Madre boxeadora no para de entrenar a pesar de la pandemia

Madre boxeadora no para de entrenar a pesar de la pandemia

La boxeadora profesional Daiana Marisa Molina, entrena en su casa y espera el momento que pase la pandemia mundial para volver a combatir y seguir con su carrera deportiva, mientras estudia un profesorado en matemáticas.

En Comodoro junto a la “China” Alejandra Zamora son las únicas mujeres y madres profesionales que aspiran a conseguir algo relevante en el boxeo. Entrena con Eulogio “La Pantera” Carrizo y su promotor es Vicente Arisnabarreta.

De manera coincidente, los boxeadores profesionales tanto varones y mujeres de Comodoro Rivadavia, esperaban en este 2020 darle un impulso a sus carreras deportivas.

Eso significa lograr un mayor volumen de peleas, tanto en la ciudad, la región o bien viajando a nivel nacional donde salga la posibilidad de combatir. Y obviamente seguir manteniendo un récord positivo en la medida de lo posible.

Futura profesora de matemáticas

Pero la pandemia paró todo y eso no es novedad. Daiana Marisa Molina (3-0-1) tiene dos hijos pequeños, una nena y un varón, estudia un profesorado en matemáticas, y cuando todo estaba normal, buscaba el momento justo para poder trabajar, entrenar y combatir.

El lugar más cercano para entrenar como tantos otros boxeadores era en el gimnasio El Velódromo donde funcionaba una Escuela Municipal. El año pasado, al cerrar, se desarrollaron las últimas clases, si bien este año esperaban los púgiles volver al lugar para seguir avanzando con las prácticas todavía no estaba aprobado y habilitado. Daiana Molina también estaba en ese grupo, pero no tuvo más opción que comenzar a entrenar en su casa.

“Me prestaron algunos elementos, mi entrenador la “Pantera” Carrizo y también Juan Alvarado, que es el entrenador del Club de Boxeo Comodoro. Todos me facilitaron herramientas para que siga entrenando. Entonces le pego a la bolsa, hago abdominales, soga, circuito, tengo manoplas, la gimnasia que pueda hacer en un espacio reducido la hago, pero no puedo salir a correr. Y de vez en cuando, Pantera Carrizo me ayuda con el guanteo. Eso me permite por lo menos moverme un poco y no quedarme sin hacer nada. El Vasco -por Arisnabarreta- me dijo que en septiembre es muy posible salga alguna posibilidad para volver a combatir, entonces debo estar medianamente en forma”, asegura Daiana Molina.

Te puede interesar
"Para volver a entrenar se debe contar con el aval del Consejo Federal"

“No tengo problemas de ir contra la China Zamora”

El año pasado cerró el año combatiendo con la rosarina Elizabeth Britos, el 12 de septiembre, en el gimnasio municipal Nº 1 a la cual pudo vencer y se le escapó el KO. Festival organizado por Piñas del Sur Producciones.
“A los que vivimos en el barrio Máximo Abásolo nos quedan muy lejos todos los gimnasios. Por suerte mi entrenador está poniendo un gimnasio en su casa, está bastante completo, lo está terminando, luego hará la habilitación y cuando pase todo esto volveré con él a entrenar. Tiene un ring, bolsa, elementos, viene con este proyecto hace rato, falta terminar de acondicionarlo pero calculo que tal vez a fin de año lo pueda tener. Estábamos ahí la mayoría del team velódromo, creo que el grupo de Vera -entrenador- se habían ido al gimnasio número dos, su mayoría creo que era del Barrio Moure”.

“Ahora quería pelear con alguna chica que tenga varias peleas, pero no existen muchas. También se hablaba de un festival en Comodoro -fase 4 de la pandemia-, y de poder combatir con la China Zamora, aunque somos de categoría diferente, no tengo problemas de pelear con ella. Pero eso lo maneja el Vasco, Martín Décima me había hablado. No pudo darse, ahora es muy posible que combata en La Pampa en septiembre. Veremos si se puede”, dice.

Te puede interesar
México pasa las 40.000 muertes en medio de enfoques disímiles sobre el coronavirus
Madre boxeadora no para de entrenar a pesar de la pandemia
Junto a su equipo de trabajo, Arisnabarreta y el entrenador Carrizo.

“Me gustaría pelear con Romina Güichapani”

Consultada sobre la posibilidad de enfrentar a la campeona argentina y sudamericana Romina Güichapani, Diana Molina, aseveró. “Estamos en la misma categoría con Romina, incluso Soledad Matthysse, ellas tienen muchas más peleas, la FAB no se si lo autorizaría. Lo que me espera para adelante es enfrentar a gente que tenga muchísimas más peleas. La mayoría de mis peleas las hice en categoría pluma y una sola en superpluma. Ahora no estoy muy lejos de mi categoría. Me siento fuerte y que puedo llegar a algo en mi peso”.

“Este año la mayoría estábamos esperando algo grande en el boxeo, los profesionales casi todos estamos en la mitad en el mismo nivel, esperando pegar el estirón. Y pensábamos que sería este año un pum para arriba, representar bien a Comodoro porque tenemos buen nivel de boxeo. Es impresionante la cantidad de profesionales de Comodoro. Yo esperaba en este 2020 tener unas cinco o seis combates, pensando luego en poder ir por un título”, dice Molina.

La comodorense pone en la balanza a sus futuras rivales y mientras esperar una confirmación se alista, “una que boxea de toda la vida y estar encerrada en la casa parece que te volves loca. Por eso tengo que moverme, manteniendo la motivación y no llegar tan mal al momento de tener que pelear. El Vasco -por Arisnabarreta- me decía que en agosto estarían arrancando con un festival en La Pampa, y él buscará que yo pelee en septiembre. Por mi parte me gustaría enfrentar a Romina Güichapani. Ya combatí tres veces con ella en amateur, muy buenas peleas, la última fue cuando volvía de ser mamá y empatamos. Fue una pelea bastante pareja, ahora en profesional no tengo problemas de enfrentarme con ella”.

Comentar
- Publicidad -