Luego de tres meses, Nueva York inicia su reapertura y deja atrás lo peor de la pandemia

Luego de tres meses, Nueva York inicia su reapertura y deja atrás lo peor de la pandemia

El estado fue el epicentro de la pandemia de coronavirus durante la peor crisis de muertos que vivió Estados Unidos en su historia reciente. Entre 200.000 y 400.000 personas volvieron este lunes a sus puestos de trabajo, después de 100 días de inactividad.

Mientras el estado de Nueva York ingresó en la fase 1 de reapertura al lograr bajar las cifras de decesos y contagios, por sexto día seguido Florida registró más de mil de casos de coronavirus y, aunque las autoridades aseguran que se debe a un aumento de los test, los expertos lo vinculan al relajamiento de las medidas de distanciamiento social que comenzó el mes pasado.

Con los 1.066 contagiados y las 12 muertes de las últimas 24 horas, el estado sureño registra desde el 1 de marzo 64.904 casos y 2.712 muertes, informó el Departamento de Salud estatal.

El foco principal de la enfermedad en Florida sigue siendo el condado de Miami-Dade, seguido por Broward y Palm Beach, los únicos del estado que aún no entraron en la fase 2 de reactivación, informó la agencia de noticias EFE.

En tanto, en Nueva York, entre 200.000 y 400.000 personas volvieron hoy a sus puestos de trabajo, después de 100 días de inactividad.

Las autoridades calculan que esta semana reabrirán unos 16.000 comercios -desde negocios de ropa hasta locales de electrónica-, unas 3.700 empresas manufactureras y más de 32.000 obras de la construcción.

Te puede interesar
A 11 días del contagio, Trump recibe el alta al no haber riesgo "de que transmita el virus a otros"

Desde hace unas semanas, Nueva York empezó a registrar significativas caídas en las cifras de casos, luego de su pico en abril cuando se registraban más de 500 muertes diarias, lo que finalmente llevó a tener hoy un total de más de 24.000

El número de fallecidos diarios actualmente cayó en los dígitos individuales, mientras que las nuevas hospitalizaciones, que superaron las 800 por día a fines de marzo y principios de abril, se redujeron a 67 el sábado pasado.

El alcalde Bill de Blasio dio la bienvenida a las reaperturas como evidencia de cuán “fuerte y resistente” es Nueva York, según citó la cadena CNN.

No obstante, como la reapertura de la economía podría provocar un resurgimiento del virus a medida que las personas circulen más, De Blasio les advirtió a los ciudadanos que no bajen la guardia y no pongan en peligro un progreso difícilmente ganado contra el virus.

“Aferrémonos. Vamos a construir sobre eso” dijo De Blasio, indicó la cadena de noticias CNN.

Entre las actividades que volvieron a funcionar se encuentran los comercios que se consideraban no esenciales. Los clientes aún no pueden ingresar y deberán recoger los productos en sus puertas.

Mientras muchos comerciantes esperaban esta reapertura con muchas ansias, algunas de las principales cadenas de comercio fueron más cautas.

La cadena Macy’s se negó a dar una fecha para comenzar la recolección de sus productos en la vereda de sus tiendas, que fueron saqueadas en las protestas antirracistas de la semana pasada por el asesinato del afroestadounidense George Floyd a manos de un policía blanco en Minneapolis.

Te puede interesar
Reportaron 15.099 nuevos casos de coronavirus en el país y el total asciende a 871.468

También a raíz de las manifestaciones, Saks se ciñó con alambre de púas y aún no dio fecha de reapertura, mientras que Tiffany’s comenzará con el servicio de recolección a fines de esta semana.

El subte también volvió a recobrar cierta normalidad y está retomando sus horarios, aunque se mantendrán los horarios de madrugada para limpiar los trenes.

Con el objetivo de dar un mensaje de seguridad, el gobernador Andrew Cuomo viajó hoy en subte.

Hoy se podían ver a los trabajadores del subte repartiendo mascarillas y desinfectante para manos a los pasajeros, así como carteles indicativos en los andenes señalando la distancia recomendada entre una persona y otra.

La agencia de tránsito de la ciudad registró un aumento en la cantidad de pasajeros después de caer de 5,4 millones de viajes por día de la semana en febrero a menos de 450.000 en abril.

Las comidas dentro de los restaurantes, los gimnasio, teatros de Broadway, museos y otros lugares grandes continuarán cerrados, y los neoyorquinos aún deben usar tapabocas cuando estén cerca de otras personas en la vía pública.

Comentar
- Publicidad -