“La situación es muy complicada para los gimnasios”

El lunes reabrieron los gimnasios y espacios de danzas
El lunes se realizó la reapertura de gimnasios de musculación, pilates, yoga, fitness y danza.

Las fase 2 que atraviesa nuestra ciudad aún se mantiene y eso, además de condicionar a una buena parte de los deportes, en nuestra ciudad se complica sobremanera la situación de los gimnasios que ofrecen diversos deportes. Mariano Tula de Centro Asturiano, comentó algunos detalles que grafican la realidad.

“Voy a arrancar con algo que es inevitable decir y recalcar. La salud es lo más importante de todo. Eso no se puede negar bajo ningún concepto. A mí me importa cuidar a mi familia, a mis seres queridos, pero para eso tomo todos los recaudos necesarios. Del mismo modo se podría hacer para devolvernos el medio de vida que muchos tenemos a través de la apertura de los gimnasios”, indicó Mariano Tula, quien está a cargo del gimnasio Centro Asturiano.

“Ya llevamos más de 100 días sin poder trabajar. Hablamos con los funcionarios, nos reunimos entre nosotros, elaboramos protocolos, tratamos de acondicionar los lugares. Es decir, no estamos quietos esperando que todo vuelva a la normalidad, cosa que no va a pasar, sino que nos preocupamos para acomodarnos a los requisitos de estos tiempos”, agregó.

“La ayuda que nos otorgó el Municipio es muy válida, es algo que por supuesto nos ayuda a paliar este momento, pero lo que queremos es trabajar. Con todos los requisitos de bioseguridad habidos y por haber, pero queremos retornar aunque sea en forma parcial. De otra manera, tanto yo, como los colegas que disponen de gimnasios, vamos a tener que cerrar definitivamente”, manifestó Tula.

“Algunos, empezamos a buscar opciones se subsistencia, armar otras cosas para generar algo que nos permita mantener a nuestra familias, pero hay quienes pueden y quienes no”, sostuvo.

Para Tula, hay algo que por allí es contradictorio, “uno de los requisitos para poder abrir es lo referido a la declaración jurada. Saber datos muy exactos de las personas que se acerquen a un gimnasio. Con eso puede detectar nexos en caso de algún positivo. Pero, en los supermercados no pasa lo mismo, entra mucha gente y nadie sabe datos de ningún tipo”.

“Hoy, sinceramente, ya no me desespero por saber la fecha que vamos a poder abrir. Pasa que si lo hago, al final me voy a enfermar y eso será peor. No miro más TV, no escucho radios, no quiero saber nada con lo que te bombardean cada día. Prefiero estar tranquilo, a pesar que la situación es muy complicada para todos”, completó Tula.

Comentar
- Publicidad -