“El Ministerio Público Fiscal trabaja para proteger a las víctimas y lograr la sanción penal de los agresores”

El Ministerio Público Fiscal emitió ayer un documento donde aclara sobre la frase “desahogo sexual” atribuida a un fiscal que generó gran reacción en esta provincia e indignó a todo el país, sobre un ataque sexual en manada en perjuicio de una menor, y explicó la actuación del MPF en dicha causa, investigación que aún está en curso, indica.

La postura del MPF es la siguiente:
“Recientemente trascendió una frase atribuida el fiscal Fernando Rivarola, cambiando el sentido de los términos, sacados de contexto, sobreexponiendo a la víctima y poniendo en riesgo aspectos cruciales del proceso penal.

El Ministerio Público Fiscal asiste a la víctima a través del SAVD, desde el comienzo de la investigación. Se trata de una joven, menor de edad, amparada por el derecho a la intimidad, al resguardo de su identidad y a la reserva de todas las actuaciones judiciales.

En paralelo, tanto ella como su familia reciben detallada información del proceso, participan de las decisiones procesales, reciben protección y asistencia victimológica. Toda decisión asumida por la Fiscalía ha sido consensuada con ella.

En la investigación en cuestión además de la víctima, también algunos los agresores son menores de edad imputables. Esto quiere decir que en caso que el Ministerio Público Fiscal demuestre su responsabilidad penal en este hecho, serían declarados penalmente responsables y se le impondrá la sanción que la ley prevé para los menores que delinquen. La ley establece que no puede darse a conocimiento público su identidad.

“Desahogo sexual doloso”

En palabras simples, el abuso sexual es justamente una conducta que busca el desahogo sexual del autor sabiendo que lo hace sin el consentimiento de la víctima, que va a cometer un ataque sexual, que se trata de un delito, y consciente de ello avanza sin consideración del daño que va a provocar en esta. Eso es dolo.

Por eso, en el contexto de una exposición, el uso de la frase “desahogo sexual doloso”, resume lo que escribimos en varios renglones al comienzo de este párrafo, fundamentalmente si se hubiera utilizado en el contexto de audiencias o escritos reservados a los que solo debieran acceder profesionales del derecho que conocen el alcance del término dolo.

En las audiencias orales y públicas, la Fiscalía en particular y los operadores del sistema penal en general procuran en sus planteos y resoluciones, aclarar los términos legales para que se comprendan por quienes no son abogados.

Contacto con la prensa

Por la reserva que merecen casos como el presente, con alta vulnerabilidad de la víctima, la Fiscalía no puede realizar declaraciones públicas por el momento. El fiscal Fernando Rivarola se comprometió a recibir a la prensa una vez finalizado el proceso penal”.

Comentar
- Publicidad -