Dura sanción al entrenador Ariel Avveduto

Dura sanción al entrenador Ariel Avveduto
Avveduto y Miguel Schlebusch en el Argentino del 2012 en el Huergo.

Ariel Avveduto, que fue el director técnico de la selección argentina de futsal que integró el comodorense Matías Rima y que el año pasado se consagró campeón del Mundo, recibió un tan llamativo como severo castigo por parte de la Confederación Argentina al ser considerado persona no grata e inhabilitarlo totalmente para que ejerza cualquier actividad dentro de la disciplina, en algo que resulta sorpresivo y, en un principio, exagerado.
La comunicación oficial la dio la CAFS, y se refiere a una situación que se sucedió en enero de este año en la habitual asamblea que realiza la Confederación todos los años y en la que estuvo presente el directivo comodorense José María Ferreira de Las Casas, que es el vicepresidente segundo a nivel nacional.

En esa reunión el entrenador bonaerense -siempre con las afirmaciones emanadas por los directivos- ingresó al recinto y expuso un reclamo de muy mala manera, insolentemente y faltando el respeto, para luego retirarse en forma solitaria, porque si bien asistió acompañado de dos jugadores de la selección, estos permanecieron y hasta pidieron disculpas por la situación.

Esto pasó a principios de año en Buenos Aires, donde los directivos de la CAFS y los representantes de las diferentes asociaciones del país se juntaron para diagramar todo el calendario competitivo, el cual hace ya un tiempo fue totalmente postergado para el año que viene por la pandemia. Después de analizar la situación, el Comité Ejecutivo anunció la sanción para el técnico que pertenece a Metropolitana.

Te puede interesar
El futsal cuenta hoy con la presencia de Oscar Cuba en su instagram

Precisamente Avveduto fue el técnico que se hizo cargo de la selección argentina luego de los dos períodos en los que estuvo al mando el local Miguel Schlebusch y recientemente viene de ser campeón del mundo de la AMF en Misiones al vencer en la final a Brasil, y donde una de las figuras fue Matías Rima.

Si bien se conocieron algunos problemas y desacuerdos en esa época, el malestar tomó mayor dimensión cuando se hizo la difusión de presentaciones del seleccionado nacional en diferentes lugares, pero sin la presencia de los integrantes del plantel que fueron los ganadores. Eso concibió un descontento generalizado y se comenzaron a conocer los varios cortocircuitos y diferencias entre los protagonistas deportivos y los dirigentes.

Oficialmente, parte del comunicado, dice lo siguiente: declarar al señor Ariel Avveduto persona no grata para la Confederación Argentina de Futsal; al mismo tiempo, inhabilitarlo para el ejercicio de cualquier actividad y/o relación alguna que pudiera llegar a tener con la CAFS propiamente y/o con cualquiera de sus afiliadas directa o indirectamente. Reservándose todos los derechos de acción penal que pudieran corresponder.

Y en el relato que hace de la situación describe: se hicieron presentes los señores Ariel Avveduto, Miguel Tapia y Cristian Banegas, en representación, según ellos, de los jugadores de selección argentina; solicitaron autorización para entregar a los presentes una nota compuesta de seis carillas, en carácter de denuncia invocando ser víctimas de destrato, falta de diálogo e improvisación en la planificación.

Te puede interesar
El futsal cuenta hoy con la presencia de Oscar Cuba en su instagram

Oportunamente se les aclaró que dado que se estaba desarrollando un Congreso Anual de Delegados, y por cuestiones estatutarias, no podría tratarse ningún tema que no estuviera previsto en el Orden del día, pero a pesar de esto, un congresista solicitó se autorice a uno de ellos a expresarse ante los presentes; así pues se le cedió la palabra al señor Ariel Avveduto.

Este comienza a dirigirse a los presentes alzando el tono de voz, con frases acusatorias, mostrando una actitud por demás beligerante e incluso ante el reclamo de la secretaria Irma Figueroa para que se calmara y hablara en forma normal, se dirige hacia ella de muy mal modo, con palabras irreproducibles y, continuando con su actitud, eleva aún más el tono de voz, insulta a todos los presentes y abandona el recinto.

Solo como aclaración, y ante la sorpresa e indignación de todo el auditorio, los jugadores Tapia y Banegas intentan hacerse cargo de la situación solicitando las disculpas del caso, expresando que la actitud del técnico Avveduto no se correspondía con la verdadera intención de los jugadores.

Comentar
- Publicidad -