Nadalich: “Cuando esto inició no teníamos laboratorios y ahora los tenemos en El Calafate, Río Gallegos y Caleta Olivia”

Juan Carlos Nadalich

Caleta Olivia (Agencia) El ministro de Salud y Ambiente Juan Carlos Nadalich realizó un balance sobre lo actuado en estos primeros cien días desde el inicio del aislamiento social, preventivo y obligatorio desde el sistema de salud y también la organización social, comunitaria y los cambios de hábitos en la población.
En este sentido, el ministro señaló que “a lo largo de este tiempo fuimos tomando conciencia de lo que es la evolución de los virus como el Covid-19, lo fuimos conociendo, viendo su impacto y tomando decisiones ante eso”.

A la vez hizo hincapié en la organización de la Nación y las provincias para enfrentar esta pandemia: “Vimos el esfuerzo que desarrollamos como Nación y, claramente, al tomar decisiones vemos cómo impactaron en nuestra vida cotidiana, individual, con por ejemplo el grado de libertad”.

“También descubrimos al otro en una dimensión distinta, tal vez en primer momento como peligroso, pero cuando fuimos aprendiendo y pasando el tiempo, empezamos a valorar la presencia, el contacto, los almuerzos del domingo”, afirmó el funcionario provincial.
Respecto al sistema sanitario señaló: “Cuando esto inició no teníamos laboratorios y debíamos enviar al Malbrán los exámenes, ahora tenemos laboratorios de PCR en El Calafate, Río Gallegos y Caleta Olivia. Al principio solo rastreábamos la presencia del virus y ahora estamos buscando anticuerpos”.

Te puede interesar
Los detalles de la nueva fase del aislamiento que comienza hoy y rige hasta el 2 de agosto

Asimismo, hizo hincapié en las distintas medidas que tuvieron impacto en todos los aspectos de la comunidad: “Como sociedad nos fuimos organizando para quedarnos en casa, trabajar desde el hogar, suspender clases y que los chicos y las chicas estudien en sus casas; hacer las compras”.

“Ahora estamos retomando la actividad, pero también aprendiendo a convivir con estas nuevas conductas que deben ser incorporadas como hábitos”, afirmó.
Finalmente, citando a Albert Ellis, subrayó: “Los acontecimientos existen y ellos no nos transforman a nosotros, sino lo que nos transforma es lo que nosotros pensamos del acontecimiento”.

“En esta magnitud, el virus nos ha puesto como sociedad y como individuo frente a reflexiones personales sobre qué pienso yo sobre esos acontecimientos. Entonces es importante aprender que mis pensamientos y mis creencias son las que marcan mis emociones y mis conductas”, concluyó Nadalich.

Comentar
- Publicidad -