Cañadón Seco recordó a Martín Miguel de Güemes

Caleta Olivia (Agencia) El secretario general de la Comisión de Fomento de Cañadón Seco, ingeniero Carlos Lisoni, encabezó el acto alusivo al Día Nacional de la Libertad Latinoamericana, instituido en homenaje al General Martin Miguel de Güemes, uno de los máximos próceres de la lucha por la soberanía argentina y del cual se cumplieron 199 años de su fallecimiento.
La ceremonia que se realizó bajo estrictas normas de bioseguridad en prevención por la pandemia del Covid-19, tuvo lugar en la Plaza Compadres de la Independencia, donde se encuentra el busto de la histórica personalidad que lideró a las montoneras de gauchos salteños que combatieron contra las fuerzas realistas españolas.

En ese espacio público, también se levanta el busto del General Manuel Belgrano y la escultura del General José de San Martín.

Vale destacar que además del ingeniero Lisoni, solo estuvo presente personal exceptuado del equipo de gestión comunal y pese a ese marco de austeridad, el acto tuvo un profundo sentimiento de nacionalidad, comenzando con el izamiento de los pabellones Nacional y Provincial, para continuar con la entonación de las estrofas del Himno Argentino.

Seguidamente se hizo un minuto de silencio y luego se colocó el farol de luz bajo el busto del General Güemes, tras lo cual se escuchó un mensaje de audio del presidente de la Comisión de Fomento, Jorge Marcelo Soloaga quien por razones de fuerza mayor no pudo estar físicamente presente.

Al rememorar al prócer, expuso que “con sus gauchos infernales y su táctica guerrillera paró en seco y con coraje la pretensión imperial”.

Resaltó además que Martín Miguel de Güemes fue el conductor de valientes salteños que formaban la sociedad pobre de esa provincia y lucharon con fiereza por la emancipación popular.

“Fue un compadre ejemplar de la independencia nacional al que emboscaron los de siempre, los de ayer y los de hoy, los de una casta de oligarcas tan igual a la de hoy” y “lo mataron por la espalda los traidores y cobardes, pero lo veneran los humildes justicieros poderosos preparando como ayer la emancipación nacional”.

Luego, el ingeniero Lisoni formuló una reseña histórica de la vida del prócer, poniendo énfasis en su hazaña, recordando entre otras cosas que tenía solo 36 años cuando fue asesinado.

“Sus ideales de libertad, su amor a la patria, su temple, su fuerza, su coraje, fueron un ejemplo al cual nosotros debemos tomar y seguir su camino” resaltó, añadiendo que “alguien escribió que el 17 de junio murió un centauro de los montes y de las quebradas: el General Martin Miguel de Güemes”.

Comentar
- Publicidad -