Los chicos y los virus de este invierno

Los chicos y los virus de este invierno

A pocos días del comienzo “oficial “del invierno quizás valga la pena analizar el posible panorama que puede presentarse en nuestro país, y especialmente en nuestra región, respecto a las enfermedades virales respiratorias y su incidencia en la niñez.

Aspecto epidemiológico general

Como es sabido la pandemia mundial de Covid-19 ocupa la atención principal y en el caso especial de este hemisferio nos encuentra con la curva de casos en ascenso y sin una perspectiva clara respecto a cuál será el balance final y evolución en nuestro país. Respecto a Chubut los casos hasta el momento no son muchos y ya hay algunas medidas de flexibilización de la cuarentena.

Los virus en el país

El Ministerio de Salud publica periódicamente un Boletín de Vigilancia que permite visualizar cómo van impactando distintas enfermedades en el transcurso del año. El último informe es del día 1º de junio y allí se muestra estadísticamente lo sucedido en las primeras 19 semanas de 2020. Es decir en los primeros 5 meses.

En el caso de las virosis respiratorias el mayor porcentaje, en las cifras de todo el país, lo ocupa el Covid-19. Las Enfermedades Tipo Influenza (ETI), es decir cuadros tipo gripales y en todas las edades, hasta el momento son un 47 % menos que los registrados en el mismo periodo de 2019.

Respecto a bronquiolitis, en niños menores de 2 años, las cifras muestran que los casos registrados en los primeros 5 meses del año son un 70 % menos que el año pasado y los valores más bajos en lo últimos 7 años. En el Hospital de Niños “Ricardo Gutiérrez”, en Buenos Aires, un emblema de la pediatría argentina, no registra un solo caso de bronquiolitis en 2020.

Te puede interesar
Puratich participó del Reporte Epidemiológico Nacional sobre COVID-19

En resumen: el Covid-19 representa un 89 % de los virus circulantes y el resto ha quedado en un plano secundario.

¿Qué está pasando en los chicos?

El informe del Ministerio es coincidente con el escenario que se está viviendo en las guardias de pediatría, en las consultas y en las internaciones: “los virus no aparecen” y “no hay bronquiolitis”.

Este panorama seguramente obedece a una serie de circunstancias: las pautas de cuarentena y aislamiento reducen las posibilidades de circulación de los virus, las medidas de “fronteras cerradas” se suman a esas limitaciones y la suspensión de actividades recreativas, de aglomeración y, fundamentalmente, el cierre de jardines y escuelas, se combinaron para que los virus respiratorios no “encuentren” chicos para enfermarlos y mucho menos puedan diseminarse.

¿Y el Covid-19?

Todo lo descripto obviamente está relacionado con el hecho que el coronavirus tomó protagonismo, ocupó el mayor espacio de las infecciones, “desplazando” a otros virus en las posibilidades de contagio. Esto es lo que sucede habitualmente en los virus y es similar a lo que ocurrió en 2009 en relación al virus de la gripe H1N1.

En Argentina los casos pediátricos de Covid-19 son minoritarios y se comportan como en el resto del mundo: la mayoría son solo asintomáticos o leves y la fuente de contagio se encuentra la mayoría de las veces en el propio núcleo familiar. También se repite el hecho que la mayor parte de los casos son niños mayores de 5 años.

Te puede interesar
“Es bueno tomar conciencia de que este virus es muy real”

Interrogantes para el futuro

En el caso especial de nuestra zona se abren interrogantes porque aparentemente no hay circulación del Covid-19, entonces no hay infectados y por lo tanto hay una población vulnerable. Esto abre preguntas: ¿qué virus tomarán el “comando” de las infecciones respiratorias propias del invierno? ¿Aparecerá el Covid-19? ¿Se abrirá una oleada de bronquiolitis en chicos? ¿o de “cuadros gripales” en todas las edades?

Mientras es inminente el espacio de los meses de invierno (con el frío como condicionante de mayores virosis respiratorias) es evidente que las eventuales medidas de apertura de “fronteras”, el posible regreso a los jardines y escuelas, de apertura de peloteros, reuniones, actividades recreativas, etc. constituirán variables que habrá que ir mirando y monitoreando para detectar cuáles serán los virus respiratorios que circularán y predominarán en los meses futuros. Pareciera que la aparición de cuadros clínicos con síntomas respiratorios, tanto en chicos como en adultos, deberían generar testeos para verificar en dónde estamos parados.

 

Dr Manuel Vivas
Dr Manuel Vivas- MP 289
Comentar
- Publicidad -