Dudas sobre la conveniencia del barril criollo en estos momentos

Durante la reunión de gobernadores y representantes de operadoras petroleras y refinerías con el ministro de Producción de la Nación, Matías Kulfas, no todos estuvieron de acuerdo con un decreto que establecería el precio de un barril criollo a u$s45, lo que finalmente fue decidido por el Gobierno.

Incluso, quienes expresaron su desacuerdo también lo manifestaron por las decisiones que quedarían en manos del Estado, entre ellas el precio del combustible.

Hoy el barril a nivel internacional ronda los u$s30 y la diferencia con el barril criollo pondría en jaque a algunas empresas. Para graficar la situación: el combustible no subiría su precio, por lo tanto las refinerías no quieren pagar un barril más caro sin poder trasladar el mayor costo al precio final.

Las productoras de petróleo deberán pagar regalías por u$s45 y aquellas que exportan (por lo cual caerían las retenciones como un aspecto positivo a resaltar) recibirán por pago u$s30. La ecuación no cierra. Dejar las retenciones en 0 no es menor, porque sería un aspecto de importancia para poder mantener la actividad.

Incluso algunos sectores temen que podría haber un impacto negativo en las inversiones con posibilidades de que si se convierten en inviables en el país, se destinen a otros lugares.

El barril comenzaría a regir con fecha 1 de mayo y hasta fin de año. La situación no es sencilla. Si bien las provincias productoras se verían beneficiadas al momento de liquidar regalías, en el caso puntual de Chubut, apuntaba a un acuerdo voluntario entre productores y refinadoras con respecto al precio del barril que contemplaba una compensación para la provincia por la diferencia de precio.

Te puede interesar
Desde el domingo a la madrugada comienza la restricción de circulación

Un problema que se presenta con el decreto que se pondría en marcha es que el Estado regularía desde el precio del combustible hasta cómo deberían ser las inversiones, muy distinta a la situación actual de libre mercado, algo que de todas maneras no significa una reactivación del sector.

Las próximas horas serán decisivas para saber si todo avanza como se planteó desde el Gobierno o si hay algún tipo de cambio. Anteanoche, en la mesa de negociaciones por supuesto que estaba YPF, que según se supo apoyaría la decisión de Nación. El presidente de la compañía -Guillermo Nielsen- no participó del encuentro, en su lugar estuvo el nuevo CEO Sergio Afronti, sentado al lado de Kulfas.

Fuente: De Petróleo

Comentar
- Publicidad -