Laura en su camino de papel

Laura en su camino de papel

Laura Quiroga nació en Madryn, con el deseo de estudiar Artes Visuales y Bellas Artes, llegó hasta Rosario. En 2018 volvió a la Patagonia, pero su destino fue Comodoro, la ciudad donde creció Rua Papel, su emprendimiento de encuadernación de diseño sustentable. Cada pieza creada está realizada con materiales recuperados y reciclados.

Laura en su camino de papel

Los plásticos y paples que van a la basura, ella los transforma y les da una nueva vida. “Antes de la pandemia en las ferias, tenía un intercambio con la gente que pasaba, recibía un montón de donaciones de libros viejos. Siempre les devolvía agradeciendo con algo hecho con ese material; era una forma de decir “mirá lo que hicimos juntos, esto no es basura”, cuenta.

 

-¿Cómo nació tu emprendimiento?

-Rúa Papel nació en 2015 cuando vivía en Rosario. Antes trabajaba en un emprendimiento que se llamaba Juana Malatesta, que era un emprendimiento de morrales de cuero con un tratamiento no tradicional y empecé a hacer unas libretas de cuero para meter en los bolsos que hacía y me recopé encuadernando.

Entonces comencé a estudiar, aprendí y me enganché encuadernando. Antes no trabajaba con materiales reciclados, como vengo de la plástica, mis producciones eran con mucho collage, técnicas de materiales, de mixturas, de descontextualizar objetos, ahora también lo hago pero también recupero materiales.

Empecé a recuperar materiales cuando llegué a la Patagonia y me di cuenta de la cantidad de residuos que tira la gente en la vereda, en el campo, en la calle; entonces empecé a pensar en qué podía hacer con esos residuos en esto que venía ya laburando que era la encuadernación. Así que mi fuerte, que es la encuadernación sustentable, lo desarrollé acá en Comodoro.

 

-¿Qué significa Rua Papel?

-“Rua” es calle en portugués, así que Rua Papel es una calle de papel. El nombre surgió cuando tuve que presentar el proyecto para fiscalizarlo para ser artesana en Rosario, como viajo y ando mucho, el nombre es eso: la calle de papel, es un viaje. El nombre tiene que ver con la ruta, con andar, con la valija de herramientas, con migrar.

Laura en su camino de papel

-¿Cuáles son los productos con los que trabajás?

-Estoy trabajando muchísimo con plásticos reciclados. Trabajo lo que son regalos empresariales con plásticos reciclables o materiales, doy talleres y trabajo personalizando muchísimos objetos para ocasiones especiales. Cada pieza la pienso mucho, tengo una entrevista con la persona que me la encarga, pueden ser álbumes, agendas… Siempre con material recuperado y personalizado, ése es mi fuerte. Además no repito los diseños, esa también es una premisa.

 

-¿Tu mayor fuerte de ventas son las ferias, cómo trabajás ahora en la pandemia?

-El mayor caudal de ventas son las ferias y también viajo bastante en temporada de verano a Madryn y Pirámides. Ahora, la verdad, es que con todo este parate está complicado. Si bien tengo pedidos, nada que ver con las ferias. Pedidos a través de Facebook e Instagram mayormente, también doy talleres pero ahora tampoco se puede.

 

-¿Pensaste en el streaming?

-Me pasó algo bastante desafortunado, me mudé dos días antes de la cuarentena así que no tengo internet en mi casa. Tengo los datos del celular que me los como. Podría resolverlo mejor si tuviera internet.

Laura en su camino de papel

-¿Cuáles proyectos tenés a futuro post pandemia?

-Ahora es un mar de incertidumbre pero antes de que termine el año voy a estar armando una tienda virtual. Además estoy trabajando en otro proyecto que se llama 3R que tenía intenciones de fiscalizarlo en diseño. Es un proyecto vinculado al diseño sustentable, dirigido a empresas y emprendimientos, que tiene que ver con el packaging y objetos. La idea es pensar para cada emprendimiento qué diseño les puedo ofrecer para que reutilicen los residuos que generan realizando su propio packaging u objetos.

Comentar
- Publicidad -