Llegó colectivo con comodorenses varados en Córdoba; mañana arriban más

Controles. El viaje en colectivo sufrió unas horas de demora porque tuvieron varios controles ruteros, el más estricto –que duró casi tres horas– fue pasando Sierra Grande. En el Módulo Norte de esta ciudad también fue exhaustivo el control municipal.

Anteayer por la noche, al módulo norte de Comodoro llegó un colectivo con gente que se encontraba en la ciudad de Córdoba varada, sin poder regresar. La vuelta se pudo realizar gracias a una joven que se encargó de todas las gestiones desde la provincia del norte del país. Fueron más de veinte horas de viaje y en el medio varios controles, uno de ellos muy extenso, en el ingreso a la provincia del Chubut. Dentro del colectivo, los viajeros se sentaban de a uno, cada dos asientos, todos del lado de la ventana.
Una de las jóvenes que regresó en el colectivo conversó con Crónica y se refirió a su experiencia durante el viaje y cómo la hizo sentir la situación. “Fueron como treinta y dos horas de viaje, en realidad tenían que ser veintiséis.

A casa. Los viajeros, una vez formalizados los trámites y los controles de temperatura y demás, fueron trasladados a sus respectivos hogares en un vehículo utilitario con las debidas precauciones.

Salimos el miércoles a las seis de la tarde y llegamos este jueves a las diez de la noche, y a mi casa terminé llegando a las once. Demoramos mucho por los controles, pasando Sierra Grande nos demoraron como tres horas. Cuando llegamos a Comodoro nos tomaron la temperatura a todos y nos llevaron en una trafic a nuestras casas” contó Zoe Cáceres, una de las jóvenes que viajó desde Córdoba a Comodoro.

Cáceres tiene 22 años y estudia Psicología en Córdoba. Su vuelta a Comodoro fue por varios motivos. En primer lugar, la falta de clases en la universidad debido a la pandemia. Además, decidió volver porque quería estar con su familia y estaba preocupada por la situación del Covid-19 y lo que podría llegar a pasar en esa ciudad. “Cuando salimos de Córdoba nos tomaron la temperatura y nos dieron un papel que decía que al momento de salir de la provincia no teníamos ningún síntoma.

Te puede interesar
Cuarentena: cómo sobreviven los bares y restaurantes ante un nuevo cierre
Regreso. Una veintena de comodorenses, la mayoría estudiantes, llegaron el jueves desde Córdoba donde se hallaban varados. Dentro del colectivo, los viajeros se sentaban de a uno, cada dos asientos, todos del lado de la ventana.

Cuando llegamos a Comodoro nos dieron otro papel para llevarnos a cada uno a la casa. Bajamos en el módulo norte, nos tomaron la temperatura y nos llevaron a nuestros domicilios”.

Por otra parte, la joven hizo foco en la situación que se vive en Córdoba, una de las zonas de Argentina que actualmente es considerada endémica. “Allá cerraron por completo un hospital en el que había infectados, y pasó lo mismo en algunos barrios, aislaron a la gente y los cerraron”, contó la estudiante.

Catorce días en cuarentena

Por otra parte, la joven se refirió a cómo será su experiencia en su casa durante los primeros días. Al venir desde una zona endémica, deberá permanecer encerrada catorce días, sin poder tener contacto con el exterior ni ver a nadie. Su familia tendrá que llevarle la comida a la puerta de su habitación y usará un baño exclusivo para ella en su casa.

“Nunca pensé que iba a vivir una situación así, jamás imaginé que fuera a pasar algo así”, planteó.

“La cuarentena es algo que sí o sí tengo que hacer, estoy de acuerdo con esto, porque si llego a estar infectada el problema va a ser muy grave. Lo tomo como algo natural; cuando decidí venir a Comodoro sabía que iba a tener que estar en cuarentena. Obviamente que me va a costar estar encerrada acá en casa. Hay que tener en cuenta que vengo de una zona de riesgo, esto es algo necesario. El panorama de Córdoba no es el mismo que el de Chubut”, señaló.

Te puede interesar
El paciente tiene 33 años y “está en muy buen estado clínico”

Gracias a las gestiones de una joven llamada Daiana que vive en Córdoba, Zoe y una amiga pudieron volver a Comodoro. Su amiga necesitaba volver a la ciudad por motivos económicos, ya que sus padres ya no tenían dinero para mantenerla en Córdoba.

“Encontramos una página de Facebook que se llamaba ‘Asociación Civil de chubutenses en Córdoba’, enviamos un mensaje y nos dieron el contacto de Daiana, una chica que estaba haciendo gestiones para que la gente que estaba varada pudiera volver a la provincia. Ella se encargó de todo, habló con las autoridades para gestionar nuestra vuelta. Si nosotras confirmábamos el viaje, Daiana nos incluía en un grupo para volver a Chubut”.

“Nunca me esperé vivir algo así”

Por último, Zoe Cáceres se refirió a la situación que se vive a nivel país con la crisis desatada a causa del Covid-19 y planteó que “nunca me esperé vivir algo así. Bajar de una trafic, que me tomen la temperatura para ver si tengo fiebre y todos vestidos para la situación con mamelucos blancos, barbijos y más elementos de protección.

Nunca te esperás vivir algo así. Más que nada, pienso en lo que puede pasar después, todavía no logran encontrar una vacuna para este virus, es algo muy complicado. Yo sabía que mi familia estaba bien, pero uno siempre quiere estar cerca de ellos, por eso decidí volver”, concluyó la joven.

Comentar
- Publicidad -