El cerro, escenario de la felicidad

Desde muy temprano, los cerros aledaños a la ciudad fueron visitados por quienes esperaban con ansiedad, ser parte de las actividades recreativas que permitió el Municipio de nuestra ciudad. En diferentes lugares, se notó un movimiento bastante fluido. “Lo esencial es que respetemos las normas, para que esto no se interrumpa”, dijo Javier Biagetti, atleta del Amanus Running, quien eligió el circuito de “El Infiernillo” para los primeros movimientos al aire libre tras la larga cuarentena.

No fue un día más para la ciudad. En las redes sociales, muchos de los que habitualmente practican atletismo o running, mostraron la complacencia de poder disfrutar de lo que les gusta, pero al aire libre.

El 14 de marzo comenzaron las restricciones para practicar deportes con normalidad y luego esas medidas se acentuaron con la decisión de aplicar una cuarentena que impidió salir a calle. De este modo se combatió en Comodoro Rivadavia al Covid-19, retrospección que arrojó buenas noticias, porque junto a los controles en los límites de la provincia y la ciudad, el virus no se propagó en la ciudad petrolera.

Atendiendo esa realidad, la no circulación comunitaria abrió algunas tranqueras para la actividad física, denominadas recreativas. Pasaron casi dos meses desde aquel fin de semana de cerramiento íntegro al deporte.

Fue así como los cerros de la ciudad recibieron no sólo a los acostumbrados runners, sino también a deportistas que necesitaban una actividad más intensa en el orden físico.
“Por cercanía, me vine al circuito “El Infiernillo” para volver a trotar después de dos meses. Es una sensación maravillosa poder hacer de nuevo lo que a uno tanto le gusta.

Fue algo mucho más reducido de lo que estaba acostumbrado, pero es lo que se recomienda, después de la inactividad”, dijo Javier Biagetti, atleta de Amanus Running.
“Lo que sí, me gustaría que todos respetemos esto de hacer las cosas como se indican. De usar el tapaboca, de no salir en grupo, de respetar las distancias. Nos costó mucho llegar hasta acá, hay que valorarlo”, mencionó Biagetti.

Pero no sólo fueron atletas dedicados al running, quienes despuntaron el vicio de la actividad física. Hubo posteos de un sinnúmero de deportistas de diferentes actividades que mostraron la felicidad de poder trotar, de sentir nuevamente el aire en el rostro.

Para el entrenador Oscar San Juan, el factor mental es uno de los puntos netamente positivos de esta resolución. “Se necesitaba volver a trotar. Ahora, está en cada uno de los que salen al cerro tomar conciencia de este privilegio que nos toca y fundamentalmente cuidarlo para que no retrocedamos”, sentenció.

Comentar
- Publicidad -