El olímpico Héctor “Toto” Campos se radicó en Comodoro

Héctor “Toto” Campos, es referente del judo nacional, y actualmente se encuentra radicado en nuestra ciudad.

El olímpico de Londres 2012, el rionegrino Héctor “Toto” Campos está radicado en Comodoro Rivadavia trabajando como profesor de Educación Física junto al equipo de Alto Rendimiento Deportivo del Ente Comodoro Deportes. Y cuando comenzaba a desarrollar un programa con la también judoca Oritia González y la Federación Chubutense de Judo, surgió la situación de pandemia mundial. Ahora, ayuda en el control de cuarentena junto a otros profesores del área.

Su historia con el judo comenzó desde muy chico, ya que en su familia tiene 7 hermanos judocas, incluido el padre que es profesor de este arte marcial. Así “Toto” desde pequeño, se deslizaba jugando entre colchonetas, y luchando con sus hermanos. Siempre estuvo ligado al deporte del judo, y si bien el básquetbol era una de sus alternativas de juego, fue más fuerte lo que se respiraba en casa, lo que con esfuerzo luego lo llevó hasta lo más alto de un deporte en Argentina, siendo sin duda la figura de Viedma (Río Negro) y hoy camina por las calles de Comodoro.

“Somos una familia de judocas, somos 7 hermanos y todos hacemos judo, mi papá profesor. Entonces en casa solo se practicaba judo, era el deporte principal y yo era el más chico de todos. Mamá sí, cero deportes -sonrisas. Para mí el judo siempre fue parte de mi vida y mi actividad, desde 4 o 5 años. Respiré judo desde muy chiquito”.

“Así fue que se comienza a competir, primero a nivel local, luego provincial, representando luego a la provincia, los patagónicos, nacionales, hasta llegar a lo máximo que fueron los Juegos Olímpicos. En los nacionales a uno lo ve el cuerpo técnico, luego te captan, te convocan a un campus de entrenamiento, que puede ser el CENARD o cualquier otro lugar del país. Luego desde cadetes o infantiles, te comienzan a realizar un seguimiento, a medida que se va superando algunas expectativas de los entrenadores te van convocando y vas quedando más fijo en el equipo”, cuenta Héctor Campos.

“Estaba en la tribuna, faltaba uno, me sumé y
gané medalla de bronce en un Panamericano”

En el año 2010 “Toto” Campos logra hacer una buena clasificación, lo cual luego lo lleva a ser uno de los selectos argentinos que integraría la selección nacional de judo para los Juegos Olímpicos de Londres en el 2012. “Luego, siguió esa buena clasificación en el 2011 hasta al año siguiente a los Juegos Olímpicos.

Pero en el año 2008, cuando comencé a competir en la categoría mayores, que fueron mis primeros pasos en la selección mayor, después fui a entrenar a Buenos Aires en el 2009”.

“En un Campeonato Panamericano yo estaba en la tribuna, en el CENARD, viendo la competencia. Pero faltaba uno, y el entrenador me dijo si yo no quería entrar. Yo, tenía el judogui porque de paso que iba a Buenos Aires iría a entrenar, era un Junior pasando a mayores. Pero entré a competir y gané mi primera medalla de bronce en un Campeonato Panamericano de Mayores. Luego, me ofrecieron quedarme en el CENARD, con un lugar para vivir, una beca. Ahí comenzó mi carrera para un Juego Olímpico”, expresa Héctor Campos.

Héctor fue olímpico en 2012. “Realmente estar en un Juego Olímpico, es tocar el cielo con las manos”, expresó el judoca rionegrino.

“Estar en Juego Olímpico es tocar el cielo con las manos”

El atleta y profesor asegura que desde siempre estuvo apoyado por Río Negro, su provincia, desde cadetes donde ya tenía una enorme proyección. “Competía mucho en los Juegos de la Araucanía. En los cinco años que un judoca tiene que ir a los Juegos de la Araucanía estuve. Pero también estaba en la selección, me conocían mucho, entonces el apoyo estaba y siempre”.

“La sensación más linda fue llegar a lo máximo en los Juegos Olímpicos, todos sueñan con ir a un Juego Olímpico. Y cuando caés ahí te das cuenta que estás al lado de un montón de súper estrellas, que es un sueño que uno vive durante el tiempo que se permanece. Tocás el cielo con las manos, no te querés ir más de ese lugar. Es para lo que uno entrena y se dedica toda la vida”, dice “Toto” Campos (31).

En el año 2012 donde estaba con todo el enfoque de estar en un Juego Olímpico también comenzó la carrera de Educación Física. “Comencé a estudiar y cuando quise acordar ya estaba recibido. Y gracias a ese profesorado hoy estoy en Comodoro Rivadavia. Fui ahí donde conocí a mi novia que es de Comodoro -Alexandra-, se dio conocerla en los primeros días de clases, yo seguía compitiendo. Luego nos seguimos conociendo y hoy llevamos 8 años de novios”.

“Tuve una lesión grave y di un paso al costado”

En el 2018 “Toto” Campos tuvo una lesión muy fea, cuando estaba en el Gran Prix de Cancún. “Creo que fue como en octubre o noviembre, no era que estaba cerca de los Juegos Olímpicos de ahora pero estaba peleando para ir. Y tuve una desinserción de un músculo, el isquiotibial, lo cual cambió todo mi panorama. Primero estaban los Juegos Panamericanos en el 2019, yo estaba clasificado; fueron los últimos en los que competí como atleta. Fue una lesión muy dura y muy grave, mirá que he tenido fracturas, un montón de lesiones, las cuales las superé. Pero esto fue más fuerte, decidí no seguir, ya no podía competir de la misma manera y decidí dar un paso al costado”.

“Pensaba que como sea tenía que ir al Panamericano. No fue la despedida que me hubiese gustado tener, fue lo que me tocó. Me vine a recuperar a Comodoro, me tuve que operar de urgencia, luego me apuré mucho en la recuperación. Esto fue en octubre, y en enero yo estaba en Brasil entrenando. Para que veas mi grado de locura, de querer seguir compitiendo, apuré mucho la rehabilitación y seguí con los viajes que tenía previsto. Después di un paso al costado, también estaba bastante cansado, comencé desde muy chico. Uno quiere afianzarse bien con su pareja, que no se piensa tanto cuando se viaja por todo el mundo y todo el tiempo”, asegura Héctor Campos.

Héctor “Toto” Campos junto al titular de Comodoro Deportes. Actualmente trabaja en el municipio local.

El “Toto” Campos designado referente del judo en Comodoro

En Comodoro estaban haciendo un trabajo con el judo junto con la también competidora internacional, Oritia González y en el marco institucional de la Federación Chubutense de Judo, enfocado también en capacitar a los profesores. “Sí se paró todo por la pandemia. Estoy en el Gabinete Metodológico, ahí lo conocí a Hernán Martínez (presidente de Comodoro Deportes).

Entré pero primero sin judo, en el Gimnasio Nº 1. Trabajando en la preparación física, después me metí un poquito más lo que es el judo. Estábamos tratando de ordenar todos los gimnasios, me ofrecieron ser referente de la actividad, dando clases de judo igual a los chicos que compiten a nivel provincial y nacional. También estamos con un plan de capacitación a todos los profesores que están dando judo en Comodoro”, cuenta el atleta olímpico.

En el gimnasio los pibes lo admiran, los boxeadores que han entrenado con “Toto” en la parte física, sabe que se entrena fuerte, cuentan que irradia energía y motivación cuando entrena con ellos. “Bueno, veníamos bien y nos agarró la pandemia. Estaba a full con los chicos, con los deportes de combate, es algo que uno se dedicó toda la vida.

“Toto” junto a José Ríos y Flavio Benítez; integrantes del Gabinete Metodológico que tiene el Municipio local.

Estoy muy cómodo, muy contento. Tenemos de todo en poco en cuanto a disciplinas. Estoy con el profe Flavio Benítez trabajando en conjunto en el Gabinete Metodológico, más el kinesiólogo José Ríos. Con ellos comparto todas las mañanas”.

“La verdad que estoy muy contento porque me recibieron muy bien. La gente de judo me conoce de toda la vida, sabe que siempre hice un esfuerzo por dejar bien sentada a la Patagonia. Al principio estaba nervioso, caí como sapo de otro pozo, trabajando con gente que no conocía. Mantuve mi primer contacto con Hernán Martínez, luego con Martín Gurisich. Me dieron las herramientas para poder desarrollarme en todos los deportes que pueda. Y todos los deportes que me pidan ayuda no tengo ningún problema”, asegura Héctor Campos.

“Estoy colaborando en el control de cuarentena”

Confiesa que siempre Comodoro tuvo muy buen potencial de chicos en judo, que le llama la atención que eso se apagó un poco, pero que hoy junto a los profes están enfocados en potenciar la disciplina. Y rescata a Carlos Vásquez como un profe histórico que siempre siguió junto a los chicos.

Mientras tanto, a nivel Confederación Argentina de Judo, recién se está empezando a dialogar de cómo se va a trabajar con los chicos, en las clases, con un protocolo, en un deporte de mucho contacto. “Primero tenemos que cuidar la salud, algunos entrenan en sus casas. Le mandamos actividades pero se aburren haciendo cosas en la casa. Por suerte yo ahora estoy trabajando en esto del control de cuarentena. Con los vuelos que llegan, por lo menos me muevo un poco con eso. El Ente Comodoro Deportes está ayudando con todo esto también. Pero los chicos me mandan mensajes, me preguntan profe, cuándo vamos a entrenar. Yo, dentro de todo estoy un poco activo, pero viendo a los chicos es complicado”.

“Ahora hay que esperar, tener mucha paciencia sobre todo. La verdad que a mí Comodoro me da mucha paz, será que viví muchos años en Buenos Aires. Y estaba harto, cantidad de gente que cruzaba, colectivos, nadie respeta a nadie. Aquí vas a trabajar, vas viendo el mar, volvés y ves el mar, una paz, me da una tranquilidad. Hace como seis meses que estoy aquí, apareció la pandemia y desapareció el viento, parece Miami. Son las cosas que tiene Comodoro”, expresa por último el olímpico Héctor “Toto” Campos.

Comentar
- Publicidad -