Comunidad indígena pide restitución de restos a un museo de Francia

Comunidad indígena pide restitución de restos a un museo de Francia
Lonko Antonio Liempichun y su esposa Adelina Reynahuel

La lof Sacamata-Liempichun pide al país europeo la repatriación de los restos, además de la documentación, fotografías y objetos que fueron saqueados por exploradores.

La Lof Sacamata-Liempichun es una comunidad mapuche-tehuelche que reclama a Francia la repatriación internacional de un ancestro conocido como “Gigante Liempichun” además de otros objetos que pertenecieron a sus antepasados.

La tumba del hombre fue profanada por el explorador francés Henry de La Vaulx en el año 1896, quien los llevó al Museo del Hombre en París, Francia, donde todavía permanecen. Desde la comunidad expresan: “Lamentablemente, y a pesar de todas las notas y las solicitudes enviadas desde 2015 a la cancillería, al Museo, a privados y demás instituciones necesarias para poder llevar a cabo la restitución, hasta la actualidad nunca hemos tenido una respuesta o algún tipo de contestación formal a nuestra legítima demanda”.

En abril presentaron una denuncia en la ONU contra el Estado francés por incumplimiento de derechos y en la actualidad se encuentran a la espera de una respuesta formal al pedido. Además, en el marco de las acciones para hacer visible el reclamo, filmaron el documental “Gigantes” dirigido por Natalia Cano donde se visualizan sus demandas.

Restos, fotografías y objetos

Relatan que el explorador francés obtuvo fotografías y gran cantidad de pertenencias de las comunidades mediante intercambios, saqueos y profanaciones de sepulturas. En este sentido, también solicitan que se les entregue el ajuar funerario que estaba junto a los restos y que actualmente se encuentran en el Museo del Quai Branly, y los documentos y fotografías que están en la Biblioteca Nacional y los Archivos Nacionales de Francia.

“Esta separación y distribución de los distintos objetos del saqueo multiplicó los circuitos y los interlocutores de nuestro único reclamo: recuperar esos materiales que son tan personales, delicados e importantes para nuestra familia” señalaron.

Historia de la lof

El origen de la comunidad se remota a principios de 1800, con una pareja que tuvo cuatro hijos, quienes lucharon contra el ejército argentino hasta ser tomados prisioneros y llevados a un campo de concentración.

Los sobrevivientes fueron desalojados y debieron migrar a las ciudades. “De todas las familias que integran nuestra Comunidad, solo una pudo resistir unos años más en el territorio. Este es el caso de la familia de Cristina Liempichun, nieta de Teutrif Liempichun y abuela del actual lonko de la Comunidad, Antonio Liempichun” señalan.

Sin embargo, en 1976 una persona ajena a la comunidad vendió de manera fraudulenta lo que quedaba de la reserva, con lo cual todos fueron desalojados del lugar. Entre 2008 y 2010, los integrantes se volvieron a reagrupar y comenzaron a reclamar y ocupar parte de su antiguo territorio, razón por la cual atraviesan actualmente causas judiciales.

Comentar
- Publicidad -