La colectividad sudafricana conmemoró el 118 aniversario de su llegada a Comodoro Rivadavia

La colectividad sudafricana conmemoró el 118 aniversario de su llegada a Comodoro Rivadavia

A pesar de los momentos especiales que le toca vivir a la comunidad en general, en la mañana de ayer se realizó un sencillo acto -cuidando todas las medidas preventivas de la cuarentena por el coronavirus- conmemorando el 118 aniversario de la llegada de los primeros colonizadores boers a esta ciudad, lo que marca la histórica huella pionera de Sudáfrica en la Patagonia.
En su tradicional espacio sobre avenida Alsina, se izaron los pabellones argentino y sudafricano, contándose con la presencia de socios activos, la reina de la colectividad, Mickaela Wright, la presidente de FEDECOMEX, Graciela Fernández, Guillermo Schneider, Alberto Ojeda de Ceremonial y Liliana Peralta, titular de Cultura municipal, participación que fue agradecida por los miembros de comisión directiva de la asociación sudafricana.

El acto puso en valor la histórica participación de aquellos primeros colonos boers que desde 1902 se instalaron en la zona, promoviendo la posterior llegada de nuevos contingentes de sudafricanos a la Patagonia, con su bagaje cultural y su compromiso por engrandecer con esfuerzo y trabajo, el crecimiento de su nueva tierra.

La colectividad sudafricana conmemoró el 118 aniversario de su llegada a Comodoro Rivadavia

118 años de historia

Tras aquel primer registro de su presencia, el 4 de junio de 1902, en años sucesivos llegaron nuevos contingentes, aun más numerosos, que provenían en su mayoría de Transvaal y el Estado Libre de Orange, Sudáfrica, dedicándose a la cría de ganado lanar.

Construyendo caminos, se adentraron en los campos, y transportaron en carros sus primeras producciones al pueblo, llevando avena, cebada y alfalfa además de huevos de gallina, manteca y queso de la Colonia Escalante, el primer asentamiento boer en la Patagonia.

En 1926 se forma la “Asociación Cristiana de Mujeres” cuyo primer objetivo es la solidaridad y beneficencia. Trabajar y recaudar fondos para satisfacer las necesidades que tenía la colonia boer, llevando también ayuda y donaciones hacia instituciones carenciadas de la ciudad.

El 4 de abril de 1992 se funda la Asociación Colectividad Sudafricana del Chubut por iniciativa de descendientes con el solo objetivo de conservar, difundir y promover su cultura, tradición e idioma afrikáans.

En el año 2000, la Comisión Directiva comienza a realizar un padrón de inmigrantes y sus descendientes, junto a historias familiares, y también la construcción del monumento en homenaje a los pioneros pudiendo realizarlo en el año 2002 -sobre Avda. Alsina y Rawson- el que fue inaugurado, precisamente, el 4 de junio Día del Inmigrante Sudafricano.

Única institución en Argentina y América

En un breve pero sentido mensaje, la institución señaló: “Queremos recordar a nuestros ancestros que llegaron a la Patagonia con esfuerzo; agradecer a todos los miembros que participaron y participan en nuestra colectividad, tratando de no perder costumbres y tradiciones.

“Arribaron a estas tierras áridas cuando Comodoro Rivadavia era un páramo de casas de chapas, y llegaron a construir sus sueños. Nada fue fácil para los colonos boers; aun así se fortalecieron y sembraron su simiente con amor y elevaron su grito de libertad para sus hijos y nietos. Somos herederos de su pasión, de sus corazones fuertes y generosos.

“Somos hijos y nietos del viento y del mar, somos la semilla que germinó en esta tierra, en una Patria fuerte que tanto anhelaron pero sobre todo, somos el fruto del valor de la libertad y nos sentimos orgullosos de ser la única institución de descendientes sudafricanos en la República Argentina y América”.

“Ellos son parte importante del crisol de colectividades
que forjaron una ciudad pujante como la nuestra”

La Municipalidad participó, a través de la secretaria de Cultura, Liliana Peralta, del acto que se desarrolló en el boulevard Colonos Sudafricanos para recordar un nuevo aniversario del desembarco boer en esta ciudad.

Al respecto, Liliana Peralta afirmó que “los bóers llegaron a Argentina con sus familias, dispuestos a trabajar y progresar, pero también a difundir sus ricas costumbres. El hecho de que su arribo haya sido en las costas de Comodoro Rivadavia es muy importante, porque muchos de ellos se instalaron en lo que hoy es nuestro éjido urbano y zonas aledañas, como Sierra Nevada, Sierra Victoria, Sierra Cuadrada, Salamanca y Sarmiento”.

En ese sentido, dijo que “esto favoreció el desarrollo agropecuario de la región, ya que se especializaban en la cría de ganado lanar y llegaron a la Patagonia con todos sus implementos agrícolas.

Demostraron sus habilidades de granja y en pocos años cambiaron las condiciones de vida de Comodoro y sus alrededores, a pesar de lo árido del suelo y a las complicadas inclemencias climáticas”.

“Los pioneros sudafricanos fueron gente de campo y luchó día a día por mejorar su trabajo y su vida, y se sumaron al esfuerzo de todos los inmigrantes para convertir a Comodoro Rivadavia en la ciudad pujante que vemos hoy. Debemos reconocer y valorar permanentemente la gran labor que llevaron adelante para que las nuevas generaciones los tengan presentes”, concluyó Peralta.

Comentar
- Publicidad -