Tiene 21 causas judiciales, lo liberaron y ahora ella teme por su vida

Borrador automático
El miércoles el hombre intentó escapar de la policía y chocó su auto contra otros dos.

Natalia Cabrera desde 2016 viene denunciando a su expareja por hechos violentos, acumulando más de 21 causas, sin embargo, no se encuentra detenido y persiste con el hostigamiento.

El miércoles pasado, se realizaron una serie de allanamientos, uno de ellos en un domicilio de calle Francisco Jordan Cruz en Kilómetro 14 y mientras llevaban adelante el operativo, un hombre se subió a su automóvil e intentó escapar colisionando contra dos vehículos vecinos.

Al ser detenido, resultó ser la persona investigada, Jesús Emanuel Caruso de 38 años de edad quien cuenta con 21 causas en trámite por violencia de género, amenazas y hasta abuso sexual, de los que fue víctima su expareja, Natalia Cabrera (36).

Sin embargo, en audiencia judicial el día jueves, el sujeto quedó en libertad dado que solamente fue imputado por atentado y resistencia a la autoridad, sumando una nueva denuncia al extenso prontuario, mientras tanto la víctima teme por su vida.

Y es que una vez concluido el acto judicial el sujeto le puso “me gusta” a una publicación que Natalia había hecho en redes sociales, lo que da cuenta de que no estaría en sus planes detener su actitud y provoca aún más desesperación en la víctima.

En diálogo con Crónica, la mujer narró que entre 2010 y 2011 comenzaron una relación con Caruso quien estaba casado, pero luego ella se cansó de esta situación extramatrimonial y decidió que terminaran, “se lo dije y dejé de contestar el teléfono, pero de manera inmediata comenzó a perseguirme, mandarme mensajes preguntando con quién estaba, de quién era el auto que estaba afuera de mi casa y mandaba la patente, me describía como estaba vestida y la verdad no presté atención pero cuando me vio que comencé una relación con otro chico hizo un escándalo en mi casa y ahí lo denuncié por primera vez”.

Ante ello, la víctima dijo que lejos de desistir Caruso comenzó a amenazarla y le dijo que tenía filmaciones privadas de ella y que la iba a escrachar, “nunca imaginé que lo iba a hacer, pero envió los videos a todos mis contactos y a partir de ahí siguió hostigándome, a veces aflojaba pero nunca paró, desde 2016” relató.

Te puede interesar
Dos mujeres fueron brutalmente atacadas en distintos hechos de violencia de género

Venganza

Lejos de verse amedrentado por las 20 causas que pesan en su haber, el hombre continuó hostigando a Natalia y según el relato de la mujer publicó fotografías y videos privados en páginas pornográficas o en algunas que ofrecen servicios sexuales fingiendo ser ella, “me di cuenta por las llamadas y mensajes que recibía, hombres me mandaban fotos sin ropa porque yo supuestamente daba mi número para que me enviaran, tuve que llegar a echar tipos del frente de mi casa” lamentó y añadió “siempre me amenazó, yo hacía denuncias y no pasaba nada y la verdad no está bueno que todo el día te manden mensajes y fotos desnudos, es horrible, no se lo deseo a ninguna mujer, a veces deseo dormir por mucho tiempo y que cuando despierte esto no esté pasando”.

Cansada

De igual manera, Natalia narró que solamente este año radicó unas 20 denuncias contra quien incumple constantemente la prohibición de acercamiento y contacto que tiene a ella y la hija en común de ambos.

“No puedo mantener una comunicación normal con mis hijos por este hombre, mi hijo de 12 años me llamó cuando se enteró que estaba preso y me pasó su número por primera vez diciéndome que no iba a molestar más. Él debería estar jugando, sin estar preocupado por si le pasa algo a su mamá. Estoy cansada de vivir así” dijo y comentó que incluso perdió trabajos por todo lo que sucede.

Con custodia policial

Por la grave situación, a partir de ayer se le asignó a la mujer custodia policial, en virtud de los reiterados incumplimientos por parte de su expareja quien pese a tener tobillera electrónica no desiste en su actitud de hostigamiento.

Te puede interesar
Golpeó a su novia, le robó el celular a un hombre y le pegó a un policía

Además de denunciar públicamente en Crónica lo ocurrido, Natalia Cabrera también habló con distintos medios de la ciudad y mientras estaba en una radio en la zona céntrica dando una entrevista, Caruso se acercó a la zona donde ella se encontraba lo que hizo que comenzara a sonar el botón antipánico con el que contaba.

Esta situación motivó la intervención policial y un pedido de seguridad para la mujer, quien teme por su vida, de manera que además de quedarse efectivos custodiando el ingreso a la radio, posteriormente se encargaron de su traslado quedando con custodia policial y en contacto con los jefes policiales ante cualquier tipo de altercado.

“Por suerte entienden mi situación y me dijeron que ante cualquier problema los llame” señaló, pero sobre el botón antipánico tuvo algunos reparos, “pareciera que se está esperando que me vuelva a pasar algo, cuando llamás es horrible como te atienden, una vez llamé desesperada porque el tipo estaba afuera de mi casa y no sabían ni quién era yo.

Hasta que llamo capaz que me ahorca y listo”.

Asimismo planteó “no me siento segura, no me da seguridad de nada el aparato, además él me sigue amenazando de muerte, los audios están y no quiero que pase algo más grave, estoy cansada de vivir asustada y de estar encerrada como una delincuente cuando él tendría que estar encerrado y encima lo liberan”.

Finalmente, en cuanto a la decisión de la jueza Mariel Suárez de liberar a su expareja manifestó: “estoy indignada porque es una juez mujer la que lo deja en libertad y también la fiscal es mujer, no están tomando cartas en el asunto y dando la atención que se merece, estoy muy cansada de esto”.

Comentar
- Publicidad -