Elo Vázquez: experiencia de un artista autogestivo en la cuarentena

Elo Vázquez: experiencia de un  artista autogestivo en la cuarentena

La industria del arte y espectáculo es una de las más complicadas por la pandemia de Covid-19, ya que depende de la respuesta del público para sostenerse. En este rubro se encuentran los artistas autogestivos, quienes quedaron sin sustento económico, como el actor Elo Vázquez, quien en cada función da vida al payaso Morrison y también convirtió su vivienda en una sala de teatro llamada Kultural 5, por la que pasan distintos artistas con sus obras.

Ante la imposibilidad de brindar shows debido al aislamiento social, recurrió a una presentación en vivo a través de la red social Instagram el día sábado 9 de mayo, donde su público depositó un monto voluntario a través de Mercado Pago y un CBU.

Elo Vázquez: experiencia de un  artista autogestivo en la cuarentena

La misma superó sus expectativas: más de 80 personas vieron su show online y realizaron el pago de las entradas. Al respecto, el actor compartió su experiencia sobre esta particular manera de continuar con su trabajo durante la cuarentena.

Sin ingresos económicos

“La situación que vivimos en todo el planeta me llevó a dejar de percibir más del 90% de mis ingresos que provenían de mis presentaciones en festivales dentro y fuera del país, eventos públicos y privados en la ciudad y fuera de ella, igual que los talleres y seminarios de teatro, de payaso, entrenamiento de parada de manos, serigrafía, taller de edición para radio y el funcionamiento del Kultural 5” explicó Vázquez acerca de las actividades que debió suspender tras la cuarentena.

Te puede interesar
El nivel de actividad económica cayó 26,4% en abril, primer mes pleno de la cuarentena

Sobre el show online, a pesar de no poder percibir el ánimo, risas y aplausos de los espectadores, como es habitual, expresó que “lo que estaba haciendo ya lo había hecho en miles de oportunidades, en el teatro, en la carpa, en la calle, en un bar, en un asado, en un casamiento; para viejos, para chicos, para todo tipo de público y en todo tipo de situaciones y eso me permitió mantener cierta tensión en el hilo de mi actuación”, aunque también comentó que tuvo algunos problemas con la conexión sobre el final del espectáculo.

“Al payaso siempre le va a faltar el espectador”

Finalizó la transmisión sin poder escuchar los aplausos, aunque Vázquez expresó que: “La devolución llegó unos minutos más tarde en forma de cariño, en los mensajes de Whatsapp y por las redes. Un montón de capturas de pantalla y muchísimas reacciones en emoticones, aplausos y corazones”.

También mencionó que es difícil explorar este nuevo formato para los artistas autogestivos, que no tienen un equipo de cámaras, editores, productores, guionistas y capital para generar grandes producciones. Asimismo señala que “mientras no pueda volver a mis cosas de antes lo volveré a hacer” aunque afirma que “al payaso siempre le va a faltar el espectador ahí. Es otro el lenguaje y no lo elijo, pero no queda otra en lo inmediato. Habrá que encontrarle la vuelta”.

Comentar
- Publicidad -