El ministerio de Trabajo intervino en un conflicto gremial que pone en peligro 500 toneladas de langostinos

El ministerio de Trabajo intervino en un conflicto gremial que pone en peligro 500 toneladas de langostinos

La cartera que conduce Claudio Moroni abrió un plazo de 15 días para que el sindicato y empresas pesqueras del sur del país medien en un conflicto salarial.

El Ministerio de Trabajo de la Nación intervino este lunes de oficio en el conflicto abierto por la discusión salarial que mantiene el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU) con las cámaras pesqueras Capeca, Capip y Cepa en el que se pusieron en juego entre 500 y 700 toneladas de mariscos se están pudriendo en rutas del sur. En ese marco, la cartera instaló la conciliación obligatoria mediante la Disposición 12/20.

La medida tiene un plazo de quince días, de manera que en dicho período el gremio deberá suspender medidas de acción directa que obstaculicen la actividad. Asimismo, las cámaras empresarias fueron intimadas a otorgar tareas en forma habitual a sus empleados.

Sucede en un contexto en el que entre 500 y 700 toneladas de productos de la pesca se están pudriendo en rutas del sur, debido a un bloqueo del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU). El mismo se originó en un subsector específico de la pesca, dedicado al langostino, y afectó inicialmente al sur del país, pero amenaza extenderse a toda la actividad pesquera.

Todo empezó cuando el sector empresario de la flota “congeladora-tangonera”, los buques-factoría que pescan, congelan y procesan el marisco para su venta en el mercado interno y para la exportación en cajas de dos kilos de “langostino austral patagónico” no logró que el sindicato aceptara adecuar los niveles salariales en dólares a la caída de más del 50% del precio internacional del langostino.

Te puede interesar
Por conflicto gremial no permitían que un camión descargue mercadería en una feria

El acuerdo no fue posible ni siquiera en una audiencia de conciliación que se llevó a cabo en el ministerio de Trabajo y a la que asistió el subsecretario de Pesca, Carlos Liberman, un funcionario que responde a Máximo Kirchner.

Capeca, la Cámara Argentina Patagónica de Industrias Pesqueras (Capip) y el Consejo de Empresas Pesqueras Argentinas (CEPA) indicaron que “es falso lo que sostiene el gremio que las empresas estén proponiendo una baja del 40% del salario. Se propone un incremento que va del 5 al 10% con relación al salario cobrado en 2019”.

Además, señalaron, “la propuesta garantiza que el ingreso variable del trabajador pesquero siga atado al dólar”. Lo que se pretende discutir, dijeron es “que sea a un valor del langostino más en sintonía a los precios del mercado internacional, y no a valores de hace 14 años”.

Pero el conflicto escaló y amenaza con extenderse aún más. El SOMU inició durante la semana pasada un paro: no logró parar la salida al mar de los fresqueros, porque la mayoría de los marineros no quieren perder el poco tiempo que implica una temporada que se estira, como máximo, hasta octubre, y entonces recurrió a los piquetes.

Primero intentó bloquear los puertos, para impedir la salida de mercadería, y, luego bloqueó las rutas y el acceso a las plantas procesadoras de Chubut, en especial de Puerto Madryn.

Te puede interesar
Por conflicto gremial no permitían que un camión descargue mercadería en una feria

En ese marco, el Ministerio de Trabajo dio por iniciado un período de conciliación obligatoria por el plazo de quince días. Además intimó al SOMU y a los trabajadores a dejar sin efecto, durante el período indicado “toda medida de acción directa que estuviesen implementando y tuvieran previsto implementar, prestando servicios de manera normal y habitual”.

En tanto, intimó a las cámaras y empresas a otorgar tareas en forma normal y habitual a su personal, y abstenerse de tomar represalias de cualquier tipo con el personal representado por las organizaciones sindicales

Por último, exhortó a las partes en conflicto a mantener la mejor predisposición y apertura para negociar los temas sobre los cuales mantienen diferencias, teniendo en especial consideración la situación excepcional de emergencia.

Y convocó a las partes a una nueva audiencia para el 15 de julio a las 12 horas, que se llevara a cabo mediante plataforma virtual.

Comentar
- Publicidad -