Confianza en la responsabilidad personal para nuevas flexibilizaciones

Confianza en la responsabilidad personal para nuevas flexibilizaciones

A pesar de numerosas contravenciones a las medidas dispuestas por la pandemia, tanto aquellas municipales, como provinciales y hasta nacionales, se estudia la posibilidad de continuar ampliando las flexibilizaciones para lograr contrarrestar el encierro individual o de la “familia chica” con la que haya tocado transitar todo este primer tiempo de cuarentena.

Con dos meses de aislamiento y haciendo uso de lo que llaman “el mejor medicamento” contra el coronavirus o sea, el distanciamiento social, y pese a que aún resta por conocer en las próximas horas las nuevas decisiones del Gobierno nacional -que recomendaría una prolongación de la cuarentena-, desde el Estado provincial se adelantó la intención de permitir las reuniones familiares.

Seguramente que se deberá marcar determinados puntos, dentro del protocolo para esos encuentros, lo que apuntarán directamente a la responsabilidad personal y de cada familia para reducir traslados entre diferentes puntos de la ciudad o bien en la cantidad de personas que podrían reunirse, sosteniendo el principio de evitar encuentros mayoritarios y ni hablar de besos o abrazos.

Además de los condicionamientos lógicos para esas reuniones en cuanto a la cantidad de personas dentro de los ambientes familiares y de los consumos de bebidas alcohólicas, lo que se ha adelantado es que esa nueva flexibilización se daría solo durante los fines de semana y al mediodía.

Te puede interesar
Mientras el virus avanza en América y Asia, Europa intenta una difícil reconstrucción

Si bien la medida aún está en estudio, de acuerdo a lo sostenido durante el adelanto de esta nueva etapa de flexibilización es que, ante la imposibilidad de un control estricto de cumplimiento se apostará a la responsabilidad social de los vecinos, a la necesidad de no realizar grandes reuniones, a la adecuación de ambientes donde se produzcan los encuentros y a evitar traslados entre barrios alejados de cada ciudad, todo ello con la intención de continuar controlando la proliferación de un virus que aún cuando localmente no se ha sufrida la pérdida de vidas por su contagio, ha demostrado ser altamente letal en determinados grupos etarios.

Comentar
- Publicidad -