Acusan a la policía de robar plata en sospechoso allanamiento en Trelew

Acusan a la policía de robar plata en sospechoso allanamiento en Trelew

El procedimiento se lo hicieron a un albañil que fue herido en un caso de brutalidad policial ocurrido en barrio INTA el pasado 15 de junio. El sostiene que sufre una persecución por haberlos denunciado.

Trelew (Agencia) A un hombre le allanaron la casa de manera muy violenta después que fuera a la Justicia a declarar contra la policía y ahora, además de denunciar persecución y creer que el procedimiento fue una represalia, asegura que le falta plata, que alguno de los policías que estuvieron en el allanamiento le robaron.

Acusan a la policía de robar plata en sospechoso allanamiento en Trelew

El sospechoso procedimiento fue llevado a cabo en la vivienda de la familia, en la zona oeste de Trelew y la mujer del dueño de casa hace pocas horas viralizó un video en el que cuenta qué fue lo que sucedió.

Primero se presenta, dice que se llama Liliana Hughes y expresa en la filmación que alrededor de las dos de la madrugada irrumpieron en su casa los del GEOP y policías encapuchados buscando armas. Cuenta también que le revisaron la heladera aparentemente viendo si tenía bebidas alcohólicas “pero nosotros no tomamos, y tampoco tenemos armas, porque no somos delincuentes ni narcos”, asegura.

Seguidamente, aduce que (el ministro de Seguridad Federico) “Massoni sabe muy bien quiénes son los narcos y quiénes son los delincuentes y lo que les pido”, solicita, “es que vayan a buscarlos a ellos no que vengan a molestar a las personas trabajadoras. Yo sé que esto que nos hicieron anoche tiene que ver con la denuncia que les hicimos el 15 (de junio)”, sospecha la mujer.

Te puede interesar
Doce familias estafadas por el Círculo Policial de Trelew con un plan de viviendas que nunca les construyeron

“El viernes pasado fuimos a declarar y anoche cae el GEOP y policías todos encapuchados. Trajeron un testigo también encapuchado al que solo se le veían los ojos, supuestamente era testigo de ellos que lo habían encontrado en la calle”, añadió y seguidamente puso en evidencia un hecho gravísimo que habría sucedido en el allanamiento. Ahora, “nos robaron la plata, la mitad del sueldo del trabajo de mi esposo que se rompe el lomo laburando, porque no es fácil trabajar de albañil, para que venga un delincuente y le robe y encima siendo policía”.

Liliana Hughes, la mujer que hace esta grave denuncia –que por otro lado ya fue expuesta en la Justicia– es la esposa de Gabriel Fredes, aquel albañil que salió por todos lados y también en los medios nacionales, contando lo que pasó en el barrio INTA de Trelew; la noche del domingo 14 de junio, cuando un grupo de policías reprimió indiscriminadamente a varios vecinos, disparándoles con balas de goma e hiriendo a algunos de ellos, entre los que se encontraba Fredes. Él, fue quien recibió un impacto en la cara por el que por poco no perdió un ojo.

Ahora, cree que él y su familia con ese allanamiento que les hicieron al comienzo de esta semana han sido víctimas de una represalia por haber denunciado a la policía.

Gabriel Fredes, su mujer y las dos hijas del matrimonio de 13 y 17 años dormían apaciblemente la madrugada de este miércoles, cuando un grupo de policías encapuchados y con armas largas irrumpió violentamente en el domicilio y al grito de “policía, policía”, los tiraron a todos al suelo y los redujeron atándoles las manos con precintos.

Te puede interesar
Secuestraron 5 armas tras allanamiento por violencia familiar en barrio Pueyrredón

La excusa para entrar rompiendo las puertas del inmueble, fue que venían a buscar un arma de fuego vinculado a hechos de violencia de género, de alguien que no viviría ahí, según aseguró la mujer de Fredes.

“Cómo vamos a estar tranquilos, si la misma policía nos ataca”, dijo Fredes al hablar con este diario. “Esto ya es mucho. Es mucho!!”, se quejó más adelante.

¿Y secuestraron algún arma? ¿Se llevaron algo incautado? Se le preguntó: “Nada jefe. Y revisaron todo. Les pedí que buscaran. Si yo soy de trabajo, estoy limpio. Ni siquiera bebidas encontraron, porque acá nadie toma. Así que todo es una gran injusticia. Se subieron al techo de la casa. Me revolvieron y rompieron todo”, denunció. Tampoco contó que una de sus hijas, la mayor, de 17 años, había quedado mal, traumada, con secuelas por el intempestivo y violento accionar policial.

El jefe de Policía a todo esto, quiso salir a desmentir los dichos de Fredes en algunas radios del Valle pero en su aclaración, intentando justificar lo injustificable de un procedimiento a todas luces sospechoso quedó muy mal parado. Ahora, seguramente, habrá una nueva causa judicial por todo esto porque quienes serían damnificados ya han denunciado el caso en la fiscalía.

Comentar
- Publicidad -