Las empresas que se bajaron del programa ATP salieron a vender dólares para pagar sueldos y se agitó el mercado

Las empresas que se bajaron del programa ATP salieron a vender dólares para pagar sueldos y se agitó el mercado

Las cotizaciones alternativas se estancaron pero el segundo día de operaciones con las nuevas reglas para operar con bonos tuvo el doble de operaciones que el primero.El gobierno está perdiendo la confianza de los empresarios que, en algún momento, estuvieron muy cercanos a él para apoyarlo en el proceso de negociación de la deuda. Hay una distancia que surgió desde que se lanzó la idea de tomar acciones de las empresas que recibieron ayudas para pagar los sueldos.

El resultado es que hay corporaciones que rechazan esa ayuda porque no quieren renunciar a hacer operaciones de contado con liquidación o de dólar Bolsa y, mucho menos a girar utilidades al exterior. Estas operaciones son las que los cubren de los avatares de la economía local.

Por eso hoy aumentó el monto de negocios en operaciones con dólares alternativos. “Si el martes se hicieron negocios por 30% del volumen habitual, hoy ese porcentaje creció a entre 60 y 65%”, aseguró José Napoli, de Napoli Inversiones SA.

La presencia de los empresarios que renunció a la ayuda del Gobierno para pagar sueldos, fue clave. Según Nápoli, el contado con liquidación tocó un piso de $ 106 pero luego reaccionó y llegó al techo de $ 112.

El precio final fue de $109,84 lo que representó una caída de 80 centavos (-0,7%). El dólar bolsa perdió 0,76 centavos y finalizó en $ 105,56. Pero atención, el rebote se produjo en los tramos finales de la rueda y eso significa que estos dólares de cobertura están al acecho para recuperar el terreno perdido. En cambio, el dólar libre no tuvo movimiento y perdió $2 para quedar en $127.

En el mercado mayorista, el Central siguió con su cansina devaluación de 9 centavos diarios y la divisa cerró a $ 68,36. Pero mantener este precio más las operaciones de “puré” -comprar dólar solidario a $ 92 y revenderlos a $124 en el mercado libre- más el retiro de depósitos le costó a la entidad vender USD 132 millones de sus reservas que bajaron a USD 42.510 millones.

Los bonos en dólares tuvieron subas importantes, en particular los de ley local que están defaulteados, pero apuestan al éxito en la negociación con los acreedores porque su destino está atado a los bonos con legislación extranjera. Por eso el Bonar 2020 aumentó 5,20% y el Bonar 2024 nada menos que 8,47%. Los títulos en dólares con legislación extranjera que inciden en el riesgo país fueron los que no reaccionaron. El Discount perdió 0,30% de su valor y el Par, 2,63%. Por eso el riesgo país subió 156 unidades (+6,2%) a 2.676 puntos básicos.

La Bolsa, padece las limitaciones de las operaciones de contado con liquidación. Por eso el S&P Merval, el índice de las acciones líderes, perdió 1,53% con negocios por $ 1.300 millones, 30% más que la rueda anterior.

Lo sobresaliente fue Transportadora Gas del Norte (+3,38%), YPF (+3,20%) y Aluar (+2,55%). Las pérdidas, que afectaron a la mayoría de las acciones, se dieron con más fuerza en Pampa Energía (-7,08%) y CableVisión Holding (-4,69%). La incidencia de Pampa fue decisiva para la caída del principal indicador de la Bolsa.

Los ADR’s argentinos -certificados de tenencia de acciones que cotizan en el exterior- tuvieron un comportamiento mixto. Los ganadores fueron las petroleras. YPF (+7,30%) encabezó el movimiento seguido por Ternium (+3,58%). La contracara estuvo en Loma Negra (-4,38%) y Banco Macro (-1,62%).

Más allá de que los dólares alternativos parecen volver a su nivel porque las empresas eligen cubrirse de lo que viene antes de que recibir ayuda estatal, la atención está centrada en los bonos de la deuda. Lo más importante para los inversores son sus posiciones en bonos porque están jugados a un final feliz de las negociaciones.

Comentar
- Publicidad -