Fue baleado y su vehículo terminó contra una casa

A los tiros en el Abásolo: anoche dos personas fueron baleadas, una está grave

Un hombre ingresó al Hospital Regional anoche en grave estado, con heridas de bala en la cabeza y en el hombro derecho. Minutos después ingresaba otra persona herida también con arma de fuego.

Si bien aparentemente estos dos hechos no tendrían relación entre sí, al cierre de esta edición eran investigados por la Seccional Séptima de Policía y la División Policial de Investigaciones (DPI).

El primero de los casos aconteció alrededor de las 18.50 de ayer, cuando desde el Centro de Control de Monitoreo informaron a la guardia de la Comisaría Séptima que un vehículo Jeep Renegade Export se habría incrustado en el paredón de un domicilio de las calles Ramón Lorenzo al 1900, esquina Ricardo Balbín, del barrio Máximo Abásolo.

En el interior del rodado se encontraba el conductor, quien a simple vista presentaba impactos de arma de fuego en la cabeza y en el hombro derecho.

A los tiros en el Abásolo: anoche dos personas fueron baleadas, una está graveSe solicitó de urgencia una ambulancia y se procedió a su traslado al Hospital Regional, con escolta policial para abrir paso y agilizar la llegada al nosocomio. En el lugar del hecho trabajaban los investigadores policiales junto al personal de criminalística.

También en la misma jurisdicción, pero que no tendría relación aparente con el caso anterior, se informaba el ingreso al nosocomio público de otra persona de sexo masculino, también con heridas de bala.

Te puede interesar
Múltiple colisión de mediodía en Yrigoyen y Cagliero

La información oficial da cuenta que esto ocurrió solo a 300 metros del primer hecho, donde -según testigos- dos individuos habrían descendido de un automóvil para gatillar sobre esta persona, que estaría cumpliendo arresto domiciliario, hiriéndolo en el abdomen y en una de sus piernas.

Al cierre de esta edición no se habían informado las identidades de las víctimas, pero en ambos casos se encuentra trabajando la DPI y otras fuerzas policiales.

Comentar
- Publicidad -