En menos de dos horas roban dos autos en Trelew y uno apareció estrellado en una casa

En menos de dos horas roban dos autos en Trelew y uno apareció estrellado en una casa

Fue ayer cerca del mediodía en distintos barrios de la ciudad. La peligrosa costumbre de algunos dueños de dejar al vehículo con las llaves puestas y hasta con el motor en marcha.

Trelew (Agencia) En menos de dos horas, robaron dos autos ayer en distintos barrios de Trelew y a uno el ladrón lo abandonó tras chocarlo contra una vivienda, a las pocas calles de donde lo había sustraído. El vehículo había sido robado cuando su dueño al bajar a comprar a un negocio lo dejó en marcha. En el otro caso ocurrió algo parecido: la propietaria lo dejó con las llaves puestas y entró a un centro sanitario, cuando regresó ya no estaba.

Este último hecho sucedió, según la policía, momentos antes de las once y media enfrente de la sala de emergencias médicas del barrio INTA, en la zona oeste de Trelew.

En menos de dos horas roban dos autos en Trelew y uno apareció estrellado en una casaEl coche se encontraba estacionado en las inmediaciones de 25 de Mayo y Gastre cuando un ladrón oportunista vio que tenía las llaves colocadas, se subió y huyó del lugar en el rodado.

Este automóvil al cierre de esta edición todavía no aparecía. Se trata de un Peugeot 207, de color gris, chapa patente HUS 117.

El otro robo ocurrió minutos antes de las 13, casi dos horas después, y en otro sector de la ciudad; en el barrio Planta de Gas, en la zona este. Fue entre las calles Moyano y José Mármol.

Ahí estaba estacionado el coche, presuntamente con el motor encendido, cuando un maleante alto, de contextura física normal, con tapaboca y un buzo con capucha se subió al rodado y a toda velocidad se dio a la fuga del lugar.

Aunque no fue muy lejos, porque huyendo terminó llevándose por delante una vivienda situada a pocas calles del sitio en el que había robado el auto. El vehículo, también un Peugeot 207, de color rojo, (foto) apareció incrustado contra la pared de un domicilio situado entre Moyano y Echeverría.

Ahí lo encontró su propietario y llamó a la policía. El coche tuvo importantes daños en la parte delantera a consecuencia de la colisión y por lo que se supo la fiscalía accedió a que se lo entregaran al dueño en el mismo lugar del siniestro. En el vecindario, nadie vio nada.

Comentar
- Publicidad -