Dólar. Ponen trabas para la compra mediante contado “con liqui” y “dólar MEP”

La Comisión Nacional de Valores (CNV) estableció que, a partir de mañana, habrá que esperar cinco días hábiles para vender títulos con liquidación en moneda extranjera en el exterior o localmente, para desincentivar la demanda. La Comisión Nacional de Valores (CNV) estableció que, a partir de mañana, habrá que esperar cinco días hábiles para vender títulos con liquidación en moneda extranjera en el exterior o localmente, para desincentivar la demanda.

Con el objetivo de restringir más la compra de dólares a través del mercado bursátil, la Comisión Nacional de Valores (CNV) estableció hoy que, a partir de mañana martes, habrá que esperar cinco días hábiles para vender títulos con liquidación en moneda extranjera en el exterior o localmente. Esto desincentiva automáticamente la compra de los dólares MEP o Contado con Liquidación (CCL), ya que, dada la alta volatilidad del mercado, se pueden generar grandes pérdidas de dinero en el lapso de esos cinco días.

El fin de esta medida es bajar el precio de estos dos tipos de dólares -que se adquieren a través de la compra y venta de bonos y acciones a través de la Bolsa-, para que se achique la brecha con el tipo de cambio oficial, que la semana pasada cerró a un valor de $68,18 para el mercado mayorista y de $70,58 para el minorista. El MEP y el CCL, en cambio, cerraron a $110,20 y a $114,03, respectivamente, lo que significa una brecha de más del 50%.
Ads by

En la jerga financiera, se le llama parking (estacionamiento) a los cinco días que esos títulos deberán estar “estacionados” en la cartera del comprador antes de venderlos. “Ahora hay un riesgo de precio por el parking de cinco días en la operación de compra de dólares vía contado con liquidación a través de títulos en dólares. En esos cinco días, el título que se compra puede tener una variación de precio y eso implica un riesgo mayor”, explica Federico Furiase, director de la consultora EcoGo.

“Mientras continúe la incertidumbre en torno a la negociación de la deuda, está restricción a la compra de dólares por contado con liqui puede generar mayor presión por el lado de las importaciones, impactando en las reservas del Banco Central, o bien por el dólar blue (el que opera en el mercado ilegal). No me extrañaría que el Gobierno tenga que endurecer las restricciones a las importaciones vía la incorporación de licencias no automáticas en productos que no la tenían”, anticipó el economista, y agregó: “Son todos parches que no cambian el problema fundamental que está detrás de la escalda en la brecha, que es la incertidumbre en torno a la deuda y a cómo se va a corregir el déficit fiscal y el excedente de emisión monetaria luego de la cuarentena”.

Estas medidas van en sintonía con las que aplicó el Banco Central a principios de mes, cuando prohibió el acceso al mercado de cambios a aquellas empresas que hayan realizado operaciones de cambio a través del mercado bursátil en los últimos 30 días. Además, se limitó la compra de dólares a las compañías que recibieron alguno de los créditos promocionales lanzados por el Gobierno para atenuar el impacto del coronavirus.

El objetivo era, como explicaron en la entidad monetaria en su momento, que si la firma accedió a un crédito subsidiado, le quede vedada la posibilidad de operar en CCL. Y aquella que no tenga ese crédito, pero haya estado operando CCL, deba explicarle al Central por qué quiere comprar divisas para importar si ya las obtuvo por otra vía.

Estas restricciones se dan en un contexto en el cual, ante la incertidumbre por la reestructuración de la deuda, crece la demanda de dólares , ya que, si la Argentina entra en default, habrán muchas menos divisas disponibles. De hecho, en abril, se triplicó la demanda del “dólar solidario” (minorista oficial) respecto del mes previo, con 1,2 millones de personas que compraron los US$200 permitidos. En lo que va de mayo, además, el precio del dólar blue trepó de $85 a $126, mientras que el MEP aumentó 30,6% su valor y el CCL, 32%.

“La tendencia es que la brecha se ampliará, ya que es lo que sucede cuando hay mayor cepo. Quien quiera dolarizarse no le quedará otra que hacerlo en el blue. Porque si se prohibe la dolarización, no es que no se hará, sino que se buscará otro camino”, indica el analista financiero Christian Buteler.

“Ahora, el único camino abierto que queda es el blue, y eso elevará su valor. Con respecto al contado con liquidación y al MEP, puede que no bajen su valor, porque los precios resultan de la diferencia entre las cotizaciones en dólares y en pesos de un mismo activo. Esta norma le puede pegar de la misma manera al activo en ambas monedas y mantenerlo hasta hacerlo crecer. Una medida que podía haber hecho bajar el precio era quitar la opción del MEP para vender dólares, porque eso daría mayor oferta en el mercado de dólares. La norma de la CNV no veo que pueda resultar en una baja de la cotización en el corto plazo”, agregó Buteler.

El economista Diego Martínez Burzaco, por su parte, coincidió en que la medida “hará que se busquen salidas distintas a las del mercado formal para dolarizarse”. “En vez de tratar de estimular la oferta y que sea justamente la que prime sobre el precio de la cotización, se imponen mayores restricciones a la demanda, que genera una exacerbación”, indicó.

“Como medida de mediano plazo, esto es insostenible, y si no se genera un ambiente o un escenario proclive para que la demanda pierda fuerza y la oferta aumente, lógicamente vamos a tener un problema sobre la presión del tipo de cambio blue. En la medida que esto no esté claro, seguramente vamos a ver mayor nerviosismo cambiario en una semana clave para la negociación de la deuda”, concluyó.

Comentar
- Publicidad -