Silencio y misterio en el caso de la feroz golpiza a hija del exdiputado Manuel “El Lolo” Morejón

Silencio y misterio en el caso de la feroz golpiza a hija del exdiputado Manuel “El Lolo” Morejón

El hecho ocurrió en Trelew, fue descubierto el pasado 12 de mayo y sigue siendo un hecho confuso. La mujer recién el fin de semana pudo abrir los ojos. Estuvo en grave estado.
Trelew (Agencia) Sigue en estado delicado la mujer a la que encontraron salvajemente golpeada el pasado 12 de mayo en su casa y el caso continúa siendo un misterio porque no hay detenidos y ni siquiera algún imputado. La policía apunta a un hecho de violencia de género y espera interrogar a la víctima en las próximas horas. La joven es hija del exdiputado nacional y referente del Justicialismo, Manuel El Lolo Morejón.

A Soledad, de 42 años, la encontraron desmayada a golpes con hematomas, traumatismos y una pierna fracturada, tirada en el living de su domicilio particular en la calle Emilio Frey al 1.800.

La noticia que trascendió la tarde del 12 de mayo fue que su novio había llegado al lugar y que aparentemente desde una de las ventanas al mirar hacia adentro habría visto unas sillas tiradas. Supuestamente eso le llamó la atención y como constató que la puerta de la casa estaba cerrada con llave llamó enseguida al padre de la mujer.

El exdiputado, según la versión de la pareja de la víctima, arribó con otro juego de llaves de la vivienda y así pudieron ingresar descubriendo a la mujer tirada en el suelo y brutalmente golpeada.

El padre de Soledad, en esa circunstancia, habría llamado a un médico de confianza que a los minutos llegó al lugar y tras examinarla convocó a una ambulancia de un servicio de emergencia privado en la que terminaron trasladándola al hospital.

Luego a la mujer la derivaron a una clínica en donde quedó internada en el sector de terapia intensiva porque, según recordaron los investigadores que están abocados al caso, su estado era realmente grave. Llegó a estar en coma.

Por fortuna estaría evolucionando bien y ahora se espera que la policía pueda interrogarla para que les cuente quién la atacó, en qué circunstancias y por qué. A la hipótesis del robo las autoridades ya la habrían desechado, dado que la plata que tenía en una cartera estaba toda y no se habría detectado en el domicilio desorden o algún hecho por el que se pudiera presumir que la víctima hubiera sido atacada en medio de un asalto.

Ella trabaja en un banco de Rawson, su novio en un organismo estatal y es familiar cercano de altos funcionarios judiciales. Del caso la policía, oficialmente, no dice nada: mantiene todo en el más estricto hermetismo.

Comentar
- Publicidad -