Fernanda Vidal: “Las cosas que no salieron nos otorgan mayor fuerza para continuar”

Fernanda Vidal: “Las cosas que no salieron nos otorgan mayor fuerza para continuar”
Fernanda Vidal, entrenadora y coordinadora del rugby femenino.

El 2019 fue un año de pleno crecimiento para la materia de la ovalada en el ámbito de las damas, ya que se incursionó con nuevos objetivos como el Torneo Austral de Mujeres y la competencia de la Selección de la Unión Austral en el Seven de la República. El fin mayor es el poder conseguir equiparar el volumen de juego con el mismo que poseen los hombres, o al menos así lo destaca la entrenadora, profesora y coordinadora Fernanda Vidal.

En lo que fue la temporada 2019 hubo un crecimiento del 15 por ciento en el rugby femenino en toda la Unión Argentina de Rugby.

En cuanto a la Unión Austral con sus cuatro clubes más antiguos que participan de este ámbito -San Jorge, Chenque, Calafate RC y Deportivo Portugués- y los clubes en desarrollo que se sumaron desde el norte de Santa Cruz, son 219 las afiliadas en competencia que posee la URA, un número que creció mucho considerando que se le agregó la categoría juvenil como competencia oficial, mientras que el formato de juego es de seven para las damas.

Entre las pioneras de la categoría se encuentra Fernanda Vidal, la actual coordinadora de competencia que tiene la Unión Austral y que al mismo tiempo es la conexión con la Unión Argentina. Fernanda Vidal es profesora de Educación Física y Head Coach de la Selección Austral.

Ella comenzó a desempeñarse en Calafate RC y es así como el Club de Divina Providencia la llegó a adoptar al punto tal que se convirtió en entrenadora, apostó por el crecimiento del rugby femenino y actualmente sigue empleando todas sus fuerzas para que esta disciplina crezca más y más.

“El 2019 fue un buen año para el rugby femenino, se pudo conseguir muchas cosas para las damas. Una de ellas fue el primer Torneo Austral que juegan los equipos de la Unión contra la Unión del Valle y se realiza en conjunto. Este año la segunda edición iba a ser el primer evento de la temporada, pero el primer día cuando arrancaba la cuarentena, nos comunicaron todo tipo de inconvenientes por la pandemia y la suspensión del torneo.

Ahora estamos esperando cómo evoluciona todo para saber si se puede planificar las actividades y si va a haber competencia en la temporada” explicó Vidal.
Si bien todo el deporte está en estos momentos en “cuarentena” el rugby femenino sigue trabajando.

Fernanda Vidal: “Las cosas que no salieron nos otorgan mayor fuerza para continuar”
Vidal brindando indicaciones a las chicas de Calafate RC.

Desde la UAR se bajó la línea de trabajar en cada Club en esta situación. Cómo trabajar y cómo aprovechar la realidad del Club. Se realizan entrenamientos por intermedio de la aplicación zoom, se respeta los días y horarios que tenía cada Club, además hubo una charla con una Puma (Carla Farroni), para todas las jugadoras y entrenadores en exclusiva, y así se puede mantener el rugby vivo. También tenés trivias, charlas, capacitaciones que se están dando no solo a nivel local sino a nivel internacional. El rugby infantil de nuestra Unión tuvo una temática con sorteo. Se están realizando diferentes actividades para mantener vivo el espíritu del rugby en la cuarentena” explicó la head coach.

“El acompañamiento es fundamental para crecer”

El objetivo que se busca, con la paciencia que se requiere, es la de poder alcanzar el ritmo y nivel de competencia que tiene la rama masculina. “Es uno de los proyectos. El rugby femenino es nuevo, está en pleno desarrollo. El ámbito masculino nos lleva bastante tiempo, cincuenta años o más. El rugby femenino tiene que aprender de los hombres y luego adaptarlo a su realidad, a sus improntas, y oportunidades. Una de esas cosas son las competencias tanto en la frecuencia como en la cantidad. Por el momento se busca el poder tener más rodaje de torneos y certámenes, pero sabiendo que para eso se debe tener cantidad de equipos y jugadoras” explayó Vidal.

Fernanda Vidal: “Las cosas que no salieron nos otorgan mayor fuerza para continuar”
La selección femenina de la Unión Austral, el cual tuvo un notable crecimiento en la última edición.

“Una puede proyectar, o plantearse muchos temas, pero si no tenés gente que crean y sigan los proyectos, que confíen y se pueda trabajar con ellos, se hace difícil llegar al objetivo. Nosotros somos un grupo de trabajo que apuntamos todo al mismo lado para concretar los proyectos desde el acompañamiento. El lado managers y entrenadores que tanto han trabajado y la dirigencia que trabaja para cada una de las categorías, a nivel Unión y clubes han sido fundamentales en estos años. Hay una dirigencia que se proyecta y eso se ve luego reflejado en cada Club y cada competencia”. En 2018 a pocos días de organizarse un Regional Patagónico en Comodoro, el rugby femenino local no pudo realizarlo.

Dejando esa gran deuda pendiente para toda la Unión Austral. “Uno tiene que saber, que a veces, no todos los proyectos se podrán concretar, pero cuando las cosas no suceden todo tiene su proceso de duelo, te pone mal, te duele, buscas culpas pero cuando analizas esa pérdida del proyecto, que previamente tuvo mucho trabajo, no puede quedarse en la parte negativa y eso fue un puntapié para apuntar a seguir e ir por más” recordó Fernanda Vidal, encargada de todo lo respectivo a la disciplina en la URA.

El crecimiento colectivo

Durante 2019 se hizo por primera vez oficial el torneo de la Unión en la categoría juvenil, además que por primera vez hubo un seleccionado Austral femenino de rugby para el Seven de la República con miembro de todos los clubes de la Unión. A nivel Clubes se pudo jugar por primera vez un Torneo Austral y se repitió la participación de la URA en el Torneo Regional Patagónico.

El sur de Santa Cruz le está dando vida y aporta a la Unión Austral para que el certamen oficial pueda tener más competencia. Así se sumaron Kosten Aike RC y Rucaylín RC, ambos desde Las Heras. “Los clubes de desarrollo vienen creciendo, un claro ejemplo es Kosten Aike que desde el día uno puede competir, se esfuerzan por crecer pese a las adversidades como el tema del espacio y entrenamientos se las ingenian. Es un claro ejemplo que si no hay ideas y jugadoras no se crece. Una siempre busca que las jugadoras, que son las protagonistas, tengan más competencias porque así las incentivás y ese es nuestro rol como dirigentes”.

“La idea principal de este 2020 siempre fue la de repetir 2019, tanto de calidad como cantidad. Para poder crecer necesitás primero mantener lo que ya se hizo y luego mejorar con algunas cosas, innovar otras. Mejorar la categoría infantil, el rugby femenino tiene esa gran deuda, ese era el primer objetivo. “Probá rugby” en la escuela o clubes y el rugby escolar son los proyectos para afirmar. Se tuvo un gran inconveniente que los chicos no tenían clases y así rugby escolar con el paro no se puede desarrollar. Pero ahí estamos nosotros ante cualquier eventualidad debemos analizar y ver como lo hacemos y se solucionan los problemas. El rugby femenino va bien creciendo de a poco y sabiendo que aún se puede desarrollar más el potencial” sentenció Fernanda Vidal.

Comentar
- Publicidad -