“El personal de salud está en crisis, está en quiebra, y está presente para atenderlo a pesar de todo”

Trabajadores de la salud pública expusieron la situación económica que atraviesan por los atrasos en el pago de salarios y la acumulación de deudas, además de la precarización laboral.

El personal de salud del sistema público de Comodoro Rivadavia realizó una carta a la comunidad donde informan que la falta de cobro del salario afecto sus vidas y se sienten desprotegidos por parte del gobierno provincial.

En la misma expresan que “en este contexto de pandemia, la salud está siendo revalorizada a nivel mundial y en nuestra provincia es notorio la desvalorización del recurso humano, la poca importancia que se le da al médico, enfermero, camillero, administrativo, radiólogos, bioquímicos, técnicos extraccionistas, alimentación, limpieza, choferes, etc. que todos los días, a pesar de la cuarentena y de la exposición a una enfermedad desconocida, esta para ayudar, atender y contribuir en el bienestar de la salud de la ciudad”.

Asimismo expresaron que “el personal de salud está en crisis, está en quiebra, y está presente para atenderlo a pesar de todo” y agregan: “Necesitamos ser atendidos y dignificados. Que se valore nuestro esfuerzo y se nos retribuya dignamente”.

Salarios en tiempo y forma

La falta de pago de salarios en tiempo y forma los ha llevado a endeudarse, en este sentido explican que: “Nos han congelado el salario, disminuyendo de esta manera nuestros ingresos por el aumento del costo de vida que todos hemos sufrido”.

Te puede interesar
Los equipos de salud se unificaron para trabajar ante la pandemia

Al personal de planta se les ha llegado adeudar tres meses consecutivos, lo que los lleva a acumular deudas en intereses de tarjeta de crédito, alquileres, escuela, cuotas alimentarias, luz, gas, celulares, internet, expensas, rentas, impuestos automotores, préstamos varios; en este sentido señalan que en muchos casos deben “pedir préstamos para pagar deudas las cuales se acumulan mes a mes sin poder llegar a regularizar la situación, transformándose en círculo vicioso interminable”.

Además indican que quedan fuera de los beneficios crediticios dados por el gobierno por percibir sueldo del estado, y las deudas e intereses acarreados no pueden solucionarse con un bono de $5.000 si los sueldos no son depositados en tiempo y forma.

Precarización laboral

También reclaman contra la precarización laboral, ya que muchos de ellos se encuentra trabajando por intermedio de cooperativas, contratos temporales, o bien tienen arreglos individualizados, además del pago escalonado de salarios al igual que el resto de estatales.

Los trabajadores precarizados de la salud no cobran jubilación, no reciben ART, seguro médico ni obra social, son monotributistas que si no trabajan, no cobran, si se enferman no cobran, si se toman vacaciones no cobran.

Quienes se encuentran por “PROSATE” tienen contratos temporales debiendo facturar a la Provincia, precarizados, sin el poder de protesta por el temor a que no se renueve los contratos.

Comentar
- Publicidad -