Un docente del Colegio Deán Funes y otros voluntarios diseñaron un respirador

Un docente del Colegio Deán Funes y otros voluntarios diseñaron un respirador

Pablo Heredia, el docente que estuvo al frente del proyecto, se refirió en diálogo con Crónica al proyecto y las expectativas que tienen con la idea a futuro. Además, explicó que trabajan en otros dos proyectos para ayudar a descomprimir el sistema de salud de la ciudad.

“Me llamó un amigo del Aeroclub y me propuso armar un proyecto solidario para ayudar durante la pandemia. Empezamos a ver cuáles eran las necesidades y ahí decidimos juntarnos con un grupo de médicos y les preguntamos qué necesitaban. Nos juntamos a través de redes sociales sin conocernos y empezamos a gestionar una serie de permisos para poder circular y trabajar. Al principio nos juntábamos en la biblioteca de la Municipalidad de Rada Tilly, después el Colegio Deán Funes nos prestó el taller para poder trabajar”, contó el docente del histórico colegio de Kilómetro 3.

El proyecto del respirador

Sobre la idea de fabricar un respirador, Heredia contó que, la idea consistió en concretar un automatismo para el sistema AMBU. “La intención era quitarle una carga al enfermero o médico, para que no tenga que estar presionando constantemente para dar aire al paciente. El AMBU es una especie de bolsa que los médicos aprietan para hacer respirar a la persona. Nosotros lo que hicimos fue automatizar este proceso para que la persona no esté apretando todo el tiempo y pueda hacer otra tarea”, explicó el docente de Electrónica y Automatización.

Te puede interesar
El Municipio armará equipos de voluntarios para el seguimiento y ayuda de las familias aisladas

Con este panorama en curso, los voluntarios que diseñaron el respirador están a la espera de una reunión con el Municipio y esperan aportes para compra de insumos.

Además de este proyecto, están abocados a otros dos. El primero tiene que ver con sanitizadores de ozono para limpiar habitaciones. “Uno puede limpiar habitaciones con ozono de forma muy rápida. Se hace con corrientes muy chicas y voltajes muy grandes.

Un rayo pequeño corta la corriente que genera ese rayo y se produce ozono. Mientras haya ozono en el ambiente no se puede respirar, por eso lo que se hace es limpiar y ventilar. Justamente, el ozono se va hacia arriba, hacia la capa de ozono”, señaló el entrevistado.

Por último, reveló que se encuentran trabajando en un proyecto para descomprimir la atención en hospitales y clínicas ante la llegada de la bronquiolitis, una enfermedad que suele presentarse en esta época del año. “Estamos armando un sistema para alivianar la carga de los médicos, porque sabemos que hay pocos equipos para esto”, concluyó.

Comentar
- Publicidad -