Imputan graves delitos a mujer e hijos que tenían una plantación de marihuana

Imputan graves delitos a hijos y exmujer de sindicalista que tenían una gran plantación de marihuana en su casa

Trelew, (Agencia).- En las últimas horas se conoció que el juez llamó a indagatoria a las personas que tenían en su casa una verdadera plantación de marihuana y que les imputó gravísimos delitos por los que podrían ir a la cárcel.

El magistrado entiende que habrían incurrido en “comercio de estupefacientes, almacenamiento de semillas, cultivo de plantas para la elaboración de estupefacientes” y hasta “ejercicio ilegal de la medicina”, consignaron fuentes consultadas.

El llamativo caso es de Trelew y los imputados son dos hijos y la exmujer del máximo responsable del gremio de Luz y Fuerza de la Patagonia Héctor González, un adinerado sindicalista que también es uno de los dueños del diario Jornada de esta ciudad.

Desde la Justicia Federal de Rawson –que es donde se está instruyendo este proceso bajo un estricto secreto- dicen que el juez sospecha que los familiares de González “cultivaban plantas de marihuana para elaborar estupefacientes”, y que el concurso de delitos que les atribuye tienen agravantes que son haber sido cometidos “por tres o más personas” y en las inmediaciones de un establecimiento educativo, como lo es la escuela primaria que funciona a metros del lugar en donde aquel 19 de mayo la policía descubrió una impresionante cantidad de plantas y plantines de cannabis sativa.

Esas especies median entre uno, uno y medio y más de dos metros de altura, algunas estaban plantadas y otras en masetas.

¿Ejercicio ilegal de la medicina?

Uno de los delitos que les imputó a los habitantes de esa imponente propiedad situada en la zona sur de Trelew, es “ejercicio ilegal de la medicina” que -dicen los entendidos- estaría vinculado a la supuesta venta de aceite de cannabis que ellos realizarían.

Te puede interesar
Robo agravado al locutorio Alcorta: La causa fue elevada a juicio y 2 de los 3 imputados seguirán con prisión preventiva

El comercio de estupefacientes a gran escala es una figura delictiva muy grave, que está severamente sancionada en el Código Penal Argentino con penas que van de 15 a 20 años de cárcel y entonces es extraño que los imputados estén aún en libertad.

¿Qué va a pasar ahora? El juez a partir del momento de la indagatoria tiene 10 días hábiles para decidir si los procesa o no, y si decide hacerlo puede ordenar también detenciones, ante la posibilidad de que –de acuerdo a la expectativa de la pena que pueda recaer sobre ellos después del juicio- decidan escapar de la Justicia.

Si ocurre lo contrario, es muy probable que los embargue por una suma millonaria, que no les permita salir de la ciudad y que así puedan esperar el juicio en libertad.

Imputan graves delitos a hijos y exmujer de sindicalista que tenían una gran plantación de marihuana en su casaEn cualquier escenario, es altamente posible también que el abogado de los hijos y la exmujer del sindicalista González, Federico Ruffa, apele el veredicto y que todo vaya a Comodoro Rivadavia, para que allí sea la Cámara de Apelaciones de la Justicia Federal la que decida finalmente el futuro procesal de ellos, que no sería otro que el de un juicio oral y público con todas las garantías constitucionales.

Un caso increíble

El caso que tuvo repercusión nacional pasó en Trelew el 19 de mayo. Ese día la policía arribó al lugar por una denuncia, llegó con una orden de allanamiento y cuando ingresó al domicilio de la calle Cangallo 195 y Belgrano –en la zona sur de la ciudad- se encontró con la sorpresa de que no eran tres, sino más de cien plantas de marihuana que allí había.

Te puede interesar
Robo agravado al locutorio Alcorta: La causa fue elevada a juicio y 2 de los 3 imputados seguirán con prisión preventiva

Lo sorprendente también fue que durante el allanamiento, fueron encontrando cientos de plantines de cannabis sativa (plantas pequeñas, que recién estaban creciendo), diseminados por distintos lugares de la propiedad y aproximadamente una decena de cactus “San Pedro”, otra especie de la que se extrae una sustancia altamente alucinógena, quizás peor que la marihuana.

Cuando la policía anotició al Juzgado Federal de Rawson de lo que había encontrado, de inmediato el juez dispuso que se les secuestrara los teléfonos celulares a todos los ocupantes de la casa, que se incautaran además las computadoras que hubiere en el lugar y la máquina de DVR, donde estaban almacenadas todas las filmaciones realizadas por el circuito cerrado de cámaras de seguridad instalado en la vivienda.

Algunas fuentes judiciales sostienen que estos secuestros, sumados al centenar de plantas de cannabis habrían convencido al magistrado a sospechar de que allí, en el lugar allanado, se “cultivaba marihuana para elaborar estupefacientes”.

Comentar
- Publicidad -