“Los cursos son nuestro mayor ingreso, pronto no podremos pagar nada”

Walter Navarro, presidente del Tiro Federal General Enrique Mosconi.

El Tiro Federal General Mosconi está viviendo una situación de colapso económico, el parate en las actividades deportivas lo dejó sin la posibilidad de seguir dictando capacitaciones, el canal de mayores ingresos en el Club.

Walter Navarro, presidente de la institución ubicada en km 3, asegura que gracias al estado podrán afrontar algunas deudas. Y expresa el deseo que se tendría que analizar una flexibilización paulatina, ya que la crisis se agudizará en los próximos meses y la situación es agobiante.

“Los cursos son nuestro mayor ingreso, pronto no podremos pagar nada”
Prefectura Naval Argentina, es otra de las fuerzas que intervinieron en diferentes torneos.

Los dirigentes comienzan a coincidir que a medida que van pasando los días la situación económica empeora, y que algunas familias de Comodoro la están pasando realmente mal, ya que no tienen el acceso a una canasta básica familiar. La inflación va en aumento, pero también la recesión económica, los negocios, comercios, comienzan a cerrar y esto recién comienza en la ciudad.

“Nosotros estamos paralizados totalmente sin un solo movimiento. Hace como 25 días la Policía Federal tuvo que largar administrativos a la calle por los operativos del Covid 19, hicieron algunas pruebas, o sea probaron las armas, entregaron y el resto todo paralizado. Se está cortando el pasto y regando los árboles pero el resto todo cerrado.

Las obras de remodelación que estaba llevando a cabo la entidad en diciembre del año pasado.

Lamentablemente, estos dos meses le hemos pagado rasguñando a los empleados los sueldos. Agradecemos al Ente Comodoro Deportes y Municipio de Comodoro, que nos está dando una mano. Pero provincia está totalmente desaparecida de los Clubes, a pesar de que nosotros trabajamos para la provincia de manera diaria, dándole cursos a la Policía de la Provincia, a la Policía Federal, Prefectura y Gendarmería. Pero hoy todo está parado, se pararon las rotativas, quedamos a mitad de camino sin saber para dónde arrancar”.

“Es una situación difícil, muy preocupante. Hoy no sabríamos cómo continuar si no fuera por la ayuda de la gente del Ente Comodoro Deportes, de Hernán Martínez, la gente del municipio que trabaja. Si no desapareceríamos.

Es una situación lamentable. Yo creo que habría que comenzar a flexibilizar, por lo que uno ve en otros lugares. Porque hoy, no tenemos una situación de virus, tenemos los controles bien en la ciudad, controlada la gente que se pone en cuarentena obligatoria. Yo lo viví, traje a mi hija de Buenos Aires, gracias a provincia y al intendente que me ayudaron a traerla de Trelew a Comodoro.

Luego 15 días de cuarentena, pero eso te da la seguridad que estamos bien”, expresa Walter Navarro.

“En lo deportivo tenemos el año perdido”

El invierno llegará pronto y comenzarán también las enfermedades respiratorias, donde los más adultos son la población de mayor riesgo, incluidos algunos con una cierta patología.

“Los cursos son nuestro mayor ingreso, pronto no podremos pagar nada”
Integrantes de la Policía Federal Argentina, participando de un concurso organizado por la entidad.

“En lo deportivo tenemos el año totalmente perdido. Veníamos trabajando tanto para llegar a los 100 años la próxima temporada, pero se nos han caído todos los planes que teníamos. Y nosotros que hemos vivido varias crisis en Comodoro, esta sin duda será la peor. Vamos camino a una gran depresión.

A nosotros como Club, nos falta lo fundamental que es la gente, si no, no vivimos. Nosotros si no tenemos la circulación de gente, haciendo cursos, capacitaciones a los tiradores, las fuerzas, a legítimos usuarios, si no lo podemos hacer se corta la rueda y no existe forma de acomodarlo”.

“Lo peor es que veníamos construyendo, por suerte habíamos terminado pero nos quedaron compromisos por cubrir. Es una situación complicada pero no menos que el resto de los otros clubes. A todos nos pasa lo mismo y hoy el Club necesita 100 mil pesos por mes para poder pagar sueldos y servicios. Porque tenemos una cuota social chica de 200 pesos por mes.

Después se hace un trabajo prácticamente de lunes a lunes desde las 8.00 de la mañana hasta casi las 20.00 horas, trabajando con capacitaciones a todo el mundo.

Yo, estoy trabajando mucho con la Asociación de Clubes Argentinos, conozco la facturación de todos los clubes cómo se mueven. Y tengo contabilizado de 2010 hasta principios de este año, hemos entrenado a 7000 personas. Lo tengo firmado por cada uno, nombre y apellido, DNI, porque se lleva un registro de todo esto. Hemos tirado alrededor de dos millones de municiones”, dice con orgullo Walter Navarro.

Un modelo de Club en todo el país

El Tiro Federal General Mosconi ha tenido concursos con unas 200 personas entre civiles que gustan de la actividad y diversas fuerzas armadas y de seguridad. “Y te doy un dato. El Tiro Federal de Buenos Aires cuando hace el Nacional de Tiro Práctico van 150 tiradores. Yo cuando empecé era un vocal del Club, todos los días barría las pedanas esperando a los socios.

El Club ha tenido un gran despegue, siendo un referente del Tiro a nivel nacional. Y nuestros ingresos está dado por las capacitaciones”.

“Preparamos nuestro Tiro con aulas, tenemos equipo informático, pantalla, pantalla gigante, proyectores. Y en la parte deportiva se abrió una brecha en el mundo. Hoy, un arma de tiro, pistola de tiro de competición vale 5000 dólares. Entonces nosotros lo fuimos adaptando a la gente, un tiro deportivo más económico, como el long range de 22, el tiro en metálico, competencias no federadas. Sí federadas tenemos Carabina 50mm y Pistola 25 Metros.

Nosotros necesitamos hacer en forma permanente algo que a la gente le llame la atención, entonces fijamos cosas que está haciendo Europa, utilizando calibres menores, el 17, 22, 22 Magnum. Hoy una caja de munición de 308×50 Magtech sale 7000 pesos, una caja de 9mm que trae 50 cartuchos sale 2000 pesos. Por eso, si no mutamos desaparecemos”, expresa Walter Navarro.

La capacitación como mayor fuente de ingresos

El Tiro Federal de km 3 siempre está invitando a probar un arma de sus instalaciones, antes de comprar una, que luego decida, pero que haga antes el curso de tiro. Incluso hasta le regalan una caja de munición y luego que pueda comprar algo que realmente le guste.

“Como veníamos, nosotros no necesitábamos de la cuota para poder vivir, por eso es pequeña. Marcelo Labrador, Lucas Cocha, entre otros siempre están trabajando. A nosotros eso nos dejaba entre 30 y 40 mil pesos por semana, entonces al no tener gente se termina el negocio, por así decirlo. Los últimos tres cursos fueron a particulares, curso de autoprotección.

El curso Iniciación a las Armas de Fuego es nuestro sello fundamental, porque mucha gente quiere comprar arma y no sabe si le va a gustar o no. A veces tiene la intención y los privados son muy caros. Existe gente que compró un arma y la tiene guardada en una cajita, sin usar, esos vienen”.

“Luego está la parte deportiva, Posiciones de Tiro, pero también enseñamos a defender al que tiene un arma, la legítima defensa, como se debe actuar. Lo que corresponde como derecho. Yo, hago tiro toda la vida. Uno tiene derecho a defender nuestra vida, somos ciudadanos, existe el derecho a la vida y a la defensa.

El arma no te salva la vida, la capacitación sí. Y nos sentimos orgullosos con tanta capacitación dada, porque han venido de diversos lugares, luego han vuelto. Teníamos tres instructores, ahora nos quedan dos.

A Lucas Cocha, Federico Massoni se lo llevó a Rawson a reemplazar a un comisario. El hacía las fuerzas armadas y seguridad, era exclusivo, hacía escopeta, tiro defensivo”, expresa Walter Navarro.

“Mi vida está en el Club y no abandonaremos”

Hoy el Club está en una situación de no poder afrontar el pago de impuestos. “Y yo prefiero pagarle al empleado, es nuestra familia. Tampoco tendrá obra social. Gracias a Dios con las becas de mantenimiento nos sigue colaborando el municipio. Hoy, la canasta básica se fue a 65.000 pesos.

Pero está aquel que tiene un comercio chico, se le va al mes de gastos unos 300.000 pesos. Esto lo hacemos con mucha pasión, mi vida está en el Club y no abandonaremos”.

“Nosotros hoy extrañamos la parte social del Club, del trabajo diario, donde damos una mano al que podemos. Tenemos una gran mesa donde nos juntamos, le llamamos la mesa del saber, donde se tiran problemas a solucionar. Lo aplicamos para que tiro deportivo, Tiro Federal siga en el tiempo y sea algo hermoso. Lo estamos logrando, pero hoy tendremos que cambiar la impronta del Club.

Estamos escribiendo una norma, un protocolo para comenzar a tirar, junto a Carlos Jurich (secretario), Sergio Ambrosi (vicepresidente). El día que nos digan larguemos ya tener un protocolo, manteniendo a los empleados.

Esto pasará, habrá que poner el pecho duro y seguir adelante”, asevera por último Walter Navarro, el presidente del Tiro Federal General Mosconi.

Comentar
- Publicidad -