Aquel que salió corriendo hacia el alambrado y poco le importó que las manos hayan quedado coloradas por la arrastrada.

Porque es hermosa la panorámica que muestra el manchón verde desde el dron que invade el cielo. Pero también fueron preciosas aquellas epopeyas en la cancha de tierra, cuando se forjaron los triunfos que elevaron al Aguilucho hasta la representación del futbol comodorense.

Ese Aguilucho de ceño fruncido que, desde el pecho en la casaca de los jugadores del ’89, hizo famoso al barrio más allá del Río Colorado, con el timón del inolvidable José Karamarko.

Es el Aguilucho que cumple años y que festeja de una manera distinta por el presente que toca vivir. Pero siempre con ese latir tan auténtico como el rojo sangre que se lleva en el alma.

“Nos estamos enfocando en el Palazzo 2030”

Hugo Molina transpiró la casaca rojinegra desde adentro de la cancha. Metió zurdazos a la red y gritó más de un tiro libre. Hoy está al frente de la Comisión Directiva y no le quita intensidad al compromiso de seguir defendiendo los colores “rojinegros”.

_ “Satisfecho y muy contento por el presente del club, la cancha ya es una realidad, falta inaugurarla. En poco menos de un año hemos concretado obras importantísimas como la cancha de futbol 7 de césped sintético, la renovación de la confitería, la cancha mayor que quedó como todo aquel hincha que quiere a Palazzo, lo imaginaba”.

Te puede interesar
Ezequiel Llesona: de la cancha a pelear contra el Covid
El Aguilucho celebra un aniversario particular Vuela, que el cielo es interminable
Hugo Molina, presidente del Aguilucho.

_ “También es muy importante la readecuación de la cancha en cuanto a los ingresos, es la imagen que queríamos fortalecer para que la gente del barrio lo pudiera notar. Eso nos genera mucho orgullo y satisfacción”.

_ “A raíz de esta pandemia que no nos permite competir, nos enfocamos en cuestiones generales en cuanto a la organización del club. Hicimos una revisión de los estatutos y estamos por firmar un convenio con una entidad bancaria que nos va a generar una cantidad importante de beneficios para los socios”.

_ “Iniciamos una reestructuración en nuestro SUM, adaptamos una vieja oficina para poder concentrar la parte administrativa en ese lugar, algo que nos pone muy bien porque estamos mucho más organizados”.

_ “Seguimos planteando objetivos a mediano y largo plazo. De acá a fin de año queremos terminar una sala de musculación en el salón, algo por lo que hemos empezado a realizar las reformas”.

_ “Ahora hilvanamos un proyecto que se denomina “Palazzo 2030”. Se trata de un panorama, de cómo vemos ahora al club y cómo queremos verlo dentro de diez años”.

_ “Quiero saludar a todos nuestros colaboradores, al Estado, a los hinchas, a los jugadores de todas las divisiones, a los dirigentes. A todos, feliz aniversario”.

Comentar
- Publicidad -