Dueños de gimnasios piden la reapertura paulatina de los salones

Dueños de gimnasios piden la reapertura paulatina de los salones

Desde hace más de un mes, los propietarios de gimnasios de la ciudad exigen reabrir sus puertas al público y así poder reactivar la actividad paulatinamente. Desde el Gobierno provincial todavía existe una negativa al respecto y no ven con buenos ojos la reactivación de este rubro. Más allá de una cuestión económica, en el medio también está el tema de la salud, tanto psíquica como física.

El reclamo de los dueños de gimnasios viene haciendo ruido en los medios desde hace más de un mes. El mes pasado, más precisamente el 24 de abril, este diario publicó una entrevista con Marcos Antileo, propietario de un gimnasio que cuenta con el aval de la Liga Argentina de Kick Boxing. En ese momento, la intención fue lograr la apertura progresiva de gimnasios de deporte de contacto y artes marciales.

También en abril, cerca de veinticinco dueños de gimnasios de Comodoro elevaron una nota al gobernador pidiendo la reactivación del rubro, poniendo sobre la mesa el argumento de que, ante los elevados costos de mantención de los locales, una posibilidad concreta era que muchos tuvieran que cerrar sus puertas definitivamente.

Mucho más al norte del país, en la provincia de Jujuy, este miércoles se conoció la noticia de que, con un estricto protocolo, los gimnasios reabrirán sus puertas. La noticia fue anunciada por el gobernador Gerardo Morales, quien además autorizó la pesca comercial y los sepelios.

A partir de este lunes, los jujeños podrán volver a concurrir a los gimnasios, pero respetando un estricto protocolo de higiene. Otra de las novedades fue que las personas mayores de sesenta años podrán realizar actividad física, obviamente con precaución.

En el caso de Chubut, la actividad todavía sigue frenada. Este miércoles, el ministro de salud de la provincia, Fabián Puratich, en declaraciones a la prensa planteó que “la reapertura de gimnasios está pensada para una tercera etapa”. El funcionario indicó que hay actividades que se ven más factibles para habilitarse nuevamente, como por ejemplo, spinning, zumba o yoga, ya que son individuales y normalmente con cantidad reducida de personas.

“Me preocupa porque si van a usar una máquina, después la usa otra persona, hay que desinfectarla cada vez. Esperamos que cuando esto se habilite sea de manera responsable y se respeten las normas, de lo contrario vamos a estar poniendo en riesgo a toda la sociedad”, afirmó Puratich.

El ejercicio periódico, un pilar fundamental para llevar una vida saludable

Concurrir periódicamente a un gimnasio no solo tiene que ver con una cuestión estética, sino también con un tema de salud. En el medio tallan cuestiones que muchas veces se dejan de lado y a las que no se les da importancia. Una de las más importantes, justamente, es la salud y los distintos efectos que tiene en una persona realizar ejercicio de forma regular.

“En los gimnasios ayudamos a las personas. Los ayudamos a nivel fisiológico cuando liberan endorfinas, los ayudamos a nivel psicológico y también por una cuestión estética. Yo creo que los gimnasios son lugares de contención y que ayudamos a mejorar la salud de las personas.

En los últimos años nos ha pasado de tener casos de personas que vienen al gimnasio por una cuestión médica. Puede ser por varios motivos. Un kinesiólogo puede recomendarle actividad física, un médico puede hacerlo también después de un postoperatorio extenso o puede ser por problemas de ansiedad, eso varía”, planteó Germán Ramírez.

En la misma línea, el entrevistado recalcó que, quizá, el grupo más afectado por la restricción de apertura en gimnasios fue aquel conformado por personas que concurrían tres o cuatro veces por semana. “Hay gente que se dedicaba de lleno al gimnasio y ahora no puede ir, y eso obviamente es comprensible. Hay muchos que entrenan por algún tipo de competición y hay otros que vienen simplemente porque les gusta hacer ejercicio”.

Por último, Ramírez resaltó que, con el parate generalizado de los gimnasios, la economía de los dueños se vio seriamente afectada, teniendo en cuenta que diciembre, enero y febrero son meses demasiado tranquilos en cuanto a flujo de gente, ya que es una época en la cual por lo general la gente está de vacaciones.

“Marzo es el mes en donde se reactiva la actividad, pero con la medida de cuarentena nos quedamos sin eso. Entonces, no solo venimos resistiendo la cuarentena, sino también los meses anteriores, que fueron bajos en cuanto a recaudación. Esto nos partió al medio”, concluyó.

“La intención es que la reapertura de los gimnasios
sea algo respaldado desde el lado de la salud”

Germán Ramírez, propietario de un gimnasio de Kilómetro 3, en diálogo con Crónica se refirió a la reapertura de los gimnasios en la ciudad. Si bien consideró que hay una necesidad económica de parte de los dueños de los locales, también hizo fuerte hincapié en la cuestión de la salud: “Más allá de que uno busca mejorar su estética en un gimnasio, también hay una parte psicológica en el entrenamiento”, afirmó.

Dueños de gimnasios piden la reapertura paulatina de los salonesEn primer término, consultado por el impacto económico que tuvo la medida de aislamiento preventivo, social y obligatorio en los dueños de los gimnasios de la ciudad, Ramírez planteó que “ya llevamos dos meses sin poder abrir nuestras puertas, sin tener un ingreso de dinero.

Estoy en permanente contacto con otros dueños y la situación es verdaderamente complicada para todos. Nosotros tenemos una estructura, gastos fijos que tenemos que cubrir todos los meses. Hay que pagar un alquiler, darle mantenimiento a las máquinas y más cosas. Uno entiende la situación, la cuarentena, la pandemia y demás, pero creo que, pasado un tiempo prudencial, cuando peligran algunos negocios hay que tomar medidas en base a eso”, sostuvo el entrevistado.

Cambios en la forma de ejercitarse

Por otro lado, el personal trainer hizo foco en la forma de ejercitarse de la gente y en los cambios que podría tener esto en un futuro, cambios que incluso ya se están notando.

Debido a la medida de cuarentena, muchas personas que concurrían periódicamente a gimnasios decidieron comprar máquinas para ejercitarse en sus casas y ver rutinas de ejercicios en plataformas como Youtube o Zoom.

Respecto a este tema, el joven destacó que “personalmente, yo soy de la vieja escuela, prefiero estar cerca de la persona y ayudarla en su entrenamiento. Sin embargo, hay que ser conscientes de que, con este nuevo orden que se está armando, la gente está optando por otro tipo de entrenamiento. Hoy las redes sociales nos comunican de otra manera, creo que los gimnasios no van a dejar de existir, pero las personas van a empezar a entrenar de otra manera”.

“Pienso que si hoy se diera una reapertura no trabajaríamos con la cantidad de personas que normalmente podrían concurrir. Tendríamos que dejar pasar un número reducido de gente, con un contacto mínimo para todo, con medidas de salud aumentadas. Usaríamos tapabocas, habría distanciamiento social y tendríamos que desinfectar cada elemento luego de usarlo.

Mi postura no es la de una reactivación total, creo que la intención es que la reapertura de los gimnasios sea algo respaldado desde el lado de la salud”.

Comentar
- Publicidad -