Ser solidario no es dar lo que te sobra

Ser solidario no es dar lo que te sobra

La Liga de Barrios repartió el lunes 450 porciones de Locro Criollo en el marco de un aniversario de la Revolución de Mayo, pero fundamentalmente, buscando asistir a las familias más vulneradas en el contexto en el que nos obliga a vivir la pandemia por el COVID-19.

Lunes feriado al mediodía. Momento de estremecimientos, de sacudidas emotivas que están emparentadas con el don de ofrecer a través de la gestión y el trabajo, un sustento comestible para las familias que están más expuestas en este momento de tanta necesidad.

Ser solidario no es dar lo que te sobra

Maximiliano Coñocar es el presidente de la Liga de Barrios y junto a parte de la Comisión Directiva, está llevando a cabo ollas populares en la sede de la calle Laferrere casi Kennedy.

El domingo se concretó el cuarto capítulo. Primero fueron lentejas, la segunda vez se cocinó tallarines, en la tercera oportunidad se pudo disfrutar de un rico estofado de pollo con arroz y en esta carta ocasión, el locro criollo se convirtió en el mensaje de un Feliz 25 de Mayo.

“Primero habíamos planificado unas 200 a 250 viandas, pero todo nos sobrepasó, hubo una demanda muy grande y pudimos completar 450 porciones de locro. Nos quedaron unas 20 personas que no pudieron recibir, pero fue imposible completar, a pesar que hicimos un disco inmenso y dos ollas muy grandes”, dijo el titular de la Liga de Barrios.

“Trabajamos con un grupo de diez personas, entre ellos la gente de Locos por los Falcon, Los Provincianos, familiares y gente que siempre nos está dando una mano”, señaló.

Además, a media mañana se sirvió un té con pastelitos, tortas fritas y pan casero. “La gente se empezó a agrupar a media mañana, como para asegurar su vianda y mientras esperaban, en algunos casos más de una hora, les pudimos dar un desayuno con lo que habíamos reunido”.

Coñocar mencionó agradecimientos “al intendente Juan Pablo Luque, a Carlos Linares, Lucio Coñocar, Leonardo Rocha, Leonardo Barrientos, Panadería La Muñeca, Cristian Bahamonde, Frigorífico Trenel y Nicolás González, entre otras personas que también colaboraron”.

El destino no sólo se enfocó en el barrio Ceferino, que es el lugar donde está enclavada la sede de la Liga, sino que se acercaron familias desde varios sectores de la ciudad.

“Nos interesa únicamente ayudar, nada más que eso. El agradecimiento de la gente es suficiente recompensa para todos los que nos involucramos en esto”, resaltó Maximiliano Coñocar.

Comentar
- Publicidad -