La cuarentena casi sin sentido: el gobierno provincial cierra focos de contacto y habilita otros en una relación de suma cero

La cuarentena casi sin sentido: el gobierno provincial cierra  focos de contacto y habilita otros en una relación de suma cero

En el día de hoy (por el sábado) nos enteramos y sorprendimos con la noticia de que un barco pesquero dejó parte de su personal con coronavirus en Rawson y otra parte en Comodoro Rivadavia. Los puertos volvieron a transformarse, como fue históricamente, en vectores de contagio y se pone en riesgo a ciudades enteras. 

El virus se instaló en casi toda la tripulación de un barco pesquero de muy escasas dimensiones, con fuertes niveles de hacinamiento y trabajo insalubre que hacen inviable cualquier tipo de distancia social y que, además, es vehículo de traslado del virus de un puerto a otro dentro de la provincia.

Esto es consecuencia directa de una dirigencia nefasta, ignorante y criminal. Digo yo: ¿Para qué nos obligaron a una estricta cuarentena, prácticamente sin contactos fuera del endogrupo familiar, con las fronteras y los comercios cerrados y una economía casi paralizada si permiten que el virus se propague a través de pequeñas embarcaciones y en función de las rutas marítimas? ¿Para qué cancelaron vuelos o viajes en micro y trabaron el contacto interurbano si habilitan la circulación de barcos con distancias aún más reducidas entre las personas y que trasladan el virus entre puerto y puerto? ¿No sabe esta gente que nos (des)gobierna que las grandes epidemias de la historia de la humanidad se trasladaron por mar a través de buques y de tripulaciones (desde la peste de Justiniano en el Imperio Romano, pasando por la peste negra del siglo XIV, la llegada del sarampión y la viruela a América en el siglo XVI y cerrando con el ingreso a Argentina en 1918 de la gripe española por el puerto de Buenos Aires)?

¿En manos de qué tipo de energúvmenos estamos? ¡Ni siquiera tienen el más mínimo sentido común! Bronca e impotencia sobran frente a estas determinaciones suicidas de suma cero. Cada vez, un poquito peor.

Por Daniel Marques: Profesor de Historia de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco (UNPSJB)

Comentar
- Publicidad -