Largas colas de espera y buena onda de la gente a pesar del frío

Largas colas de espera y buena onda de la gente a pesar de soportar el frío

A pesar del frío durante la mañana de ayer se observaron largas filas a la intemperie de gente esperando realizar trámites, tanto en correos como en lugares de cargas pero, en el marco de las diversas medidas preventivas que exige la pandemia, respetando las esperas y manteniendo la buena onda reconociendo que eso es parte de la “nueva normalidad” que perdurará por mucho tiempo.

Luego del brote que soportó la ciudad por los casos surgidos entre los trabajadores pesqueros las flexibilizaciones vuelven a ganar espacios en la sociedad, y ello se logra gracias a esa predisposición del público en estos trámites y del cuidado que sostienen en cuanto al uso de tapabocas o preservando las distancias entre persona y persona, lo que ayuda en la prevención sanitaria, evitando nuevos contagios.

Con esa mentalidad de cuidado personal, que ayuda a cuidar al prójimo, durante la fría mañana de ayer se observó la espera en diversos comercios de la ciudad, en algunos casos por más de una hora, pero a pesar de ello muchos de quienes formaban fila esperando ser atendidos priorizaban sus lugares en favor de personas de edad avanzada y para que ellos ingresen primero a realizar sus trámites. A pesar de los espacios que quizás en otros tiempos eran suficientes para la atención de clientes, hoy no alcanzan a albergar al público que intenta realizar alguna compra, despacho o búsqueda de algún correo o encomienda, por lo que debe esperar en muy malas condiciones que hasta pueden poner en riesgo su salud.

Comentar
- Publicidad -