Día del Padre: “Las ventas cayeron un 40 por ciento respecto a las de 2019”, afirmó Ceriani

Día del Padre: “Las ventas cayeron un 40 por ciento respecto a las de 2019”, afirmó Ceriani

Desde la Cámara de Comercio, Industria y Producción de Comodoro Rivadavia realizaron un balance de lo que fueron las ventas por el Día del Padre en la ciudad y aseguraron que el rubro más perjudicado fue la vestimenta y el calzado.

Guillermo Ceriani, presidente de la entidad, en diálogo con Crónica comentó que “hemos realizado un estudio donde nos arrojó que algunos comerciantes han trabajado muy bien, esos están con un 30 por ciento menos que el año pasado y los otros que nos dijeron que se sintió mucho más que están entre un 40 y 45 por debajo”.

Al mismo tiempo, argumentó que “promediando los números finalmente y estamos en un 40 por ciento del mercado total, por debajo a las ventas del año pasado. Pero también se da un fenómeno, que fue que la venta estuvo mucho más atomizada durante toda la semana en los días anteriores e influyó mucho lo que es la determinación de circulación par e impar y entonces ahí fue donde se complicó la atomización y se nos hizo un poco más difícil sacar los números exactos.

Además, Ceriani señaló que “de todas formas estamos viendo la otra visión que pudimos rescatar, que fue que en la periferia se ha visto un fenómeno que no ocurrió en otros años, ya que han vendido muy bien. Los locales de cercanía han movido muchísimo más que en otros años, porque antiguamente las vías efemérides como el Día del Padre todo el mundo va hacia el centro a generar su regalo, en esta oportunidad se han volcado mucho a los locales de cercanía”.
Ticket promedio

Te puede interesar
Repavimentarán la calle San Martín de noche en busca de no afectar al comercio

En este sentido y al ser consultado sobre cuál fue el valor del ticket promedio, el entrevistado puntualizó que el mismo fue de entre 2000 y 2500 pesos. “Se ha dado mucho más en lo que es electrodomésticos, que es lo que es vestimenta. Entendemos que en la parte de vestimenta por el tema de probarse o no las prendas y por los protocolos se ha frenado un poco más, lo mismo que en el calzado, pero electrodomésticos se han vendido muy bien y después mucho lo que fue gastronomía y bebidas sobre todo”.

Próximos meses

Por otro lado, aseguró que se encuentran preparando una mesa de acuerdos, donde estarán involucrados todos los sectores comerciales, “inclusive los clubes que cumplen un carácter social muy grande, junto con el gobierno municipal, para trabajar un poco en el día después y ver cómo seguimos de ahora en más, tratando de no volver a cerrar la economía, buscar mayor responsabilidad social por parte de los comerciantes y la responsabilidad social que le seguimos exigiendo al ciudadano chubutense que desde el primer momento la ha tomado con una responsabilidad muy grande”.

Y añadió “por eso son los números que estamos manejando hoy en plena ebullición de la cuarentena. Para eso estamos organizando una mesa que la vamos a terminar de concretar en esta semana, donde hay temas muy importantes para tocar, como por ejemplo que YPF está trasladando sus oficinas centrales y se retira de la provincia, estamos pidiendo una explicación y el por qué y sumado al tema de las aerolíneas. Todo esto es el día después, que quizás en el día a día no nos damos cuenta, pero a futuro nos trae un efecto dominó muy importante”.

Te puede interesar
Ceriani, sobre el horario cortado en comercios: “No podemos darlo por hecho públicamente”

Hotelería y gastronomía

Por último, Ceriani dijo que “nuevamente en esta fase 2 administrada, volvimos a sacrificar al sector de hotelería y gastronomía. Con los deliverys no se llegan a cubrir los gastos, pero en algún momento vamos a tener que aprender a convivir con este virus e ir llevándolo a la normalidad y que la responsabilidad sea de cada uno de nosotros y no del Estado. Muchos de nosotros no tenemos que estar pendientes de que nos digan cómo cuidarnos, tuvimos más de 90 días de cuarentena haciendo docencia y creo que la gente aprendió y si salen a la calle van a saber cómo cuidarse. Yo quiero morir con las botas puestas, así que déjenme pelear por lo mío o defender mi situación porque el Estado no está en condiciones de defendernos individualmente a cada uno y por otro lado entiendo que no es el momento con todas las decisiones que debe tomar y creo que no va a estar preocupándose por la economía de mi pequeña, mediana o grande empresa. La vez que necesitamos ayuda ha llegado muy escasa y a destiempo, así que el sector no va a resistir que se cierre nuevamente la actividad comercial total”, finalizó.

Comentar
- Publicidad -